Contador de Visitas

martes, 31 de julio de 2012

Capitulo 9 :D

-Chris: Hey- me dijo cuando me contesto- Te estoy esperando hace una rato pervertido.
-Tom: No te preocupes - le conteste- ya vamos para allá.
-Chris: ¿Vamos?- me pregunto sin entender.
-Tom: Si- le dije – ______(tn) y yo.
-Chris: ¡Maldito pervertido! – me dijo, riendo.
-Tom: Lo mismo para ti, te veo en unos minutos- y corte.
Llegamos sin cruzar palabra y estacione justo detrás del bar. Como siempre, hervía de gente, el Bar era muy famoso y concurrido.
-Tu: ¿El Fantasy? – me pregunto ____(tn), boquiabierta.
-Tom: Si princesa… ¿has venido antes?
-Tu: No – me dijo- pero es muy conocido… nadie que conozca ha podido entrar.
- Tom: Pues lo conocerás ahora - le dije, tomándola de la mano.

Llegamos a la entrada, donde Sam nos dejo pasar en seguida. El ya me conocía, así que no hizo preguntas. Dentro estaba muy lleno, subimos al segundo piso para buscar a Chris.
_____(tn) estaba alucinando a mi lado, y me sentí orgulloso de que los chicos se quedaran mirándola con cara de hambre. Sufran todos, idiotas.

Cuando por fin llegue al vip, Chris se estaba comiendo a besos con una tipa unos cuantos años mayor que él. Típico de Chris.
-Tom: ¿Interrumpo?- pregunte.
-Chris: Claro que si, me dijo en un tono algo molesto.
-Tom: Como quieras, puedo irme si gustas.
En seguida Chris se puso de pie, dejando olvidada a la chica y me dio un golpe en el brazo.
-Chris: ¡Por fin llegaste maldito! – me chillo por sobre la música.
-Tom: Claro, no pensaba faltar- le dije- Oye, quiero que conozcas a _____(tn)…
Chris se la quedo mirando boquiabierto, sin ningún disimulo. No lo podía creer.
-Chris: ¡Pero por Dios, quien es esta chica tan guapa! – dijo abrazándo a _____(tn).
Vi a ______(tn) un poco contrariada, pero luego también lo abrazo, regalándole una sonrisa.
Tu: ____________(tn y ap) – dijo ella, tan correcta y le tendió una mano.
- Chris: Wow – dijo mirándome- Yo soy Christian Beadles. Este es el bar de mi familia… puedes venir cuando quieras.
-Tu: Gracias- dijo ______(tn) notablemente tímida-
-Tom: Princesa– le dije - estás en tu casa, baila o mira un rato, yo hablare con Chris… luego te busco.
La vi asentir, como siempre y alejarse entre la gente.
-Chris: La vas a dejar suelta por ahí- me dijo incrédulo – Te digo en seguida que te la robaran.
- Tom: No - le dije - no lo harán y si _____(tn)l intenta hacer algo, me conocerá- le dije, seguro.
- Chris: Como quieras-me dijo- oye, ¿viste a las chicas que estaban al lado del bar?
- Tom: No – le dije emocionado… ¿en dónde?
- Chris: Son amigas de Paula, la tipo con la que estaba- me dijo -¿Quieres conocerlas?
-Tom: Por supuesto que sí, lo dije, mojandome los labios.
Chris me llevo al bar, en donde había tres chicas, una que identifique como la que estaba con él antes y otras dos, que no conocía. Chris me las presentó.
-Chris: Tom, este esta es Paula, ya lo conociste, ella es Jordan y ella es Megan… están en el pueblo por negocios- Me dijo Chris.
- Tom: Mucho gusto- les dije sonriéndoles.
- El gusto es todo nuestro, me contesto Jordan, sonriendo con unos perfectos dientes blancos.
¿Un trago? – me pegunto Megan.
- Tom: Claro, ¿Quien soy para rehusarme?

Estuve muy entretenido, eran las mujeres más guapas que había visto y esa Megan estaba perfecta para que dejara mi sequia obligada. Chris se volvió a perder con Paula, supongo que a alguno de los vips, mientras que Jordan se entretenía con una chico rubio que estaba a nuestro lado. Así que me dejo el camino libre para Megan. Perfecto.

Le tomé varios tragos y comencé sentirme un poco mareado. Pero estaba feliz y eufórico. Salimos a bailar, y comencé a moverme con sensualidad, dispuesta a seducir a este chica y llevármela a un vip.
Me acerque cuando la canción se puso más sensual, y me di la vuelta, apretándome contra ella con mi notable erección. Pude sentir que Megan estaba más que dispuesta y mi excitación creció. La abrazé por la cintura y comenze a besarle en el cuello. Estaba en el cielo. Me di la vuelta de nuevo y la bese con ganas. Ella bajo sus manos a mi trasero y me apretó contra ella.
Y fue cuando comenzó el desastre.

