Contador de Visitas

miércoles, 26 de diciembre de 2012

Capitulo 54 y 55 :D


Narra ______(tn).


Estaba frustrada y enojada. Muy enojada. Pero más conmigo misma que con Tom… ¿Como me fue a encontrar en una situación tan comprometedora…? Ahora no dejaría de joderme, eso era seguro. ¡DIABLOS!
Y lo peor es que ni siquiera pude terminar lo que comencé. Estaba en la mejor parte, imaginándome su cuerpo sobre mí, sus labios rojos… y tenía que aparecerse. Por un momento quise tomarlo y traérmelo adentro y terminar con todo esto de una buena vez amarlo hasta que uno de los dos perdiera el sentido, pero esa no era la idea… Tenía que hacer que Tom lo suplicara, lo pidiera… y reconociera que me amaba. Si lo hacía, el resto sería fácil. Pero si no… bueno, para que pensar en eso. Me iría por el lado optimista.

Ahora no me atrevía a salir del maldito baño. No sabía con qué cara mirarlo, aunque quizás lo mejor seria bajarle el perfil y no mostrarme avergonzada… quizás incluso lo podría usar como arma. Decidida, salí del baño y claro, Tomestaba esperando afuera de su habitación. Respire hondo y me arme de valor. Me metí directo en su dormitorio.
-Tom: ¿Estás más relajada? – pregunto sonriéndome, "No me vas a ganar Tom" pensé yo.
-Tu: Mucho mas ahora, gracias- dije sonriendo.
-Tom:Eres una sucia pervertida _______(tn) – me dijo, sonriendo aun – No es posible que te andes manoseando en los baños.
-Tu: Hey, es mejor de lo que piensas… no hay embarazos y tampoco le tienes que caer en gracia… mejor que un chico- reí yo.
-Tom: Eres repugnante – me dijo, con una cara de asco que no le creí.
-Tu: Yo creo que más bien te gusto- dije convencida.
-Tom: Estas enferma… ¡demente!, no me interesa estar mirando vaginas por ahí- murmuro.
-Tu: Déjame reírme – le dije- que yo recuerde, es tu pasatiempo favorito.
-Tom: Hace mucho que dejo de serlo- dijo ofendido.
-Tu: Pues déjame decirte que eras menos amargado cuando eras un pervertido– reí yo- ahora eres un mojigato aburrido. Antes tenias mas chispa.

Lo vi tensarse y ponerse rojo. Estaba furioso. Me reí por lo bajo. Era tan fácil molestarlo que era ridículo. Si me conociera sabría que estaba solo mintiendo para enfurecerlo. No parecía notarlo.
-Tom: Podrías al menos andar relativamente vestida cuando estés por la casa- me chillo bastante enojado.
-Tu: No me da la gana – le dije – Además, no tengo mucha ropa… es preferible cuidarla.
-Tom: No es de buena educación andar con el trasero al aire todo el día- dijo en tono burlesco.
-Tu: ¿Te molesta? – le pregunte – ¿O más bien será no te puedes concentrar?
-Tom: JA! no eres nada especial ______(tn)– me gruño– No te creas el centro del universo.
-Tu: No, para nada. Pero sé que te gusta verme sin ropa- le dije.
-Tom: Bájate de esa nube ______(tn) – me contesto.

Me reí y me metí entre las sabanas de su cama, tratando de acostarme. Se había hecho un poco tarde y aunque Tom aun no lo sabía, al día siguiente habría mucha acción en casa. La fiesta organizada por Alice.
-Tu: Deja de hablar y ven a la cama- le dije con voz suave.Sentí como acelero su respiración un poco, y me reí bajito. Ahora empezaba con la tortura de tenerme a su lado desnuda. El problema es que no me imaginé que Tom también tenía sus armas - ¿Te vas a acostar o qué? – le pregunte mirándolo.

Entonces vi que sonreía con malicia. Esto no podía traer nada bueno. Lo vi quitarse la camiseta con una lentitud exasperante, y luego los pantalones… Como yo misma había eliminado su ropa interior, quedo desnudo… y válgame Dios, casi se me salen los ojos de la impresión. Solo esperaba no haber sido muy evidente.
Y se acostó a mi lado. Ahora sí que estaba muerta. ¡MIERDA!

-Tu: Tom deberías ponerte algo para dormir- le dije severa.
-Tom: ¿Por qué? ¿No puedo hacer lo mismo que haces tú?- me pregunto con aire inocente.
-Tu: Yo no tengo que ponerme – le gruñí- Tu si tienes, así que no me vengas con esas cosas… si estas desnudo es porque lo quieres.
-Tom: ¿Qué? ¿te pongo nerviosa…?
-Tu: Claro que no…puedes hacer lo que quieras, me da igual- le dije algo molesta- Solo lo decía por tu comodidad.
-Tom: Así estoy cómodo- dijo mirandome pervertidamente.
-Tu: Perfecto. Pues que duermas bien- le dije.
-Tom: Igual tu - me dijo riendo.





• Capitulo #55



Narra _______(tn)



-Tom:¡Alice!- le gritó al saludarlo, dándole un abrazo.
-Alice: TOM!- saludo dándome una mirada significativa.
-Tom:: Hey Kim – saludo Tom tratando de parecer amistoso.
-Kim: TOm... – contesto seria y sin mirarlo.
-Tom: ¿Cómo es que has decidido hacer una fiesta casi sin avisarme? – le gruño volviendo a mirar a Alice -¿y porque vistes así? ¿Hay alguna ocasión especial?
-Alice: Así es Tom- rio - pero ten paciencia, ya lo sabrás.
-Dylan: Hey ______(tn) – grito mi hermanito al verme- ¿Cómo va todo?
-Tu: Bien – le dije riendo-¿Hey, trajiste lo que te pedí? – le pregunte.
-Dylan: Claro – me dijo, dándome una bolsa- Acá esta todo.
-Tu: Gracias - le dije – iré a cambiarme.


Subí la escalera de dos en dos, mientras con premura me quitaba la ropa que traia y lo cambiaba por la ropa que me había traído Dylan. Era un vestido ajustado color azul electrico, lo suficiente como para vestir semi formal. Me calce los zapatos y me mire en el espejo. Me peine el cabello con los dedos y me puse un poco del perfume que también me habían traído.

Cuando volví a bajar, Tom me quedo mirando con algo se asombro. Me sonreí y deliberadamente lo ignoré, y casi corriendo fui donde Chaz, a quien casi levante en un tremendo abrazo.
-Tu: Como has estado- le dije, realmente feliz de verlo- ¿Me extrañaste?
-Chaz: Tu sabes que si- rio alegremente.
Lo tome de la mano y lo lleve hacia la sala, en donde nos sentamos. Mire por el rabillo del ojo a Tom, que no me quitaba los ojos de encima. Una vez que estuvimos sentados, Chaz me susurro.

-Chaz: ¿Y cómo va todo?
-Tu: Yo creo que bien- le dije, susurrando a la vez- pero no ha sido tan fácil como pensaban ustedes… Tom es de armas tomar.
-Chaz: Bueno, pero han avanzado algo… yo creo que si por la forma en que nos mira…
-Tu: Estoy segura de que siente algo por mi – dije convencida- pero es incapaz de decirlo aun… así que no hare nada hasta que me lo diga…. No niego que he estado a punto de flaquear y mandar todo al diablo. Pero la quiero demasiado como para permitirme fallar.

Chaz me quedo mirando con ternura y me acaricio el rostro.
-Chaz: Espero que sepa lo que tiene entre manos – murmuro- Eres una chica muy valiosa. Ojala se dé cuenta pronto.
-Tu: Solo quiero que estemos juntos. Pero sin barreras. Lo amo y quiero que Tom haga lo mismo.
-Chaz: Yo creo que lo hará- dijo- pero necesita un pequeño empujoncito.
-Tu: Yo creo que más bien uno tremendo – reí.
-Chaz: Esto la hará reaccionar un poco mas rápido – me dijo.

Y antes de que me diera cuenta, Chaz me estaba besando. Por un segundo quise separarlo, pero me basto ver la cara de espanto de Tom para querer seguir haciéndolo. No fue algo muy desesperado. Solo un tierno beso en los labios. Pero fue suficiente para que Tom entrara en cólera. Y eso me gusto.

