Contador de Visitas

martes, 20 de noviembre de 2012

Capitulo 41 :D

-Tom: No te conocía esa faceta Chris- le dije – creo que tu corazón está contento - Él sonrió satisfecho.
-Chris: Kim es lo mejor que pudo pasarme. Ella es especial ¿sabes? Es como si fuese mi alma gemela, algo que siempre estuve esperando… creo que siempre lo supe. Kim saca lo mejor de mí…. Es un ser excepcional.
-Tom: ¿La amas? – me atreví a preguntar.
-Chris: ¿Y eso a ti que te importa? – me dijo riendo – Ahora estamos hablando de ti, no de mi…
Además quiero que sepas que no está disponible – me dijo serio – ya supe lo de tu desliz con ella en Miami. Ahora es mía y yo luchare por ella si es preciso…

Vaya con este chico. Si que era de armas tomar.
-Tom: Eso es pasado – le dije – y no te preocupes, no pienso involucrarme en tus relaciones… lamento lo que sucedió con Kim también. Creo que es alguien con quién debería conversar también…
-Chris: Si – dijo entrecerrando los ojos – deberías hacerlo, pero por ahora debieras hablar con ______(tn)… creo que es lo primero.
-Tom: ¿______(tn) esta aquí…?- pregunté esperanzado.
-Chris: Esta dormida aun. No se ha levantado. Vamos, te llevo a su habitación.
-Tom: Chris… no sé si será correcto… - le argumente, recordando a su madre y todo eso…
-Chris: ¡Ya cállate tonto, deja de ser tan remilgado! – me dijo– Habla con ______(tn) y ya. ¿No es como si vayan a hacer algo malo por ahí o no?

Me reí de la broma tonta de Chris. Como lo había extrañado. Estábamos frente a la habitación de ______(tn) y por un segundo dude. Chris vio mi cara de duda.
-Chris: Nada de dudas acá. Ya estás aquí, ahora a conversar. Y lo harás en seguida, antes de que cambies de parecer…
-Tom: Chris, no se quizás… ¿deberíamos tocar primero...?
-Chris: Dale una sorpresa, anda…- me dijo- estará feliz de verte.

Dicho esto, Chris entro casi empujándome dentro de la habitación de _______(tn). La vi. Allí estaba, de pie al lado de su cama, con poca ropa… se veía hermosa. Era como una visión celestial. Pero había algo malo en la visión. Un ángel así no podía tener esa cara de horror. Quizás no había sido tan buena idea venir… Y entonces, lo vi. Reconocería ese cabello en cualquier sitio. Sabía antes de mirar dos veces lo que había ocurrido. Fue inevitable que mi corazón se crispara, adolorido.

-Tom: ______(tn)... – se escapo de mis labios, casi sin pensarlo.
-Tu: T-Tom..... - escuche que dijo mirándome.

De pronto, una furia incontenible se me subió por el estomago. Pero no era por _______(tn). Jamás podría odiarla. Además, aunque costase admitirlo, estaba en su derecho. Mi odio iba por otro lado. Nick. Ese maldito. Debí haberlo sospechado. La vi revolverse inquieta y tratar de buscar su ropa. Quería morderle el cuello, pero yo no tenía derecho. Tuve que tragarme mi propio veneno y hablar de una vez.
-Tom: Solo necesitaba que habláramos- dije tratando de que mi voz sonara firme y mirando a ______(tn) fijamente- Pero veo que estas indispuesta… yo lamento la interrupción- la mire de nuevo y sentí ese dolor lacerante en el pecho - en cuanto estés disponible te espero… y de verdad disculpame.
Salí huyendo de allí como alma que lleva el diablo. Ni siquiera me percaté de que es lo que habrá hecho Chris, pero pronto lo tuve a mi lado, con rostro preocupado.

-Tom: No es nada Chris – le mentí – solo lo esperare afuera… creo que es lo mejor…
-Chris: Tom! - escuche decir a Chris…
-Tom: NO – dije cortándolo – Estoy bien, en serio… la esperare en la sala.

Me senté como pude en la sala y trate de componerme. Respire a mil por minuto, tratando de contener las lágrimas traicioneras. No podía llorar. Tenía que ser fuerte. Esto era por mi causa. "Tú querías un monstruo, ahí lo tienes. Es tu creación… Nada más ni nada menos de lo que deseabas." Pensé para mis adentros. Así que a asumir mis actos, aunque doliera como nada en este mundo. De pronto comprendí tan bien a _______(tn) cuando me vio aquel día con Megan, que me sentí peor si eso era posible. Me merecía cada segundo. Y no huiría de esto. La enfrentaría.
La vi aparecer algo alterada, vestida con una linda camisa a cuadros, al misma que yo le habia dado. Me puse de pie tratando de no mostrar muchas emociones y salí a la entrada. Esto era algo que no debía escuchar nadie más que nosotros.
-Tu: Tom... - la escuche decir, mientras se acercaba a mí.