Yo me había olvidado completamente de ______(tn) y de todo lo que le habia dicho sobre las reglas. Pero parece que ______(tn) estaba sintonizando en otro dial, porque sentí cuando tomo violentamente a Megan del pelo y la separo de mí, para luego darle una feroz cachetada que la hizo caer al suelo.
La gente comenzó a gritar en forma automática, y yo estaba pasmado, mientras ______(tn) levantaba a Megan de nuevo y la volvía a tomar del pelo. Ella trato de defenderse, pero al parecer estaba un poco bebida, por lo que no lo consiguió. La hubiese seguido golpeando, si no fue porque aparecieron las dos amigos de Megan, Paula y Jordan, y las separaron, mientras ______(tn) estaba como loca. Paula le dio un golpe en el rostro y ______(tn) cayo sentada al suelo.

Vi como se llevaban a Megan, y trate de evitar que se fuera. Pero me rechazo.
-No me involucro con chicos emparejados- me dijo- debiste decírmelo...
Y se alejó de mi, sangrando y llevada por sus dos amigas........


domingo, 29 de julio de 2012

Capitulo 8 :D

Maldición, con mi hermana acá todo se haría más difícil. Era y fue siempre una maldita buena persona, y eso causaba que me odiara más. Me hubiese gustado ser como ella, pero ya era tarde. La bala perdida siempre fui yo y no tenía fuerzas para enderezarme.
Busque lo primero que encontré para ponerme y busque las llaves del auto. Baje de nuevo y busque mi celular.
- Tom Alice, quedas en tu casa- le dije, irónicamente – así que cuídala, yo vuelvo por la noche… tal vez… o quizás ni vuelva… a papa no le importa mucho.
- Alice: Deberías quedarte para que hablemos – me dijo- quizás pueda meter un par de cosas buenas en esa cabeza dura tuya…
-Tom: No gracias, estoy bien así… nos vemos- le dije y salí antes de que me lo impidiera. Apenas estuve en el auto le marque a _____(tn). Me contesto al momento.
-Princesa – le dije al oír su voz- Voy camino tu casa… está bien… te veo en 20 minutos… ok, nos vemos entonces – y corte.
No me gustaba llamarla a la casa, quizás me terminaría respondiendo algún día la madre o el padre… tome nota mental de adquirir un nuevo celular. Así podría llamarla cuando quisiera.


Cuando llegue a su casa, _____(tn) ya me esperaba fuera. La vi y una sonrisa se me puso en el rostro en seguida. Se había puesto unos de los shorts que le compre y una polera que delineaba a la perfección sus senos y la curvatura de sus cadera. Se veía muy bien, aunque todavía desentonaba con esos lentes y ese pelo tan peinado. Ya mejoraría eso también.
-Tom: Sube hermosa – le dije abriendo la puerta del copiloto-
-Tu: Hola – me dijo con timidez.
-Tom: Iremos donde un amigo que te ayudara con ese pelo- le dije – te encantara, así que tranquila.
- Tu: Está bien – me dijo, mirándome.
Pude notar que dudaba si besarme o no, pero decidí no darle nada por ahora. No fuera a ser que se acostumbrara. Maneje por la ciudad y en unos pocos minutos ya estábamos en el salón de Antony. En realidad no era de él, era de su madre, Anne, pero para el caso, era igual. Entramos y él estaba allí.
-Antony: Tom- me dijo con una gran sonrisa – ¿A que se debe tu vista? –
Que cínico era este idiota. Yo bien sabia que me odiaba, pero me seguía igual que mosca, porque así se hacía fama. Pero si por él fuera, me sacaba los ojos. Me daba lo mismo. No era más que una interesado. Y todo porque salí con Kayla Rathbone, que a él le gustaba. En vez de andar odiando debería estar agradecido de que se la quite de encima, se hubiera decepcionado en la cama de todos modos, la tipa era un asco.
-Tom: Vengo con una amiga- le dije- es a ella a quien quiero que atiendan.
- Antony: Oh – me dijo – llamare a mama entonces.
Pude ver el aire de tristeza que cruzo por el rostro de _____(tn) cuando dije que éramos amigos. Pues que se bajara de su nube. Yo no tenía novias, ni nada. Solo parejas ocasionales. Y tendría que entenderlo. Era eso o nada. La madre de Antony llego pronto y atendió a _____(tn) rápidamente. La sentó y le puso la capa para cortar el pelo, y vi que se reflejaba el miedo en los ojos de la chica. Probablemente jamás había estado en un salón la pobre.
-Bien cariño, ¿cómo quieres que te corte el cabello? – preguntola Sra Anne.
-Tom: No le preguntes a ella no tiene idea – le dije yo – haz esto.
Y le describí cabalmente como quería el corte. Ella me miro con extrañeza, pero al ver que _____(tn) no se oponía, se alzo de hombros e hizo lo que yo le dije. ______(tn) tenía los ojos cerrados mientras le cortaban el cabello. Luego de unos 20 minutos ella terminó dejándole el cabello escalonado, a unos centímetros arriba de sus senos. Estaba bien, pero como que… faltaba algo.
-Tom: Podria hacer algo con la chasquilla? - Le pregunté.
- Claro – me dijo – y con movimientos delicados comenzó a moldear el cabello hacia un costado, ahora por fin después de tanto tiempo podía ver esos hermosos ojos color cafés.
-Tom: Princesa, deberías abrir los ojos y verte – le dije en su oído. Ganándome un estremecimiento de parte de _____(tn). Vi como abrió sus hermosos ojos y se quedo pasmada. Lá chica estaba en shock.
- ¿Qué, no te gusta? – le dije, haciendo un puchero.
-Tu: No- me dijo ella, enseguida- no es eso es que… esa que está ahí no soy yo…- me dijo.Me lance a reír.
-Tom: Claro que erescuchar- le dije.
Me di el gusto de ver como Antony me miraba enrabiado por mi nueva adquisición. No podía creer que fuese la misma ______(tn) y se viera tan bien. Estúpidao, ahí tienes. Sufre.
Le pague ala Señora Anne y me despedí de Antony. Él me tomo el brazo es tu princesa, solo que con otro aire… ves… te ves muy bien… sexy…
Vi como _____(tn) se ruborizaba nuevamente y se pasaba las manos por el pelo. Demonios, eso fue sexy. Pero no se lo iba a decir, por supuesto.
-Tu: Si a ti te gusta esta bien- dijo sonriendo-
-Tom: Muy bien, eso era lo que queria cuando me acerqué.
-Antony: Por Dios… no me digas que es _____(tn) – me dijo bajito.
-Tom: Claro que lo es – le dije- está en mis manos, así que olvídate de ponerle los ojos encima - le advertí de inmediato. Ya lo conocía.
-Antony: Todas sabemos que no te duran nada las conquistas Tom - me dijo- así que en cuanto te canses, soy el primero en la lista- dijo dándole una mirada libidinosa, lo que por alguna razón me hizo enojar muchisimo.
-Tom: Bueno eso ya es tu problema… pero mientras este conmigo olvídate de acercarte a _____(tn) - le advertí.
Él solo sonrió y se fue hacia dentro del local.
Tom: Vamos hermosa, acá el aire se puso un poco denso –