Lo vi irse hacia la cocina hecho una furia y escuche un par de vasos romperse. Podría apostar a que fue él.
Alice y Dylan me miraban felices y me hacían gestos demostrándome que todo marchaba a la perfección. Chris reía y se dirigió a la cocina, al parecer a hablar con Tom.
Kim se acerco a mí.
-Kim: Parece que alguien se puso celoso – rio – Me parece bien que sufra un poco… ¿pero le has dado motivos para que este así? – me pregunto Kim.
-Tu: No he hecho nada Kim - le aclare- aunque ganas no me han faltado…
-Kim: Yo no sé cómo te has contendido…
-Tu: Francamente ni yo lo sé… - reconocí.
-Kim: Creo que hoy Chris me pedirá que sea su novia- me dijo sonriente y muy emocionada.
-Tu: Bueno, creo que ya estaba bueno… le dije yo- felicitaciones.
-Kim: Bueno...Solo quedas tu hermanita…

La fiesta iba bien y pronto comenzó a llegar más gente. No conocía a muchos. Chris y Kim estaban muy cerca en la barra y si esos dos no se hacían novios hoy no lo harían nuca. Tenían una especie de relación informal, según me había contado Kim, pero al parecer ambos querían algo más. En realidad me alegraría que mi hermana tuviese al fin alguien con quien ser feliz. Me sentía contenta de ver que mis dos hermanos estaban evidentemente enamorados. Para cuando pensé que ya no llegaría nadie más, escuche una vez más la puerta. Esta vez fue Toma abrir, que desde el incidente con Chaz no me había vuelto a mirar. Pero cuando vi quien llego, me toco mi turno de furia.

Allí en la puerta, estaba Nick y Megan. No me podía creer que diablos hacían ellos aquí. Bueno por Nick no tanto porque con él ya habia arreglado todo, lo decia por la zorra de Megan. No creía que Alice la hubiera invitado. Me puse de pie y me dirigí a ella, que estaba feliz en la barra besándose con Dylan.
-Tu: ¡ALICE!- le grite y Me miro con rostro contrariado.
-Alice: ¿Qué pasa ______(tn)?-me pregunto.
-Tu: ¿Qué hacen esos dos acá? Y lo digo más por Megan- bufe, indicandolos.
-Alice: Maldicion, no lo sé… yo no los he invitado.
-xXx: Fui yo- escuche una voz a mis espaldas.

Y vi a Tom de brazos cruzados, con mirada altanera y bastante furioso al parecer.
-Tu: ¡Pero te volviste loco!- le grite – ¿Es que no te basta todos los problemas que hemos tenido con ellos para que sigas metiéndolos en tu vida?
-Tom: Necesitaba algo de diversión – me dijo –Además, yo los meteré en mi vida, pero tú los metes en tu cama- dijo mirando a Nick.
-Tu: Y eso a ti que más te da… no es algo que deba importarte- le dije, furiosa.
-Tom: Bueno, pues entonces no hay problemas… - Y se fue entre la gente. Pude ver a Nick mirándome con insistencia, y yo quería que me tragara la tierra. NO queria hablar con él en ese momento, ademas no entendia que hacia aqui. ¿No se suponia que estaba en Francia estudiando?

Trate de escabullirme sin éxito, pues a los pocos minutos ya tenía a Nick pegado mis espaldas.
-Nick: ______(tn)- la escuche decir.
-Tu: Nick perdoname, de verdad no me siento muy bien. NO tengo ganas de hablar con nadie.
-Nick: Por Tom no es asi? - Me dijo con cara comprensiva.
-Tu: Si... tuvimos una discución. Pero no quiero hablar de eso, en serio, espero lo entiendas. Mejor hablemos de ti. Que no estabas en Francia?
-Nick: Si, bueno tuve que venir. Mi madre no ha estado muy bien de salud, asique decidi venir a hacerle compañia unos dias. hasta que mi padre regrese de su viaje de negocios - Me dijo algo triste.
-Tu: Humm.. Lo siento, espero y se mejore. Oie.... amm puedo preguntarte porque llegaste con Megan? No se supone que terminaron?
-Nick: Si, bueno me la encontré de camino aqui y me ofrecí a traerla, pero sin ningun compromiso. Además Tom me dijo que viniera, pero de seguro lo hizo para molestarte - desvie la mirada hacia el costado.
-Tu: Si de seguro lo hizo por eso...Nick yo…- trate de decir.
-Nick: No _______(tn), no tienes nada que explicar- dijo – Se nota a leguas que amas a Tom. Yo creí que no era algo tan serio. Pienso que deberías hacer algo para aclarar esos sentimientos… ¿Él en realidad lo sabe?
-Tu: No se lo he dicho- dije, sincera.
-Nick: Y supongo que Tom tampoco- murmuró – Son tan testarudos… por favor, solo quiero que tengas claro que a pesar de todo lo que viví, yo creo en el amor… y eso es lo que hay entre ustedes… lucha por eso.

Mire a Nick agradecida. No pude evitar abrazarlo de pura felicidad.
-Tu: Desde que me diste la notica la vez pasada que nos vimos, soy muy feliz, ya no puedo esperar y decirle a Tom– le dije – Y disculpa por estar tan contenta pero…
-Nick: No te preocupes- me dijo comprensivo- entiendo perfectamente.

Estaba feliz. Lo único que quería era que Tom lo supiera… y claro. Tom tenía que estar allí, mirándome.
Me solté del abrazo de Nick y me dirigí a él.
-Tu: ¡TOM!– le dije.Pero él huyo antes de que pudiese acercarme. Lo vi correr hacia la puerta de entrada y tomar las llaves de su auto Yo salí persiguiéndolo, esta vez sí que no se me escapaba - ¡TOM! – grite tratando de que parase. Pero de nuevo no se detuvo. Lo vi entrar a su auto y acelerar a toda velocidad.
-Chaz: Síguelo – escuche la voz de chaz a mis espaldas- ¡Toma las llaves de mi auto, vamos que esperas… síguelo!

No lo pensé dos veces y luego de besar a Chaz en la mejilla, salí disparada tras Tom. A los pocos minutos lo pude divisar a los lejos, pero conducía como un loco y me dejaba atrás constantemente. Estuvimos así al menos unos quince minutos, hasta que lo vi desviarse hasta un camino y luego perderse en las afueras del bosque. Cuando llegue vi que se había bajado del auto y lo divise corriendo entre los arboles.
-Tu: ¡Tom!- grite nuevamente. Pero no me contesto. Tuve que correr con rapidez para alcanzarlo, ya que corría bastante rápido, pero no más que yo. Cuando por fin lo alcance Tom estaba sentado en el suelo, al parecer estábamos en un prado, no lo sabía con exactitud, pero agradecí que hubiese luna llena o no hubiese dado con él - ¡Tom!- grite de nuevo acercándome.
-Tom: No te me acerques – dijo poniendo sus manos de barrera.
-Tu: Tom.. por favor… -le rogué.

Entonces vi que estaba llorando. Y no solo era llanto, era un llanto desgarrador. Se me encogió el corazón de verlo de esta forma y me arrodille a su lado.
-Tu: T-Tom...- le susurré, tratando de tocarlo.
-Tom:No lo hagas, por favor- dijo- no me tengas compasión- no lo soporto- me dijo.
-Tu: Tom.... por favor, necesito que me escuches - Él levanto la mirada y su rostro estaba descompuesto por el llanto. No entendía porque sufría tanto, sinceramente- No deberías estar llorando – le dije, acercándome a él – No te ves lindo cuando lloras.

Se le escapo una risita ahogada y suspiro.
-Tom: Soy una estúpido- dijo – no sé porque hago todo lo que hago y no sé qué pasa conmigo… solo sé que mi corazón me duele… -se quejo.
-Tu: Quizás no estás escuchando – dije esperanzada.
-Tom ¡Todos son felices! - me dijo- ¡Christian, Dylan, Alice….Incluso la maldita Kim! - grito- y yo no puedo ser feliz, me he equivocado una y mil veces y parece que el destino se empeña en demostrarme que yo moriré solo…
-Tu: Pero Tom…
-Tom: Mira, hasta tú tienes a Nick- dijo con dolor- y yo como estúpido solo…
-Tu: Pero Tom entre Nick y yo no hay nada…- Tom me miro como si hubiese visto un extraterrestre.
-Tom: ¡Pero yo los vi! – chillo - y tú estabas tan feliz…
-Tu: Pero no por la razón que crees- le dije, acariciando su cabello.
-Tom: ¿Entonces?- murmuro con voz temblorosa, mientras sus ojos me miraban con ansiedad.
-Tu: Tom.. Nick hablo conmigo conmigo hace un tiempo algo muy importante. Yo y él… no nos acostamos. Es decir, no tuvimos sexo. Hasta yo pensé que si, pero Nick me aclaro que me quede dormida de tan borracha que estaba y que no paraba de decir otra cosa que no fuera tu nombre… y no paso nada.

Los ojos chocolate de Tom se abrieron emocionados.
-Tom: ¿E-es eso verdad?- me dijo.
-Tu: Es la verdad- le conteste.
-Tom: Oh- dijo estremeciéndose un poco- ¿Supongo que eso me deja como un estúpido verdad?
-Tu: Nunca serás un estúpido- le dije.
-Tom ________(tn)… - susurro tembloroso.
-Tu: ¿Qué Tom?- le dije apremiante.
-Tom: Bueno no se… es que yo…
-Tu: ¿Qué es lo que quieres decir Tom…?
-Tom: ¡No me digas Tom! Dime Kaulitz- se quejo.