Un aroma conocido me llego de golpe y reconocí el perfume de Nick. Sin querer, se me revolvió el estomago. Me dolió tanto ese pequeño detalle, que no pude evitar que un poco de veneno destilara por mis labios.
-Tom: Hueles a él – me escuche decir, mientras retrocedía un paso. No debí decir eso.
Me arrepentí al momento de decirlo, pero ya era tarde. Tenía que contener mis emociones. Eso no era su culpa, era mía. Toda mía. Me repetí mentalmente. Me pase una mano por el cabello y respiré hondo antes de continuar - Tan solo quería explicarte que no has tenido la culpa de nada sobre lo que sucedió anoche… cuando fuiste a mi casa.

Mi mente voló a esa noche. Si no hubiese sido por mi problema con lo del sexo y todas mis frustraciones con lo de dominar y ser dominado, probablemente la que hubiese despertado en su cama no sería Nick. Hubiese sido yo, Maldita sea. Quizás las cosas se hubiesen arreglado, aunque no era seguro. Decidí no pensar más en esa posibilidad.
-Tu: No… Tom…- trato de decirme. Pero no la deje hablar. El que debía las explicaciones era yo, no ella.
-Tom: Déjame hablar por favor – Mi corazón estaba al borde del colapso, adolorido. Trate de no mostrar demasiado lo que sentía, tenía que cumplir mi cometido - Solo quería que supieras que no quiero pelear ni discutir mas contigo- dije- solo quiero que veamos la opción de ser amigos. Nuestras familias están un poco unidas… tu sabes… Alice y Dylan…

La vi asentir, pero no entendía nada lo que yo decía. Es probable que pensara que se me había zafado un tornillo. Es verdad que en mi fuero interno quisiera gritar y gritar hasta quedarme sin aliento, pero no podía… eso lo hubiese hecho el antiguo Tom, no el nuevo. Yo quería mejorar. Yo quería ser mejor. Aunque el corazón me doliera.

-Tom: Así es que…-le dije sonriendo- solo piénsalo. Nosotros podemos llevarnos mejor, por el bien de los chicos… puede que hasta terminemos siendo familia… claro que no nosotros, por supuesto… me refiero a mi hermana y al tuyo… - Me golpee mentalmente por dejar fluir un poco mis pensamientos. Familia. Ella y yo… ¡rayos! Mi lengua me traicionaba… Me reí con tristeza.
La vi acercarse un poco y mirarme -
-Tu: Tom… por favor… Y-yo te…

Pero no la deje continuar. Si decía eso, todo se derrumbaría. No podía escucharla decir eso ahora. La quería con toda mi alma, pero eso la amarraría a mí. No deseaba eso. Tenía que ser cuando el corazón libre y sin culpas lo sintiese y lo gritara. Ahora, luego de tantos errores y con nuestros corazones con dolor no era el momento. Además, si lo decía, yo me perdería en sus brazos y la arrastraría conmigo, hacia su perdición.
-Tom: No lo digas, por favor, no lo digas. No lo soportaría.

Vi como mis palabras le dolieron. Por un momento desee mandar la compostura y lo correcto al diablo y solo perderme en sus brazos, decirle que olvidara a Nick y que yo podría darle lo que quisiera… pero eran sus elecciones y yo no era nadie para cambiarlas.
-Tom: Yo- dije luego, tratando de romper el silencio incomodo-… no quise interrumpir lo de Nick y tu… lo siento… -le dije, realmente avergonzado…- no volverá a ocurrir.
-Tu: Kaulitz...– me dijo despacio.
..................................................................












2 comentarios:

  1. Agh! Maldita sea: leo capítulos que me matan de intriga y me sacan emociones fuertes, ¿y tú me re-matas con éste capítulo? Joder, un día ya no me verás aquí leyendo tu fic ni las demás por infarto fulminante, de verdad.

    Esperaré el siguiente con muuuuuchísisisimas ansias.

    Cuídate. Muchas vibras positivas. ¡Chao! :B

    ResponderEliminar
  2. Yampiii kiero saber q pasara con ellos!! Un acercamientooo.. Algooo..
    Siii me rematas con este capitulo pobre Tom aunq si ps le toca sufrir :P
    Siguelaaa prontoo.. Me enacantaa mucho la fic :D
    bye cuidate

    ResponderEliminar