La última parada, un oftalmológico que conocía. El me ayudo con mis ojos, de hecho yo también usaba lentes de contacto. Me recibió contento de verme y le explique la situación. Le dije a _____(tn) lo que harían y ella por supuesto, asintió. Se la llevaron a una sala y la espere. Se demoraron una eternidad. Sabía que tenían que hacerle unos estudios y luego hacer los lentes a medida, pero no recordaba que se demoraran tanto. Luego de unos 90 minutos, se abrió la puerta y entonces, la visión celestial.
Estaba equivocado cuando dije que _____(tn) era un diamante en bruto… no era eso, era como toda una mina de diamantes. Por Dios, se veía genial y solo de verla tuve una erección, que disimuladamente trate de ocultar. Maldita sea… que bien se veía, ya podía imaginar las cosas que haría con ella desnuda en mi cama....
La vi caminar sonriéndome, y casi se me sale el corazón del pecho. "Pura excitación, Tom, tranquilo, ya será tuya. Relájate" me tuve que decir, para calmar mis hormonas. En realidad que todos habían sido unas ciegos. Partiendo por mí, que ni vi a este bombón antes…
-Tom _____(tn), te ves espectacular… que buen trabajo-
-Tu: Me molestan un poco los ojos- me dijo, cerrándolos levemente - En ese momento me dieron ganas de abrazarla y decirle lo tierna que se veia, pero una vez más reprimí mis emociones.
-Tom: Te acostumbraras – le dije – yo también los uso, ¿sabías?
Tu: No - me dijo con cara de asombro-
-Tom: No te preocupes, el color es mío… solo son lentes normales de contacto… como los tuyos-
Nos fuimos de allí y suspire. Este trofeo tenía que mostrarlo.
-¿Te gustaría venir a una fiesta conmigo? – le pregunte.
Tu: Claro – me dijo, con buen humor, muy emocionada – ¿donde es?
-Tom: Es en un bar… los padres de Chris son dueños… creo que te gustara.
La vi sonreír de buena gana, y yo acelere con emoción. Estaba que me partía en ganas de lanzarme y hacerla mía ahí mismo, solo para escucharla gemir de placer tal como la última vez, pero sabía que este postre había que comerlo con calma. Nada de apuros. Lento se disfruta mas, además, necesitaba muchas cosas que saber aun…
Llame a Chris, para coordinar la llegada.....

jueves, 26 de julio de 2012

Capitulo 7 :D




Narra Tom


Cuando llegue a casa, lance las llaves a la mesita y subí corriendo a mi dormitorio. Como siempre, Papa no estaba, así que daba lo mismo la hora. Llegue darme una ducha, y por más que trataba de pensar en otra cosa, no podía sacarme a ____(tn) de la cabeza. Seria porque la chica era tierna, pero eso no haría que cesara en mis propósitos.
Eso solo la hacía más excitante. Lo más probable es que fuese virgen y yo nunca había estado con una virgen. Le enseñaría todo lo que debía saber hasta transformarla en lo que desea… después, me daba igual.