Yo reí por lo bajo. Estaba emocionada Tom se veía tan frágil y tan delicado en este momento que no me daba ni cuenta de mis palabras.
-Tu: Bueno Kaulitz… dime… yo te escucho.
-Tom: Bueno es que yo… yo… balbuceó nervioso.
-Tu: Dilo… por favor dilo- suplique angustiada.
-Tom Y-Yo…
-Tu: ¿Tu Qué?
Tom se quedo en silencio una vez más y me miro, aumentando mi angustia. Estaba desesperada por escucharlo hablar y que me dijera lo que sentía… ¿lo diría… en realidad? O quizás me diría que lo de nosotros jamás podría ser… y seguro ahí yo me moría o me daba algo. Me angustie más aun, si era posible.














domingo, 23 de diciembre de 2012

Capitulo 53 :D

-Tu: ¿Y lo dirás?- pregunto ella – puedo seguir así toda la noche- dijo con voz sedosa.
-Tom: Está bien… lo siento – gemí frustrado.
-Tu: ¿Serás un buen chico? – pregunto acariciando mis nalgas.
-
Tom: Si, lo seré – dije yo, cansado.

______(tn) me soltó y me puso sobre la cama. Comenzó a quitarme la ropa mojada. La mire expectante y no quise hablar. Ya ni me valía quejarme, así que la deje hacer. Pronto me tuvo desnudo, pero no pareció sentirse incomoda. Rebusco entre la ropa y me paso un par de jeans y una camiseta.
-Tu: Ponte esto – me dijo – lo siento, pero tendrás que prescindir de la ropa interior.
La mire con odio, pero ______(tn) solo rio. Incluso así se veía sexy. Ya no se veía molesta. Se acerco a mí y me acaricio el cabello, luego me dio un suave beso en la frente, que me hizo arder la sangre. Increíble. Todo lo que hacía solo me hacia subir la llama del deseo.
-Tu: Te espero abajo- murmuro suave.
-
Tom: Ok- le dije sumiso.

No me podía creer lo que acababa de pasar. Y peor aún. No me podía creer que me hubiese gustado. ¿Qué tipo de perversión era esta? Jamás nadie me había puesto un dedo encima, ni papa ni mama… y de pronto esta chica venia y me daba de nalgadas y a mí me gustaba.
La única vez que alguien había sido así conmigo había terminado todo muy mal…pero ahora todo era tan diferente que me confundía. Me acaricie el trasero adolorido y me sonreí solo. Que estupidez, esto no podía ser.

Me puse la ropa que me dio y baje con cuidado las escaleras, pero a la mitad, ______(tn) estaba allí. Me tomo del brazo y bajo lentamente por el hasta llegar a mi mano para poder entrelazar nuestros dedos. Me sentí volar y solo deseaba que no me soltara, el solo contacto con su piel me hacia estremeser. Me acerque un poco a ______(tn) casi abrazandola y pude respirar el aroma suave de su piel y me sentí como si fuese mi hogar. Escuchaba los latidos firmes de su corazón y eso me calmaba. Se sentó en un sillón conmigo aun tomados de la mano. No sé en que momento paso que me jalo de mi camiseta, quedando yo encima de ella, solo pude sentir como comenzó a acariciar mi trasero con cuidado.
-Tu: Lo siento si me excedí- Me dijo con suavidad al oído.
-
Tom: Está bien – dije yo sonriendo – creo que me lo merecía ______(tn) rio suavemente.
-Tu: No sabes lo que dices – me dijo.
-
Tom: Está bien- Le conteste, no quería discutir, no era el momento.
-Tu: ¿Te gustaría que te acariciara un poco más?- me pregunto, aun más cerca de mi oído.
TomSi- le dije aun sin moverme de encima de ella- me encantaría.

______(tn) me acercó aun más a su cuerpo, quedando yo entre sus piernas, pero no me quito la ropa. Puso ambas manos sobre mis nalgas y comenzó a acariciar suavemente, mientras sus manos ascendían por mi espalda.
-Tu: ¿Así está bien?- me murmuro.
-
Tom: Si – susurré yo, extasiado.
-Tu: Mmmmmm – la escuche murmurar, mientras seguía acariciando.

Mi cuerpo se tenso ante la sensación genial de sus manos. El dolor de mi trasero fue lo último que recordé, mientras su manos se deslizaban agiles sobre mi cuerpo. Bajaban por mi espalda y subían, luego acariciaban mis nalgas y volvian a ascender… Una serie de temblores comenzó a dominar mi cuerpo y sin temor a equivocarme, sentí como algo se endurecía. Mi sexo respondió y me sentí aun más extaciado. Un gemido se me escapo entre los labios. Podría quedarme así por toda una vida. Yo, una habitación y las manos de _______(tn) recorriendo mi cuerpo…

-
Tom: ______(tn)... – gemí despacio.
-Tu: shhhh... Tom No digas nada - contesto con voz temblorosa.
Y sus manos siguieron acariciando, cada vez con más fuerza, haciéndome estremecer por completo.
La sentí temblar un poco, y mi mente me llevo a la ocasión en la que la tuve tan cerca de mí, y ella temblaba bajo el toque de mis manos. Quise repetir, y me ahogue en las sensaciones. Quise llegar más allá deslizando mi mano por su ropa interior para llegar a su intimidad, pero fue un gran error...

______(tn) se alejo de mí, con rudeza, dejándome sentado en el sillón con aire contrariado. Me miro casi con furia y se alejo de mí sin decir palabra.
Tom:¿Qué hice mal?- salió de entre mis labios.
-Tu: ¿Somos AMIGOS recuerdas? – gruño ella caminando hacia la cocina.

Claro. Amigos. Mi maldita regla. Me odie internamente.
-Tu: Vamos a la cocina- me dijo con el rostro serio.La seguí como perrito faldero hasta la cocina. Entonces vi que su rostro había cambiado. Ya estaba alegre, como hace unos momentos - ¿Sabes hacer comida italiana? – me pregunto.
-
Tom: Tengo una idea- conteste.
-Tu: Vamos, yo te guio- me dijo- pero quiero que tu cocines.
-
Tom: Está bien- dije ya resignado.

Jamás había cocinado, pero había visto a Alice haciéndolo. Era increíble, me tenían en la cocina donde yo jamás pensé que estaría. _______(tn) me puso un delantal y se sentó en el mesón.
-Tu: Vamos esclavo, quiero comer algo delicioso - Dijo riendo.
Sus palabras me enfurecieron otra vez. Parecía que estuviese jugando conmigo y lo hacía muy bien… y lo peor de todo era que me gustaba. Todo lo que hacía me gustaba y ya parecía un enfermo masoquista o algo así… ¿qué es lo que estaba pasando conmigo?

Hice cada cosa que me pidió y me sentí feliz de obedecerla. _______(tn) se reía mucho y yo también. Quizá podíamos llevarnos bien, tal vez esto resultara.
Como cocinero yo moriría de hambre. Eso fue un hecho constatado al tratar de hacer comida y conseguir hacer un desastre. Finalmente fue ________(tn) la que termino cocinando, y yo me dedique a ensuciar todo, sin producir nada que se viese comestible.

_________(tn) reía y su sonrisa era como bálsamo para mis oídos. Creo que era lo más hermoso que había escuchado. Me burle de ella cuando se le ensucio la nariz con salsa de tomates y por más que trataba de limpiarse no lo conseguía. La mancha seguía ahí.
Tom:¡Pero que bruta eres!- termine por decirle, exasperado.
-Tu: Cuida tu vocabulario conmigo- me dijo sonriendo- o te castigare de nuevo esclavo.
-
TomDéjame limpiarte – le dije riendo.

Tome con cuidado un trozo de papel y antes de limpiarla, se me ocurrió una osadía. Acerque mi boca y le quite la salsa con mis labios. Me aleje un poco preocupado de su reacción, pero vi que tenia los ojos cerrados y no parecía disgustada. Me miro un momento y creí ver algo distinto en sus ojos. Quede prendado de su mirada. De pronto, todo pareció desaparecer alrededor nuestro y se acerco con lentitud… demasiado lento para mí, pero la deje ser y no me moví, para asegurarme de que era _______(tn) quien daba el paso… Y cuando estaba solo a milímetros de mi lo escuche murmurar.

-Tu: ¿Hueles eso?- En realidad yo no olía nada, solo la veía a ella y sus labios, pero ahora que me lo decía…
-
Tom: ¿Huele a quemado? – pregunte.
-Tu: ¡La comida! - grito ________(tn) separándose de mí de golpe.