Me quite la ropa y me di una ducha fría. Falta que me hacía, después de semejante experiencia. Pero no era la chica, era… la necesidad de estar con alguien. Solo eso.
Me acosté y comenzó a sonar mi celular. Era Christian. Maldito hombre, como llamaba a estas horas.
-Tom: Que rayos quieres a estas horas Chris ?– le gruñí.
-Chris: Tienes que contarme ya lo que ha pasado, yo no esperare hasta mañana – me dijo.
-Tom: Que desubicado eres – le dije – no te contare lo que hice, es personal.
-Chris: Desde cuando Tom Kaulitz??- me contesto – yo siempre te cuento lo que hago… vamos, dime al menos… ¿la chica las tiene grandes?
Que sucio pervertido. Pero debo reconocer que me sonreí al recordar.
-Tom: No son exageradamente grandes, pero si Christian… debo decirte que la chica tiene lo suyo.
-Chris: Lo sabia – me dijo- las silenciosas son las peores… ¿y te hizo algo… o?
-Tom: No desquiciado, no paso nada… solo le mostré un poco de lo que se perdía si me decía que no, nada mas.
-Chris: Wow… porque será que no te creo… tu siempre te las tiras enseguida Tom, no me mientas – dijo Chris casi gritándome.
-Tom: No es mentira – le dije molesto – no me puedo tirar a la primera a una virgen Chris…-
-Chris: ¡No!- chillo él, excitado – No me vengas con esas… si ya no existen las chicas así…
-Tom: Bueno, te puedo asegurar en un 99% que ____(tn) es virgen… dudo mucho que lo haya hecho con alguien por como actuó… la pobre temblaba… ¡estuvo a punto de salirle un orgasmo con tal solo besarla! – le dije, recordando con ansiedad.
-Chris: ¿Y eso fue todo? ¿No hiciste nada más…?
-Tom: Si solo la bese - No iba a decirle que estuve a punto de hacerla mía en el asiento trasero de mi auto -… y es en realidad muy buena besando… aunque no tiene experiencia…
-Chris: Vaya Tom, parece ser una mina de oro esa tontita… ¿y qué harás para adecentarla…?
-Tom: Ya partí con lo más complejo, las ropa… mañana iremos al salón de Anne y veremos… yo creo que va a quedar estupenda…
-Chris: Eso tendré que verlo… ¿se juntaran mañana?
-Tom: Si, maldito entrometido – le dije- y ahora déjame dormir, que tengo trabajo que hacer mañana…
-Chris: Tom… en realidad le harás esto a la chica… ¿no has recapacitado?- me pregunto él.
Desde cuando Chris tenía cargo de conciencia… que le pasaba a este idiota…
-Tom Oye no te metas en mis asuntos, ya te lo dije, lo que haga con ____(tn) eso a ti no debe de importarte.
-Chris: Ok, después no me digas que no te advertí… estas cosas nunca terminan bien degenerado-
-Tom: ¡Degenerado tu abuelo, buenas noches!- le grite y colgué.

Estúpido Chris. No me iba a hacer dudar. Yo la quería, a mi gusto, pero iba a ser mía… después que hiciera lo que quisiese. A mí no me importaba.
Por fin, como media hora más tarde, conseguí dormirme.
Me desperté muy tarde al día siguiente, demasiado tarde. Cuando vi la hora eché una maldición. Nadie me despertó.
Me duche rápido y me dispuse a seguir con mi obra. Estaba feliz de tener algo interesante que hacer, cuando llamaron a la puerta de casa. Al parecer no había nadie, porque el maldito timbre seguía sonando y sonando…
Corrí escaleras debajo de mala gana y abrí la puerta. Maldición, lo único que me faltaba...
¡Querido hermanito! – grito Alice, a la puerta con un gran bolso.
-Tom: ¿Qué demonios haces acá Alice? – le gruñí, mientras pasaba sin siquiera ser invitada.
-Alice: Bueno pues… he venido a pasar una temporada contigo… por recomendación de mama.
-Tom: Claro, no tiene a nadie más a quien molestar– bufe.
-Alice: Deja de tratar así a mama o te pondré jabón en la boca- me dijo ceñuda -Tu no cambias nada verdad… ¿qué? ¿Ya te has tirado a medio pueblo?
-Tom: Métete en tus asuntos Alice – le dije, volviéndome a mi cuarto.Pero antes de subir ella me detuvo.
-Alice: Justin escucha – me dijo seria- mama en realidad está preocupada… quiere saber de ti. No le hagas esto mas difícil, ella en realidad te quiere… tu no la llamas…
-Tom: No me digas… ¿alguien que te quiere te envía a este pueblo de mierda?-le grite – pues no, ella solo quería estar sola para estar con su maldito novio rico… nada mas… no le importo yo… ni tu… deberías saberlo-
-Alice: Sabes que no es verdad- me dijo- Yo me quedare acá un par de meses. Espero poder llevarle buenas noticias.
-Tom: Bueno, pues espera sentada- le gruñí y me zafé de su agarre.....



martes, 24 de julio de 2012

Capitulo 6 :D

Cuando llegamos a la tienda, Tom comenzó a comprar miles de cosas sin consultarme. No me importaba en realidad, yo me pondría lo que él me diese. Me probé algunas cosas y me alegre un poco de saber que Tomle acertó exactamente a mi talla.

 Me compro zapatos, ropa, toda muy exclusiva y de diseñador. No quise ni preguntar el costo de la inversión. Si me daba la oportunidad, le devolvería hasta el último centavo. Eso era mi promesa personal. También me compró una cadena en forma de corazón, que me vio admirando...supo al instante que me había gustado. Le sonreí por el detalle.


Nos fuimos de vuelta a casa sin hablar de nuevo. Yo lo mire en varias ocasiones, internamente desesperada por poder al menos besarlo una vez más. Esto no podía ser tan frio, suponía.
Cuando llegamos, él detuvo el automóvil y se giro para hablarme.


-Tom: Princesa, ya que aceptaste esto tienes que saber unas reglas. Primero, mientras estés conmigo no puedes ver a nadie más, solo a mí. Segundo, harás lo que yo diga, ni más ni menos… no me gusta que tomes la iniciativa. Tercero, me obedecerás en lo que te pida aunque parezca retorcido y cuarta y última… no abras tu linda boca, esto queda solo entre nosotros o se acaba el trato. ¿Está claro? Si sigues estas sencillas reglas, te prometo que podrás estar conmigo… como desees.


-Tu: Está bien – le respondí – lo que tu digas...
No me esperaba algo distinto, por supuesto. Reglas. Lo que puedes y no hacer, lo que puedes y no tomar. Solo él... Tom. No hablar con nadie. Al final no me parecía un precio tan alto, si podía estar en su compañía. Pero aun así, mi corazón estaba triste y la amargura me llenaba el alma. Nada podía ser tan perfecto.
-Tom: Muy bien hermosa-me dijo- puedes bajar, mañana te quiero ver por la tarde, debemos ir al salón de belleza y veremos lo que hacemos con esos lentes tuyos…
Yo acepte. No me importaba nada. No me importaba si quería vestirme de payaso o hacerme bailar en la punta de un alfiler. Yo era suya. Estaba perdida y lo sentía en mi corazón. Pero no me podía ir así… Tom debía darme algo, aunque fuese un poco… así que lo intente. ¿Qué podía perder?
Le pregunte si le podía pedir algo más. Él acepto, aunque vi el desagrado en su hermoso rostro. No me importo, de todas formas lo pedí.
-Tu: ¿Me podrías dar… otro beso?
Él no me respondió, pero pude ver como cerraba sus hermosos ojos y se acercaba a mí. Lo había aceptado. Me estaba dejando besarlo. Quizás no todo estaba perdido… quizás, aun podía tener una mínima esperanza…
Me acerque a Tom con decisión y lo bese, tratando de entregar en ese beso, todo lo que llevaba por dentro. Toda la adoración que sentía por él. Fue un beso lento y hermoso. Pase mi lengua por su labio, para llevarme el recuerdo de su suave textura. Con eso podía vivir hasta volver a verlo. Suspire cerca de su boca.


-Tu: Nos vemos mañana –le dije, sonriéndole.
-Tom: Si princesa, mañana- me contesto.

Me baje del automóvil y trate de no volver a mirarlo. Si lo hacía, temía que no lo dejaría escapar jamás. Y no podía osar a tanto, no. Yo era su juguete nuevo, su mascota. Solo esperaba que no se aburriera tan pronto de su nueva adquisición. Me sentía feliz y triste a la vez.


No sabía muy bien porque de pronto mi apacible vida se había vuelto de cabeza. Mi corazón latía, pero ahora tenía otro sentido. Latía por él. Y no pude dejar de sentirme miserable porque la emoción no era compartida. Lo aceptaba. Aun así lo aceptaba. Lo que fuese con tal de ver feliz a mi ángel-demonio. A mi delicioso postre agridulce Tom …...


sábado, 21 de julio de 2012

Capitulo 5 :D


Narra ____(tn)
Estuve dándole vueltas al papel que me entrego Tom por dos días. No me atrevía a llamarlo y me sudaban las manos de solo acercarme al teléfono. Mi madre lo noto y se acerco a hablarme.
-Papa: ¿Algún problema con el teléfono hija? – me pregunto con una sonrisa en los labios.
Me sentí pillada y me avergoncé. Maldito rubor, siempre me llegaba en el momento menos indicado.
-Tu: No- mentí de muy mala forma- solo esperaba… un llamado… quizás – dije luego, dudando en realidad que me llamarían.
-Papa: ¿Y tú piensas que si le haces guardia al teléfono te llamaran antes?
-Tu: No… Papa, por favor-le suplique, ya bastante avergonzada.
-Papa: Está bien… yo solo preguntaba… ¿es un chico verdad?
Mi Papa y su perspicacia. No había como mentirle.
-Tu: Si – le dije, bajando la voz -pero por favor no le digas a mama… o comenzara con sus sermones…
¿Que no me digan qué? – se asomo mi Mama.
*Maldición. En esta casa no existían los secretos.*