No sé porque de pronto comencé a odiar la comida italiana. En serio. Me limpie las manos frustrado (una vez más) y me quite el delantal a tirones. Era increíble lo voluble que se había vuelto mi temperamento con ________(tn), en un segundo estaba en el cielo y al otro en el infierno. La odiaría a muerte… si no la amara tanto.
-Tu: Vaya, la comida esta arruinada – dijo riendo – ¿Te apetece pizza? – pregunto mirándome.
-
Tom: No quiero comer, no tengo hambre – gruñí.
-Tu: Pero Tom, no has comido desde el desayuno- se quejo– Debes comer.
-
Tom:: En serio, no quiero- dije molesto.
-Tu: ¿Y no hay nada que quisieras comer? – pregunto acercándose.

Si me lo preguntaba así… me la comería a ella… Pero bueno, parece que yo no era de su gusto. Estúpida _______(tn), con su estúpida sonrisa y su estúpido buen cuerpo.
Tom:No, gracias- dije – estoy bien asi.
-Tu: Bueno, yo comeré si no te molesta – dijo.
Tom:Pensé que la comida se había arruinado- dije, picado.
-Tu: Claro, por eso es que mandare a pedir pizza- me dijo saliendo de la cocina.

El resto del día paso lento, mientras yo todavía estaba molesto en mi habitación. ¿Cómo podía ser tan difícil, algo que antes se me hacia tan fácil? Nunca jamás alguien se había resistido tanto a mí, ni siquiera la misma _______(tn), pero ahora parecía estar hecha de piedra.
Salí de la habitación, decidido a hacerle unas cuantas preguntas y ver si sacaba algo en claro. Todo esto era muy extraño y no me convencía. Así que mejor lo conversaba con _______(tn)…

La busque en vano, no se encontraba en la habitación ni en la piscina… tampoco en la cocina o en la sala… ¿Dónde podría estar? Dando vueltas por la casa fue que escuche un leve ruido proveniente del baño. Quizás estuviese allí, pero me extrañaba que la llamara y no contestara… en realidad me preocupe un poco. Me acerque al baño con sigilo y puse mi oreja en la puerta. No se escuchaba nada, aparentemente, pero de pronto, pude distinguir claramente un gemido. Y no era otra cosa, estaba seguro. _______(tn) estaba gimiendo en mi baño… ¿estaría con alguien?

La furia me lleno por completo y furioso abrí la puerta del baño de golpe, sin esperar contestación…. Y lo que vi me dejo pasmado. No estaba con nadie, pero por un momento hubiese querido que así fuera… ¡Por favor que me tragara la tierra! ______(tn) estaba de pie en la ducha… ¿masturbándose?
Pasaron varios segundos en que no me vio y siguió con su faena. _______(tn) se tensaba y pude ver con claridad el marcado torso y sus piernas en tensión. El movimiento rítmico de su mano me hizo sentir celos y desee ser yo el que estuviese allí. Sus ojos cerrados me mostraban que estaba disfrutando el momento, y un calor conocido se me subió por las piernas y se me instalo entre ellas.

La seguí mirando y me quede pegado en la puerta, estático y asombrado. Fue entonces cuando me vio. _______(tn) quedo pasmada también y no se movió. Por unos segundos que me parecieron eternos, sus ojos se fundieron con los míos. Pero luego todo paso de golpe y el grito que me lanzo me devolvió a la realidad.

-Tu: ¡Tom Kaulitz ! – grito furiosa y tratando de taparse.
-
Tom: ¡Oh mi Dios, lo siento mucho! - grite, cerrando la puerta antes de que me diera con un jabón en la cara. Sentí un repentino calor.

En realidad no lo sentía para nada. Eso sería mentir. Había tenido la visión más esplendorosa de _______(tn) en mi baño. Y eso no se iba a quedar así..............





















jueves, 20 de diciembre de 2012

Capitulo 52 :D

Narra Tom.

''Te odio, amor mio.''

Me retire frustrado de la piscina, no podía creer que ______(tn) se estuviese comportando tan… no sé, ¿Fría? Ella solía ser tan tierna, tan amable, dispuesta a mi siempre… y me la habían cambiada por esta amiga sexy e insensible a mis encantos.
Yo al contario de ________(tn), no era indiferente a sus atributos. Eso que se le había ocurrido de andar desnuda a todas horas era como un suplicio para mí. En más de una oportunidad me daban ganas de lanzarme encima, pero no podía dejar de cumplir mi palabra… seriamos amigos. Yo mismo lo dije. No podía ser tan débil… ¿o sí?

Subí a mi habitación y me saque mi boxer. Maldición, había ganado la apuesta solo porque ni me esforcé en ganar, pues pensé que se le ocurriría algo bastante más sexy que ponerme de cocinero… Al parecer, yo no le causaba efecto. Pues eso estaba por verse, si ________(tn) jugaba yo también podría… Así es que decidí ponerme algo de ropa más reveladora. No tenia mucha, desde que había decidido cambiar mi guardarropa, extrañe algunas de mis prendas mas picantes, que hubiesen sido especiales para este momento… pero siempre existen otras opciones, así que tome una polera sin mangas, esas que ocupo en ocaciones para hacer ejercicio con unos pantaloncillo razgados hasta la rodilla, luego tome un poco de mi perfume favorito y me eché unas gotas, pero me enfoque en mi pecho, queria que notara mis pectorales. Dejar ver algo más de piel. No quise usar zapatos, pues no tenía nada que ponerme que fuese más sexy… quizás descalzo era lo mejor. Me seque el cabello y estaba a punto de salir cuando escuche unos golpes en la puerta.

-Tu: Tom....– escuche que decía la inconfundible voz de mi Princesa.
-Tom: Adelante – dije algo nervioso.
La vi pasar y quede pasmado. Es que no era concebible que se viese siempre tan sexy, ya fuese vestida o sin vestir. Llevaba solo bragas (calzones) con una camisa anudada hasta el ombligo y pude notar, por el pliegue de sus senos que no llevaba sostén y el cabello húmedo, revuelto, que le caía sobre uno de sus ojos la hacía ver demasiado apetecible. "Calma Tom, tu eres el que debe ponerla nerviosa, no al revés" pensé.

Me volví hacia _______(tn) y le sonreí. Esperaba ver que dijese algo respecto a mi atuendo o al menos una reacción, pero lo que hizo fue lo último que imagine.
-Tu: ¿Y esas pinta Tom- pregunto algo molesta – ¿No pensaras cocinar así verdad?
-Tom: ¿Qué tiene de malo? – dije haciéndome el inocente y mostrando mas el pecho.
-Tu: Pues pareces un tipo que baila en un Nigthclub– rio la muy antipática – Te queda mejor la otra ropa, además te puedes quemar con tanta piel expuesta.

La mire entre perplejo y furioso. ¿Qué fue lo que me dijo?
-Tu: Deja los disfraces y vístete con algo normal- me dijo – yo estaré abajo y te esperare para decirte lo que quiero que hagas - Me enfurecí. ¿Quién demonios se creía?
-Tom: No pienso hacer nada – gruñí, dándole la espalda.
-Tu: Pues yo creo que si lo harás- dijo ella, cruzándose de brazos.
-Tom: ¿Sí? – dije yo desafiante- ¡pues quiero ver que me obligues! – bufe.
-Tu: No te conviene hacer esto Tom– me advirtió.
-Tom: No te tengo miedo _______(tn)– le gruñí, mientras me volvía para seguir arreglandome la polera.
-Tu: Está bien- Tu te lo buscaste, luego no te quejes.

La vi pasar rápidamente a mi habitación y buscar entre varias gavetas, hasta que dio con lo que buscaba.
-Tu: Que hermosa ropa – murmuro acariciando la ropa interior- Se ve que es muy cara… ¿te gusta? – pregunto mirándome.
-Tom:  Me encanta – le dije confundido- siempre me ha gustado la ropa interior de Calvin Clain.
-Tu: Mmmmm- dijo oliéndola – pues es una pena.
-Tom:  ¿Qué es una pena? – dije, con algo de temor.
-Tu: Que te vayas a quedar sin nada que ponerte.

Y dicho esto, salió con toda mi ropa interior de la habitación, dejándome de una pieza. Corrí detrás de ________(tn).
-Tom¿Qué piensas hacer con eso?- le grité – es mía escuchaste y no te permito que….
-Tu: ¡Tú te callas! – me grito, cortándome – si no quieres cooperar, entonces te obligare.
-Tom ¡Tú no me haces callar! – le grite de vuelta, enfurecido.
-Tu: ¡Gritón y malcriado!- me dijo - ya verás lo que hago con tu linda ropa de Calvin Clain....

La vi poner toda mi ropa en el patio, amontonada sobre el césped. Luego, no sé de donde, saco una lata de un liquido maloliente, que identifique como gasolina.
-Tom No te atreverías – le dije al ver sus intenciones.
-Tu: Pues mírame – me dijo, mientras lanzaba el liquido sobre la ropa y luego encendía un fosforo.