-Papa: Bueno, creo que ____(tn) tiene una cita – dijo riendo- pero no se atreve a llamar o no se… quizás espera que la llamen…
-Tu: Papa- le gruñí- ¿qué parte de No le digas es la que no te quedo clara?
-Papa: Hija, tu mama era como tu, hasta que se decidió… quizás pueda aconsejarte.
Mi mama era un mujer especial. Quizás Papa tuviera razón.
-Mama: Ven hija, toma asiento- dijo ella, haciéndole un guiño a mi Padre.
-Papa: Por favor no la avergüences.
-Mama: Claro que no, hablaremos cosas de mujeres.
Comenzó a contarme como se conocieron con Papa y como hiso para dejar a un lado su timidez y poder tener una conversación.
-Mama: Así que como vez, es cuestión de decisión- me dijo -
-Tu: Bueno, gracias- le dije, poco convencida de que con Tom fuera cuestión de decisión – Pero en serio, él es diferente…
-Mama: Hija, todos lo son- dijo con una sonrisa.
Estábamos en ello cuando sonó el teléfono. De un salto gigantesco ya estaba al lado de el. Escuche como mama y papa reían, pero no les hice caso.
-Tu: Si – dije con voz algo temblorosa.
Tom me pregunto si me acordaba de él. Uf, por Dios si supiera cómo y de qué forma me había acordado de él…
-Tu: Por supuesto – le dije, con algo más de confianza.
Dijo que pasaría por mi a eso de las 9, Lo vería a él, a Tom… el autor de todos mis deseos frustrados desde el día en que se rebajo a mirarme a mí… a tocarme a mi… a besarme a mi… todavía llevaba ese beso en la mejilla grabado a fuego en mi mente…
Luego de la llamada, todo fue un caos. Desordene mi habitación como nunca, y entre en desesperación por no encontrar que ponerme… No tenía nada digno de él, algo apropiado… solo la misma ropa que utilizaba a diario, muy pasada de moda o muy formal… Mi madre vio mi desesperación y concurrió en mi ayuda. Me paso unos Jeans negros que habían sido de Kim, mi hermana… quien por ahora se encontraba enla Universidad con Dylan, mi otro hermano. Me los probé y me quedaban bien, aunque estaban algo pasados de moda. No me importo, pues al menos eran algo diferente. Él se merecía el esfuerzo.
El otro problema se vino para buscar algo con que abrigarme. Por nada del mundo me pondría esos sweaters que de seguro ya estaban apolillados del uso… y me sentí morir una vez más. Otra vez vino mama en mi rescate, pasándome una chaqueta de mesclilla tambien de Kim que tenía guardada. Me quedaba un poco grande, pero se veía bien. Pronto sentí un vehículo en las afueras de mi casa y el claxon sonando. Me congele por un momento, sobrepasada por la emoción y no podía moverme de mi Habitación.
-Papa: Hija creo que te buscan… no creo que le guste esperar – me dijo.
Le dije a mama que no me esperara despierta y ella me lanzo una mirada divertida. Era la primera vez que salía con una chico, así es que supongo que todo valía.
Camine hacia su coche, el cual era espectacular como él.
Él me hizo pasar y cuando me senté observe que mama me despedía… le dije adiós con la mano, esperando que se metiera a la casa de una vez… por Dios, ni que fuera un bebe.Salimos de mi casa y no pude despegar mis ojos de él. Se veía espectacular, como siempre. Mis ojos casi se salían de las orbitas al ver ese pecho al descubierto, Sin querer comencé a sentir unas ganas incontrolables de querer besarlo lo que me dio algo de calor, no lo pude evitar... Así pasaron los minutos hasta que llegamos a un lugar apartado del pueblo, según él ahí nadie nos molestaría para halar mas tranquilos.Le pregunté de qué quería hablar. Él me quedo mirando con esos ojos cafés hipnotizantes… seguro se me caía la baba en este momento. Lo vi sonreír levemente.
-Tom: Está bien – me dijo encendiendo su cigarrillo- siempre he sido directa y te diré las cosas sin rodeos… me gustas, y quisiera que tuviéramos la oportunidad de pasarlo bien tu y yo… ya sabes… una relación sin compromisos…
Me quede helada y seguro que mis ojos me delataban… era demasiada información de golpe… ¿yo le gustaba… a él? ¿Dijo relación…? ¿Pasarlo bien… se refería a…? Esperen… ¿qué significa eso de sin compromisos? Creí que me daría algo por la manera que mi corazón galopaba. Pero él siguió hablando criticando mi ropa.
-Tu: Que tiene de malo mi ropa – dije decididamente nerviosa- no te gusta nada de mi entonces…
Comprendí el significado de mis propias palabras y me dio algo así como un ataque de ansiedad. Quizás yo estaba malinterpretando todo y no era lo que yo pensaba… estúpida ____(tn) tú y tu mente revuelta… probablemente ni le gustaba como mujer… bueno, y a quien le iba a gustar yo también, si no era más que un ….
-Tom: No princesa, no me malinterpretes. Tu eres una chica muy guapa, o no estaría hablando contigo… es que me gustaría que te sacaras mas partido…
Respire un poco mas aliviada. Me encontraba guapa. Me volvió el alma al cuerpo. Lo que quería era que cambiase mi atuendo… bien, yo también estaba de acuerdo pero… ¿como lo haría?
-Tu: Pero de donde voy a sacar todas esas cosas… no tengo dinero como para eso…
*Y era verdad… yo entendía que él quisiera a alguien más apuesto a su lado, pero no sabía cómo conseguiría eso… quizás si utilizaba el fondo de mi universidad… y no sé, quizás un cirujano plástico…*
-Tom: Ahí es donde entro yo… yo pagare todo eso…
No me estaba gustando lo que decía…. ¿Él pensaría que yo era algún tipo de aprovechada? Jamás haría algo así, menos viniendo de una chico. Si Tom quería una chica mejor vestida, más decente, tendría que hacer el esfuerzo… aunque me costase la misma universidad. Entonces él hablo.
-Tom: Bueno… si es así como, lo pones, tendré que mostrarte lo que arriesgas al decir que no.
No me alcance a dar cuenta cuando él me pasó al asiento trasero y se recostó sobre mí. Esto tenía que ser alguna clase de broma… un chico así no haría eso conmigo… ¿o sí? Se acerco a mí y sentí su perfume, lo que me causo una tremenda revolución hormonal. Jamás un chico había estado así de cerca de mí…
-Tom: Toma esto como una muestra – me dijo al oído- si aceptas mi propuesta, todo esto será tuyo… te lo garantizo…
No alcance a analizar sus palabras. Porque él, ese Dios, se estaba acercando a mí, con esos labios de coral con los que había soñado por dos noches seguidas… y entonces, me beso.
Me quede estática, no lo podía creer. Esa dulce boca estaba sobre la mía y esto era mi sueño hecho realidad. Entonces mis labios adquirieron vida propia y le devolví el beso con todo lo que llevaba dentro… y sentí como la electricidad se colaba por mis huesos, haciéndome sentir cosas que jamás creí. Esto era el cielo. El deseo me embargo y lo bese con furia, llena de pasión y vi que él me respondía. Sentí como mi intimidad se humedecía, pues su sexo tibio y endurecido estaba exactamente sobre el mío, y la sensación era de otro planeta. Él sintió eso al parecer y lanzo un gemido ahogado dentro de mi boca, lo que casi causa que tuviese un orgasmo allí mismo… Pero él era mucho más audaz que yo, y lo vi buscar mis manos, y llevársela a su trasero. Esto era un sueño del cual no quería despertar. Lo apreté suavemente, no quería causarle daño, y su piel estaba ardiendo. Sentí también la dureza de sus estrepierna a través de la tela de pantalon y eso me puso aun más excitada, como si fuese posible. Me beso con más profundidad y ya no fui muy amable. La apreté con pasión. Él me quito los anteojos y vi todo borroso, pero ya veía igual antes de que me los quitara así que no me importo. Enredo sus manos en mi cabello, causándome la mejor sensación del mundo. Todo lo que me hacia me causaba placer. Era increíble. Él se movía suavemente sobre mi sexo, causando que casi me ahogara de puro éxtasis.
Comencé a temblar, lo cual a estas alturas era ya inevitable. ÉL era el primero en todo, y nunca pensé que sería tan celestial. Mi cuerpo parecía querer estallar, y seguía temblando, embargado de nuevas sensaciones. Y entonces, se me escurrió su nombre entre los labios.
Me volvió a besar, mientras yo seguía temblando, volvió a desordenar mi cabello y con un pequeño suspiro, se bajo de mí y se paso a su asiento. No es que esperara algo más, pero demonios, porque se iba justo en ese momento… había sido mi primer beso…
Sentí como se me iba el aire de los pulmones y me sentí un poco utilizada por un momento. Él estaba jugando muy bien sus cartas. De esta manera, sería incapaz de decirle que no a nada que me pidiese. Trate de pensar un poco, ordenándome y volviéndome a poner los lentes. Peine un poco mi pelo.Me avergoncé, pero no podía hacer nada. Finalmente decidí poner mis manos sobre ,mis piernas y suspire.
-Tom: ¿Y qué me dices? –me pregunto mientras buscaba algo en su bolsillo.
- Tu: Si – le conteste – lo que tú desees.
Y era la pura verdad. Ahí me di cuenta de que no sería capaz de negarme a algo que ese ángel o demonio, no sabía en ese momento, me pidiera. Él era el alfa y el omega, el negro y el blanco… mi cielo y mi infierno. Lo supe en ese momento y aun así, me arriesgue. Intuí que de esto no podía salir nada bueno. Él sonrió, se sentía victorioso. Y lo era. Me dijo que empezaríamos al momento y fuimos a una tienda que él conocía, al parecer en Downtown Miami. Por lo que noté, tenía algunas influencias. No me extrañaba, su padre era bastante adinerado. Viajamos en silencio. Me hubiese gustado decirle sobre mis sentimientos, sobre lo que pensaba o esperaba, pero tampoco era tan idiota. A él no le importaría eso. Él quería un juguete nuevo y yo me había entregado en bandeja. De todas maneras, era un gran privilegio. Era mejor ser juguete de Tom que no ser nada en absoluto. Sonreí tristemente.....