Y lo hizo. La muy mal intencionada quemo toda mi ropa interior, y todavía era capaz de reírse. TONTA! esto no se quedaría así.
-Tom :¡ESTAS LOCA!– le chille furioso – ¿Quién diablos te crees?
-Tu: Por ahora soy tu dueña – me dijo sonriente – así que deja de revelarte o te ira peor.
-Tom: ¡Tú no me mandas _______(tn)! – Grité y salí de ahí furioso, pero antes de que pudiese dar tres pasos, ya me habían tomado por la cintura.

-Tom: ¡¡______(tn) suéltame!!- grite y pude sentircon uuna calor recorria mi cuerpo al sentir sus manos en mi cuerpo.
-Tu: El gatito está furioso?- rio – ya te quitare yo ese mal genio.

Y dicho esto me tomo de la polera, casi rasgandola y a pesar de mis alegatos y gritos comenzó a jalarme.
-Tom: No- grite casi sofocado – ¡déjame!
-Tu: ¡No! – dijo ella severa - ahora aprenderás modales.

Y me llevo de nuevo al baño, donde sin mucho cuidado, volvió a meterme a la ducha fría, para mi asombro y enojo.
-Tu: ¡A ver si se te pasa lo malcriado!- rio mirándome,
Yo apenas hablaba, temblando por el agua fría y demasiado furioso para emitir alguna silaba. Nadie nunca me había tratado así… y por una vez, no supe que contestar - Como amiga tuya que soy estoy en la obligación de decirte que debes mejorar tu genio – me dijo seria - o te traerá muchos problemas. Sirve ser dócil de vez en cuando.
-Tom: Está bien – bufe bajo el agua fría.
-Tu: Muy bien- dijo satisfecha- ahora te cambiaras de ropa y me iras a cocinar algo esclavo– rio ella.
-Tom:Lo hare– dije yo, vencido, pero muy furioso aun.
-Tu: Así me gusta… lindo chico – murmuró, dejándome en el baño.
-Tom: ¡MIERDA! – musite antes de que se fuera. Lástima que me escucho.
-Tu: Creo que no has entendido bien – me dijo, volviendo – tendremos que hacer algo con esa boca sucia tuya.

Y me saco de la ducha, todavía con ropa, y me llevo a mi habitación. Si haría lo que yo esperaba, esto me iba a gustar. Aunque claro, con ______(tn) últimamente nunca se sabía. Me llevo a mi habitación y me dejo caer con violencia sobre la cama. La mire extasiado. Esto me estaba gustando. Podría acostumbrarme a que ________(tn) me tratase así con un poquito de fuerza bruta. Se veía sexy tomado el control.

-Tom: ¿Qué harás? – dije con una extraña mezcla de curiosidad y morbo.
-Tu: Esto debí hacerlo hace tiempo – me dijo, acercándose.
Si, esto era lo que yo quería. Cerré los ojos, extasiado, esperando un beso o sentir su cuerpo sobre el mío. Pero no. Me lleve una sorpresa.

Se sentó a mi lado y con una fuerza que no me explico, me puso sobre sus rodillas, quitándome el pantalón mojado de un solo tirón. Gemí en expectativa, pero no hizo lo que esperaba.
Me puso como se pone a los nenes chiquitos y dejo mis nalgas al descubierto, mientras para mi asombro, me daba un fuerte golpe con la palma abierta.

-Tom: ¡AY!- dije espantado – ¿Qué haces?
-Tu: Te enseño modales, chico tonto – me dijo.
Y comenzó a darme nalgadas con firmeza, haciéndome gritar de dolor - ¿Quién es tu amo?- gritaba ________(tn) demasiado seria para ser broma.
-Tom: ¡TE VOLVISTE LOCA!- chille en respuesta.
-Tu: Mal chico – dijo de nuevo y volvió a darme de nalgadas.
-Tom: ¡NO! –grite- ¡Demonios, detente por favor!
-Tu: No hasta que me pidas perdón y me prometas ser una buen chico- dijo con voz seria.
-Tom: ¡No pienso, vete al diablo _______(tn)!- le grite.
-Tu: Como quieras- contesto.

Lo próximo que sentí fue una suave caricia, que contrasto con los golpes anteriores. Mi piel vibro ante el contacto, y se me escapo un gemido ahogado.
Pero duro muy poco, luego otra vez una nalgada me hizo bufar de ira.

-Tom: ¡Ay!- chille de nuevo.
-Tu: Di que lo sientes – murmuro _______(tn) bajito.
-Tom: ¡NO! – grite furioso.
Otra nalgada más y otra. Tenía el trasero adolorido y ya quería que parase..............................













lunes, 17 de diciembre de 2012

Capitulo 51 :D

Recordaba la segunda parte del plan. La piscina. Ese plan me ponía nerviosa, porque no sabía si iba a salir más perjudicada yo que Tom. Pero tendría que intentarlo.
Pasaron varias horas hasta que Alice se fue, ganándose un almohadazo de Tom. Seguro había estado molestándolo. Lo mire y se veía hermoso, aun todo furioso. O incluso mas. Tom me devolvió una sonrisa débil se metió otra vez a su cuarto.

-Alice: Me voy _______(tn)- dijo - compórtense, yo volveré mañana…
-Tu: Ok- dije yo, dándole un abrazo a Alice - Todos están bien por casa- pregunte antes de que se fuera.
-Alice: Excelente – rio - Sobre todo Dylan.

Reí ante su broma. Era increíble lo que había logrado con Dylan. Yo pensé que se quedaría soltero de por vida, pero al parecer terminaría casándose antes que yo. Increíble. Alice me mostro los pulgares antes de irse y cerré la puerta riendo. Mire hacia el segundo piso y subí con convicción hasta la puerta de Tom.

-Tu: Tom? – toque una vez.
-Tom: Adelante – dijo con voz serena.
Pase a su dormitorio y lo vi sentado en la cama, leyendo. Se veía hermoso con todo lo que hacía.
-Tu: Me preguntaba si te apetecería que nadáramos un rato – le dije.
-Tom: Quizás otro día – me dijo sin mirarme.

Vaya, se estaba poniendo difícil.
-Tu: Te haría bien respirar un poco de aire – insistí.
-Tom: Sí, pero estoy entretenido acá – me dijo, mostrándome el libro. Vaya, esto era inesperado. Habría que convencerlo.
-Tu: Vamos, acompáñame, no quiero nadar sola- le dije.
-Tom: No creo que te ahogues – dijo sarcasticamente.
-Tu: Quizás será que tienes miedo de que te gane si competimos- dije tratando de usar un poco de sicología.
-Tom: Mmmmm... Puede ser…- dijo - como sea, no me interesa.

Lo mire algo frustrada. Si eso no servía, siempre había un plan B.
-Tu: Bueno, pues… yo tengo calor- dije.
Y me dispuse a quitarme la ropa, en frente de Tom. Ya había notado que no le era del todo indiferente el verme desnuda, así que use esa arma, aunque resultara un poco reiterativo. Tom me miro espantado.

-Tom: ¿Qué estás haciendo? – dijo mirándome con los ojos enormes una vez mas.
-Tu: Pues quitándome la ropa – le dije – No pensaras que nadare vestida.
-Tom: Pues para eso hay bañadores – me gruño, tratando de concentrarse en su lectura.
-Tu: No me quedan los de Alice, ya probé. Así que si no te molesta… Usaré solo mi ropa interior, no es para tanto. Aunque pensandolo bien, podria bañarme completamente desnuda... - Tom abrió los ojos como platos y desvió su mirada la libro que tenia en sus manos.
-Tu: Es una broma tontito- Dije riendome, a Tom no parecio gustarle mucho la broma al parecer.

Me quite la última prenda de ropa. Con satisfacción pude ver como Tom trataba de mirarme sin que yo lo notara.
-Tu: Buscare un toalla y estaré en la piscina – le dije – no te tardes.
Baje con el estomago apretado de los nervios. No me podía acostumbrar a hacer esto, pero si era necesario, lo haría un millón de veces.
Salí a la piscina y respire el aire fresco. Con comodidad, deje la toalla en la silla y me lance al agua. La sensación era refrescante. Nade de ida y vuelta un par de veces y salí del agua para tomar aire. Y entonces lo vi.

Tom estaba de pie al lado de la piscina, con solo su boxer. Casi se me cae la mandíbula, pero me mantuve serena aparentemente, y le sonreí. Agradecí estar debajo del agua. Era una visión celestial. Pero me hice la fuerte.

-Tu: Vamos, lánzate el agua esta genial – le grite.
-Tom: ¿Una carrera? – me dijo, acercándose a la piscina.
-Tu: Claro – dije yo, sonriendo. Esto iba a resultar simple.
Tom se lanzo con elegancia al agua, y salió luego, sacudiendose el cabello. Trague un poco de agua y tosí.
Él me miro y se acerco nadando.

-Tom: ¿Qué pasa AMIGA? – pregunto -¿nerviosa porque te puede ganar una chico?
-Tu: Jamás - dije yo segura.
-Tom: Está bien – dijo con cara pícara- partamos.
-Tu: Un momento - dije yo – hagamos esto emocionante.

Me miro dudoso.
-Tom: ¿Qué quieres hacer?
-Tu: Un apuesta. El que gane, tendrá de esclavo al otro por 24 horas… te parece? - Vi los ojos de Tom brillar.
-Tom: Me parece bien- dijo - prepárate esclava – rio.
-Tu: Eso lo veremos – dije yo.

Nos pusimos en posición y luego de contar hasta tres, salimos. Llegue con facilidad la otra orilla y vi que Tom estaba cerca. Así que apure un poco el paso y sin mucho esfuerzo gane con facilidad hasta llegar a la meta. Me senté en la orilla a esperar a Tom, que todavía venía dando brazadas.
-Tu: ¿Decías algo?- pregunte con una gran sonrisa.
-Tom: Arrogante – bufo furioso.
-Tu: Así que serás mi esclavo por 24 horas… eso me suena emocionante.

Tom me miro y creí ver una leve sonrisa en su rostro. Si no fuese mal pensada, juraría que estaba feliz de perder.
-Tom: ¿Y qué tienes en mente? – pregunto acercándose peligrosamente a mi.

Se posiciono entre mis piernas y me tense al momento. Si dejaba que Tom tomara el control, todo estaría perdido. Se me pasaron un millón de ideas algo sucias por la mente, pero las deseche con rapidez. Así que debería actuar rápido.
-Tu: Tengo una idea – le dije mirándolo fijamente a los ojos.
-Tom: ¿Y qué será?- me dijo meloso, poniendo una mano sobre mi pierna.

Trague sonoramente y trate de serenarme. Solo rezaba para que mis mejillas no me pusieran en evidencia.
-Tu: Pues… tengo un hambre atroz y me gustaría comer comida italiana- le dije.
-Tom: ¿Pretendes que te cocine? – gruño alejándose.
-Tu: No lo pretendo- le dije – te lo ordeno, esclavo.

Vi a Tom salir de la piscina furioso,parece que no le gustó mucho mi orden, quizas queria otra cosa.... No se la iba a dejar tan facil. Lo escuche mientras exclamaba una serie de improperios. Agradecí al cielo esa ocurrencia y vi como se alejo. Esto se ponía peligroso. Solo esperaba tener el autocontrol y la fuerza de voluntad suficientes. De todos modos, este día iba a ser entretenido. Al menos eso esperaba...........................


















jueves, 6 de diciembre de 2012

Capitulo 49 y 50 :D



Narra ______(tn).


Apenas si pude dormir esa noche con Tom a mi lado. Me quedo claro que además de buena para las matemáticas, deberían haberme dado un óscar al mejor actriz… ¡dios mío! Ni yo me creía ese autocontrol inverosímil que tuve al hacer todo lo que los chicos me habían recomendado… no creí que fuese capaz, pero el hecho de verlo así y la posibilidad de que todo esto resultara fueron más que yo. Los chicos habían hecho una buena labor indicándome la forma de actuar y las cosas exactas que hacer y decir. Gracias por ellos, porque al parecer había resultado. Lo más difícil había sido mostrarme indiferente, cuando en realidad quería lanzarme sobre Tom. Pero lo logre y me sentía orgullosa.

Cuando desperté, aun era temprano, estaba despuntando el amanecer. Me volví a ver a Tom, y estaba hermoso, tapado hasta el cuello y con leves ojeras bajo sus ojos, lo cual demostraba que no había dormido bien. Si supiera. Me removí despacio entre las sabanas, evitando despertarlo, y me tope con la piel desnuda de sus piernas…
El deseo afloro. Eso es lo mismo que conquilleo en mi etrepierna mojar, estaba a punto de mojar mi ropa interior… ¡diablos! Maldije por lo bajo, Esto no era apropiado, si Tom se despertaba y me veía… bueno, ¿qué amiga se excita con su amigo…? Una pervertida, seguro. Recordé como el día anterior tuve que morderme la lengua para no decir nada comprometedor al verlo con poca ropa. Tuve que hacer unos esfuerzos mentales gigantes para imaginarme a Dylan sin ropa y así se me pasara la excitación. Decidí levantarme, quizás una ducha fría me haría bien en esta situación…

-Tom: ______(tn).... - Dijo en un murmullo.
Me quede estática de la impresión. Maldición. Mis ojos volaron a su rostro… y pude ver que estaba dormido. Su respiración seguía siendo apacible y rítmica por lo que debió decir mi nombre en sueños.

Me volví hacia su lado y con delicadeza deslice uno de los mechones de su pelo hacia atrás, dejando despejado su rostro. Tenía la frente perlada por una suave capa de sudor, y se comenzó a quejar dulcemente. Qué ganas de saber lo que estaba soñando. Se veía algo inquieto. ¿Quizás era un mal sueño? Decidí seguir observándolo, pero no volvió a moverse. Para cuando estaba por salirme de la cama de nuevo, cuando lo volví a escuchar.
-Tom: ______(tn)....

Esta vez, Tom se había movido más. Sin quererlo, había removido la ropa de cama, quedando desnudo la mitad de su cuerpo hacia arriba. No sé en qué momento de la noche se quito la polera. Trague en seco. Tom ahora se removía inquieto sobre las sabanas, y parecía sufrir… o algo así. O eso era lo que yo quería creer, por mi estabilidad emocional. Estaba a punto de despertarlo, cuando una frase me descoloco del todo.

-Tom: ______(tn) así… no pares…- Se me erizaron los vellos de todo el cuerpo. No podía estar soñando conmigo… ¿o sí? Luego siguió quejándose, y esto ya no parecía sufrimiento en absoluto. Tom entreabrió sus labios, lanzando un gemido ahogado que me crispo los nervios. No podía ser. ¿Por qué justo hoy Tom tenía sueños húmedos conmigo? La excitación me sacudió y mi femineidad comenzó a humedecerse, tanto que ya podía sentirlo a través de mi ropa interior.

Tom seguía gimiendo en forma acompasada, y tuve que morder la sabana para no lanzarme sobre él y hacer realidad sus sueños… o los míos a decir verdad. No pude soportarlo. Olvidando mis modales me quite la sabana de golpe, corriendo a todo lo que daban mis pies. No creo que Tom alcanzar a verme salir, de todos modos.
Me encerré en el baño casi ahogada. Di el agua de la ducha con rapidez y me metí sin mayor preámbulo. Lance un grito al sentir el agua fría sobre mi espalda y una docena de improperios salieron de mis labios sin medirme. Maldita agua fría. Estuve varios minutos dándome con el chorro de agua sobre la cabeza, a ver si los pensamientos retorcidos me dejaban en paz. Pareció funcionar y cuando hube terminado la ducha, respire hondo y abrí la cortina de golpe. Vaya susto que me lleve, casi caigo de la impresión.

Tom estaba allí, de pie, desnudo. Lo mire un segundo a los ojos y vi que estaba tratando de seguirme el juego. Gracias a Dios el agua había estado lo suficientemente fría como para ordenar mis pensamientos, porque alcance a reaccionar correctamente antes de hacer alguna locura.

-Tu: ¡Maldición Tom! me has dado un susto de muerte! – le gruñí.
-Tom: Lo siento, pensé que no había nadie- me dijo, confuso.
Me salí de la ducha y no me cubrí el cuerpo. Si Tom iba a empezar a seguirme el juego, yo no pensaba pararlo. No lo mire prácticamente, eso era beneficioso para mí en todos los aspectos y le di la espalda, utilizando la toalla para secarme el cabello.
-Tom: ¿Te levantas siempre tan temprano? – pregunto él, entrando a la ducha.
-Tu: En algunas ocasiones- dije yo, rogando porque que corriese pronto la cortina.

Escuche que dio la llave del agua y escuche como se escurría bajo Tom. Suspire aliviada cuando escuche el correr de la cortina y me di la vuelta para seguir con mi plan.
-Tu: ¿Y tú, siempre te levantas a esta hora? – pregunte yo esta vez.
-Tom: No- dijo con un leve temblor de voz- Estaba teniendo un sueño… y bueno, me desperté y ya no pude volver a dormirme.
-Tu: ¿Se puede saber que soñabas? – dije, sonriendo.
-Tom: Mmmm… -dijo nervioso- Pues era un buen sueño… pero no recuerdo bien de lo que iba.
-Tu: Comprendo – dije sin dejar de sonreír.

Me salí del baño con la toalla amarrada amarrada a la altura de mis pechos. Seguro que no recordaba el sueño. Si claro, como no. No sabía cómo iba a soportar este tiempo con Tom, pero tendría que aprender a hacerlo… Me metí a la habitación de Alice. Ella me había dicho que utilizara su ropa, pero todo parcia quedarme enorme. Por fin di con una camiseta que parecía quedarme bien y un par de shorts que aunque me quedaban algo grande, estaban cómodos. Salí de la habitación y baje a la cocina........................................


• Capitulo #50



Puse manos a la obra y me propuse a hacer un desayuno genial. Una de mis aptitudes era la cocina y se lo demostraría hoy a Tom. Prepare unos hotcakes, junto con un Omelette y algunas rebanadas de pan tostado. Agregue fruta y un vaso de leche, a la vez que preparaba café en grano. Esto último era para mí, puesto que necesitaba despertar de alguna forma. Como lo supuse, a los pocos minutos llego Tom a la cocina, seguramente por el agradable aroma de las preparaciones.

Lo sentí entrar pero no me volví a verlo. Escuche como se sentaba al mesón de la cocina y me pregunto.
-Tom: ¿Qué es lo que huele tan bien?- Yo me sonreí antes de darme la vuelta.
-Tu: Bien pues…. Puede ser los hotcakes o tal vez la Omelette… no, lo sé, pero ¿por qué no pruebas y sales de dudas?

Le puse frente a él los platos y le acerque un vaso de leche. Puse en otro plato las rebanadas de pan tostado y me serví una taza de café. Me senté a su lado y lo vi mirar los platos con asombro.
-Tu: ¿Qué, sucede algo malo? – pregunte.
-Tom: Wow, esto es… impresionante. Nunca había visto tanta comida junta… excepto cuando cocina Alice, pero esto en realidad se ve apetecible…
-Tu: Gracias – dije yo sonriendole.
-Tom: Es demasiada comida – se quejo.
-Tu: El desayuno es la comida más importante del día- le dije sonriendo- nada como un buen desayuno para comenzar animado y dispuesto.

Me miro y me sonrió levemente. En realidad se me ocurría algo mucho mejor para comenzar el día, pero no podía decirlo. Que frustración.
Lo vi comer lentamente y desee con toda mi alma ser un trozo de fruta o un hotcake para poder escurrirme entre sus labios. Seguro se me estaba cayendo la baba, así que mejor me dedique a lavar los utensilios sucios.
Una vez que termino de comer, recogí los platos sucios, y me asombre de ver que se había comido todo.

-Tu: ¡Vaya, si que tenias apetito!- dije asombrada.
-Tom: Estaba muy rico – dijo casi disculpándose.
-Tu: Tranquilo, todo era para ti…
Tom me ayudo a levantar las cosas, mientras yo lavaba él secaba. Le tendí las cucharas y cuchillos, pero de pronto sentí un pequeño quejido seguido por el golpe de algo al caer al suelo.
Cuando mire a Tom, este tenía tomado el dedo índice firmemente, y una gota rubí salía de su dedo. Se había cortado.

-Tom: ¡Ay diablos! – se quejo haciendo un puchero adorable – Me corte… ¡maldito cuchillo afilado! - Algo preocupada, tome su mano y la examine detenidamente.
-Tu: No es profundo- dictaminé, segura- habrá que desinfectar y poner una curita… con eso ya estará.

Lo vi descomponer el rostro mientras veía su sangre y se me ocurrió una idea brillante.
Antes de que Tom se diera cuenta, me lleve el dedo herido a la boca. Succione con delicadeza y me deleite en sentir el sabor salado de su sangre. Tom me miraba atónito, mientras no podía ni moverse del asombro. Comencé a pasar mi lengua por su dedo, suavemente, haciendo círculos por sobre el dedo, acariciando y succionado con cuidado de no causarle dolor. Comencé a sacar el dedo muy lentamente de mi boca, para volver a introducirlo antes de sacarlo del todo. Mis labios apretaron el dedo una vez más y volví a posar mis ojos sobre el rostro de Tom …

Esta vez, Tom estaba con la piel enrojecida. Su pulso era notoriamente más rápido y lo vi respirar algo más agitado. Mis ojos se desviaron a su boxer, y pude ver que su ''amiguito'' estaba endurecido,casi traspasaba la tela,me llamaba mucho la atención. Sentí la pulsación oscilante de mi sexo, indicándome que el deseo comenzaba a apoderarse de mí. Seguí acariciando con mi lengua, lo más despacio que pude, mientras clavaba mis ojos en los de Tom.

Comencé a ver que su brazo temblaba y que entreabría sus labios levemente, los cuales también se encontraban enrojecidos. Repentinamente la temperatura en la cocina era más alta de lo normal, y succione con un poco más de fuerza, ganándome un gemido apenas audible. Pase por última vez mi lengua sobre el dedo, enrollándolo y dejándolo libre finalmente. Para rematar, puse un pequeño beso en él y le sonreí a Tom.
-Tu: Ahora ya no sangraras – le dije, con voz suave.
Él no hizo nada y dejo caer su mano pesadamente. Su respiración era agitada y una mirada indescifrable cruzaba su rostro.
-tom: Gracias – escuche murmurar.
-Tu: No hay de que – conteste yo – para eso están los amigos.

Pude ver un dejo de decepción pasar por su rostro. Pero me volvió a mirar con cierta decisión y se acerco a mí. Un paso. Dos. Estaba tan cerca que podía oír su respiración. Yo seguía sonriendo, aunque me estaba muriendo por probar sus labios, sentirlos pegados a los mios. Sus ojos cafés me miraban con profundidad, como buscando algo… se acerco lentamente…
-xXx: ¿Interrumpo algo? –

Alice. Su sonrisa socarrona nos hizo dar un salto a Tom y a mí, que seguía sonriendo pero por dentro estaba masacrando a Alice mentalmente. ¿No se suponia que llegaria después?
-Tu: Claro que no Alice – dije con una naturalidad impactante – solo estaba viendo el dedo cortado de Tom…. No es muy eficaz en la cocina al parecer.

Vi a Tom lanzarme una mirada envenenada, pero no tanto como la que le dio a Alice y salió de la cocina sin decir palabra. Lo escuché correr escaleras arriba.
-Alice: Vaya, parece que llegue a tiempo- me dijo sentándose a la mesa.
-Tu: A tiempo de interrumpir – le gruñí yo, furiosa.
-Alice: No ______(tn), ahí te equivocas... sabía que si los dejaba mucho solos lo echarías a perder… así que vine a hacer de conciencia - La mire como si hablara en chino.
________(tn), tu sabes que esta plan está bien estructurado. No tienes que ceder, por lo que más quieras u olvídate de Tom.

La mire resignada. Alice tenía razón. Yo había estado a punto de caer. No debí acercarme tanto.
-Tu: Tienes razón – gruñí- Al menos ya ha pasado un día.
-Alice: Si, y tenemos al menos siete días más hasta que Papa resuelva el "problemita" en Miami- rio tomando un durazno.
-Tu: ¿Tú que tienes que ver en eso? – pregunte sonriendo.
-Alice: Ah bueno… digamos que el gerente de sucursal me debía un favorcito… así que tenemos al menos esos días asegurados…
-Tu: Eres una mentirosa sabes – le dije, dándole un golpe en el hombro.
-Alice: Oye, es mas por Tom que por ti… aunque dudo que lo pases mal así que… cuéntame… ¿cómo te fue ayer?
-Tu: Hummm, no me acuerdo la verdad - le dije, ganándome un golpe en el estomago. Aunque luego me rei de su reacción.
-Alice: ¡No me vengas con esas ______(tn)! – rio mirandome desafiante.
-Tu: Bueno, digamos que me fue bien… hice lo que me dijeron – conteste- mas algunas cosas extras creadas por mi mente perversa – reí.
-Alice: Vaya… ¿y pudiste hacerlo bien?
-Tu: Sin problema- dije guiñando un ojo.
-Alice: Muy bien, ahora recuerda, toca lo de la piscina.
-Tu: No te preocupes está controlado - dije con toda seguridad.
-Alice: Ah y por cierto… te ves muy sexy con mi ropa _______(tn)- rio.
Alcanzo a salir antes de que una naranja le impactara en la cabeza. Condenada Alice. Burlandose de mi porque la su ropa me quedaba grande.......................












martes, 4 de diciembre de 2012

Capitulo 48 :D

-Tom: Vete de aquí- le dije- Necesito quitarme lo que me queda de ropa solo.
-Tu: Tu padre me dijo que no te quitara un ojo de encima… y pienso cumplir mi palabra así es que de aquí no me muevo… puedes cerrar la cortina si quieres… pásame la ropa para dejarla en la secadora… - Gruñí frustrado y corrí la cortina mientras me quitaba la ropa con algo de dificultad. Luego la tome y la estruje un poco, tendiéndola entre a cortina de baño hacia afuera.
-Tu: Esta bien, vuelvo en un segundo – me dijo – no te escapes – dijo riendo y salió del baño.

Esto era lo más extraño del mundo. Que demonios le había pasado a _______(tn). Definitivamente no parecía la mismo. Primero, era terriblemente osada. Segundo, no parecía importarle nada sobre mí. Tercero, era increíblemente terca y testaruda, cuando antes no era nada de esto. ¿Qué diablos le paso a ______(tn)? Pensé.
Sentí que abrieron la puerta del baño de nuevo e instintivamente me tape. Ok, tenía la cortina, pero estaba ultra nervioso.
-Tu: Si no te apresuras me voy a meter contigo – dijo ella- Yo también necesito una ducha.

Me atragante con el agua y me apresuré con el jabón y el shampoo. Si se le ocurría meterse conmigo a la ducha,… mejor ni lo pensaba. Pronto estuve listo y cerré el agua.
-Tom: Ok, ok, ya termine – dije - Antes de que terminara de hablar me tendió una toalla entre las cortinas y me la enrolle en la cintura, corriendo la cortina.
______(tn) seguía sonriendo, y se acerco a para arreglar la toalla, que segun ella quedo mal puesta. Se me escapo un suspiro delator, pero _______(tn) no pareció notarlo.
-Tu: Bien- dijo mirándome- ahora necesito que te quedes acá… yo no me tardo.

Y dicho esto, comenzó a quitarse la ropa. Yo abrí los ojos como platos, pero ella ni se inmuto. Se quito la polera, y la dejo caer, y sin ninguna vergüenza, se quito los shorts y luego los calcetines y finalmente, aunque no creí que lo hiciera, se quito toda la ropa interior.
El calor se me subió al rostro enseguida y una sensación que conocía muy bien se me instalo entre las piernas, mi sexo se puso duro. No me podía creer que estuviera viendo a ______(tn) desnuda en mi baño y a punto de ducharse. Ella parecía no tener preocupación alguna, mientras se quitaba la pulsera que traía y se metía a la ducha sin mirarme.

Creí que el corazón se me saldría por la boca y comencé a respirar con dificultad. Sentí como abrió la llave y comenzó a ducharse. Podía imaginar esa agua escurriendo por su espalda, sus brazos y sus piernas…
Quería huir de allí, pero ______(tn) pareció leerme el pensamiento.
-Tu: Si se te ocurre moverte de donde estas- me dijo- me obligaras a irte a buscar tal como me encuentre – me advirtió.

Decidí no moverme, no quería tentar al destino. Estaba seguro de que lo haría, ya me tenía bastante asombrado con su actitud. Luego de unos minutos, sentí que corrieron la cortina y salió ______(tn), mojada y desnuda…Busco una toalla y con calma comenzó a secarse el cuerpo, mientras yo volteaba la mirada, pero un ojo casi se me iba solo a su cuerpo, hermoso y bien formado, a esos pechos firmes y ni hablar de otras partes…. Su cabello alborotado estaba hermoso, así mojado. Se paso la toalla con rapidez por el cabello, secándolo un poco. Luego de un rato, se anudo la toalla a a su cuerpo (muy a mi pesar) y se dirigió a mí.

-Tu: Vamos – me dijo- tienes que acostarte.
Asentí pasmado. A estas alturas era incapaz de emitir palabras, porque estaba seguro de que todo esto no era más que un sueño estúpido del que seguramente despertaría pronto. No podía ser. Era demasiado bueno para ser verdad. Llegue a mi habitación y cuando me dispuse a darme la vuelta, para agradecer y despedirme, vi que ______(tn) se adelantaba y abría la puerta de mi habitación.

Me tomo de una mano y me hizo pasar. Con toda la soltura del mundo rebusco entre mis cosas hasta que encontró una pijama. Me la tendió y me dijo.
-Tu: Ponte esto- Y se dio la vuelta, para que me vistiera.
Pensé que saldría de la habitación, pero no se movió, solo se dio la vuelta. Mi corazón no podía más de la emoción y tímido (quien lo diría) me quite la toalla para ponerme la pijama - Ahora debes secarte ese cabello- dijo, buscando algo en mi closet.

Me tendió el secador y busco donde enchufarlo. Una vez conectado, se sentí a mi lado en la cama y procedió a secarme el cabello. Me paso los dedos entre el cabello mientras movía el sacador buscando darme calor en la parte baja de la nuca.
Cerré los ojos, extasiado por el contacto con sus manos. Si esto era un sueño, no quería despertar. Me dio la vuelta para ponerme de frente a ella y la vi de nuevo. Su rostro hermoso estaba serio y concentrado en su labor. El cabello de _____(tn) estaba mojado, y varias gotas caían por sus hombros y se deslizaban por su pecho. Ella siguió secándome el cabello y no me miraba. Sus ojos cafés se movían por sobre mi cabello, buscando partes húmedas. Lo removió con los dedos. Apago el secador y cepillo mi cabello con suavidad. La vi entreabrir los labios, concentrada, y me dieron unas ganas enfermizas de besarla y secarle el cuerpo con el mío.

"Cálmate Tom" me dije, casi temblando. Si no moría ahora de combustión espontanea sería un milagro.
Luego sonrió y me miro directo a los ojos. Solo vi tranquilidad en ellos. No parecía nerviosa ni nada. Yo estaba ardiendo.
-Tu: Listo- me dijo- Ahora ya puedes meterte a la cama.
-Tom: Si- murmure bajito - ______(tn) me acomodo la cama y yo me metí adentro de ella, extasiado.
La vi ponerse de pie y recordé que solo estaba con toalla.
-Tu: ¿El dormitorio de Alice?- pregunto de pronto.
-Tom: La segunda puerta a la izquierda, por el pasillo- le dije, mirándola.

La vi salir de mi habitación y apagar la luz.
Suspire aliviado. Si se hubiese quedado un segundo mas, no hubiese respondido y hubiera sido capaz de arrancarle esa maldita toalla con los dientes. Me revolví en la cama nervioso. No sabía se sería capaz de dormirme con _______(tn) a tan poca distancia. Mis manos estaban ansiosas y las desvié hacia mi cuerpo. Estaba excitado, con mi sexo demaciado duro, que hasta me dolia y no podía más. Debería hacer algo al respecto y baje las manos hacia mi intimidad… comprobando que tenia una gran erección… emití un gemido apagado al tocarme. Hacia muchísimo tiempo que no me sentía así.

Estaba en la gloria, acariciándome cuando sin aviso, abrieron la puerta de golpe encendiendo la luz. Moví las manos con rapidez, avergonzado de que me atrapasen. Era ______(tn). No pareció darse cuenta de nada.
-Tu: Bueno- dijo – no encontré nada que ponerme así que tendré que dormir solo con calzones.

La vi quitarse la toalla y dejarla en el suelo.
Mis ojos casi se salen de nuevo de las orbitas. Tenía a _______(tn), semi desnuda en mi habitación. Supongo que no iba a hacer lo que pensaba…
-Tu: Tom, por favor, necesito que te muevas… déjame espacio en la cama - Y sin decir más nada, se metió en mi cama, haciendo que quedara sentado, por la impresión. Esto ya era el colmo.
-Tom: No-no- pensaras acostarte en mi cama… así… - balbucee, al borde del colapso - Me miro con rostro inocente.
-Tu: ¿Y por qué no?... no te preocupes, soy muy tranquila para dormir… ni te darás cuenta de que estoy acá…
-Tom: Pero _____(tn) – insistí… tu estas des- desnuda… tartamudeé, nervioso.

______(tn) me miro y me dio una sonrisa arrebatadora.
-Tu: No te preocupes Tom, yo no muerdo. Tranquilo, somos amigos y los amigos se respetan. Relájate y duerme. Ah y podrías pagar la luz por favor.- La vi darme la vuelta y acomodarse en mi almohada. Esto no podía ser.

Me puse de pie y apague la luz. Me senté a mi lado de la cama y me escurrí entre las sabanas, tembloroso. Esto era terriblemente extraño. Trate de poner la mayor cantidad de espacio entre _____(tn) y yo, aunque no era lo que quería pero… no podía… yo había pedido que fuésemos amigos y ______(tn) a pesar de su actitud diferente, en ningún momento habia intentado algo más. Se comportaba como… una amiga. Uno de verdad.Suspiré y me trate de acomodar, mientras escuchaba la pausada respiración de ______(tn) a mi costado. ¿Cómo diablos podía dormir así tan relajada?

Pasaron muchos minutos y _____(tn) parecía haberse dormido. Su respiración se había vuelto lenta y profunda, y casi no se movía. Yo trate de hacer lo mismo y me di la vuelta.
Estaba a punto de conciliar el sueño, con gran esfuerzo de mi parte, cuando ______(tn) se quejo dulcemente y se dio la vuelta, pasándome un brazo por la cintura.
Ahí creí que moriría. Pero no hizo nada más. Siguió durmiendo y yo quede en estado de shock. Esta noche iba a ser muy, pero muy larga.
Era oficial. No podría dormir de esta forma.............................................