Me alegro demaciado de que les halla gustado la fic :D voya a subir capi dia por medio para que esten al tanto y eso me siento feliz de que les agrade jijijijij eso Adiooos
un besitoo Yampii.-

jueves, 19 de julio de 2012

Capitulo 4 :D

-Tu: Tom– decía con voz sedosa- Tom
-Tom: - Dime como quieras – dije y me asombré de lo temblorosa que salió mi voz.
- Tom...- dijo ella, obediente- Tom…- mientras decía esto, sus manos subían a mi cuello y luego con algo de torpeza, me acarició el cabello para que nuestro labios no se separan ni un solo segundo.
-Tom: Hermosa, me tienes muy exitado- le susurré y sentí como sus piernas me aferraban aun más contra su intimidad húmeda, casi pidiéndome que la hiciera mía ahí mismo, sin importar nada.

La bese una vez más, acariciando su cabello y tan rápido como la había puesto en el asiento, me salí de ahí y me pase al asiento del conductor.
Me quedó mirando asombrada, sin creerse que me hubiese detenido. Es que tampoco podía pasar a más, la idea solo era darle un poco para que deseara más.

-Tom: Eso es solo una pequeña muestra hermosa…- le dije- si aceptas mi oferta, seré tuyo completamente… y no deberemos parar.
Me miró y vi como su rostro estaba enrojecido y los ojos oscurecidos por la lujuria. Se veía bien sin lentes y con el pelo revuelto. Dios, no sé que me pasaba, pero tenía todas las ganas de subirme arriba de ella de nuevo. No lo haría, claramente, pero de que tenía ganas, tenía ganas… La vi tratar de recomponerse y volver a ponerse los lentes. Arreglo su cabello y su ropa. La vi moverse para volver a su lugar original, se sentó, nerviosa, y ya por ultimo termino por ponerse las manos sobre sus piernas.
-Tom: - ¿Y qué me dices? – le dije, respirando profundo y buscando otro cigarrillo.
-Tu: Si – me contesto – lo que tú desees.


*pensamiento Tom*
Sonreí ante mi victoria. Es que era esperable. Ella era una chica tímida, pero era una mujer y las mujeres siempre ceden a sus deseos. Ella no sería la excepción.
-Tom: Excelente – dije, encendiendo el auto- Empezaremos ahora mismo. Vamos a una tienda que conozco… Y partí acelerando, a Downtown Miami. No era tan lejos, y en la tienda me atenderían a la hora que yo quisiera. Era cliente exclusivo. Unas horas después ya estábamos allí. Habíamos hablado casi nada por el camino, ___(tn) iba callada y yo estaba pensando a mil por hora.

Bajamos del auto y entramos a la tienda. Estaba cerrada, pero cuando di mi nombre, abrieron en seguida. Tener dinero tenia algunos privilegios.
No le pregunte a ___(tn) nada, y busque entre variada ropa de diseñador. Pude intuir perfectamente su talla y aproveche de comprarle varios shorts, poleras, faldas y jeans. También algunas zapatillas y sandalias, también una cadena que me pareció muy linda con forma de corazón, especial para ella, sé que se le verá espectacular.

(tn) solo asentía y me miraba con ojos anhelantes. No decía palabra y yo lo agradecía. Luego volvimos a Miami.
La deje en su casa bastante tarde y cuando estuvimos afuera le hable algo más que debía saber.
-Tom: Princesa, ya que aceptaste esto tienes que saber unas reglas. Primero, mientras estés conmigo no puedes ver a nadie más, solo a mí. Segundo, harás lo que yo diga, ni más ni menos… no me gusta que tomes la iniciativa. Tercero, me obedecerás en lo que te pida aunque parezca retorcido y Cuarta y última… no abras tu linda boca, esto queda solo entre nosotros o se acaba el trato. ¿Está claro? Si sigues estas sencillas reglas, te prometo que podrás estar conmigo… como desees.
-Tu: Está bien – dijo ella, aunque note un dejo de molestia en su voz – lo que tu digas.
-Tom: Muy bien princesa - le dije- puedes bajar, mañana te quiero ver por la tarde, debemos ir al salón de belleza y veremos lo que hacemos con esos lentes tuyos...
-Tu: Ok- me dijo – ammm puedo… ¿pedir algo…?
Eso me tomo por sorpresa… ¿Que más quería? ¿No le había dado ya suficiente?
-Tom: Claro, dime – le dije con suavidad, aunque no me gustaba que me pidiese algo.
-Tu: ¿Me podrías dar… otro beso?
Se me apretó el estomago. Pensé que me pediría alguna idiotez, aprovechando el impulso, algo material. Pero no. Ella solo quería un beso.

No le respondí, pero me acerque a ella, cerrando los ojos.
Esta vez ella me beso a mí. Y fue un beso suave y dulce, tan dulce como la miel. Delineo mi boca con la punta de su lengua y luego exhalo su tibio aliento.
-Tu: Nos vemos mañana – me dijo, dándome una sonrisa.
-Tom: Si princesa, mañana.

Ella bajo del auto y se fue con la tonelada de bolsas de las compras. La mire y respire satisfecho. Si pensé que la chica tenía potencial, ahora estaba convencido. Esta mujer iba a ser lo que yo quería, seria para mí. Yo me encargaría de perfeccionarla.


miércoles, 18 de julio de 2012

Capitulo 3 :D

Narra Tom:

Ya que estaba decidido a moldear a ____(tn) a mi gusto, y viendo que la chica respondía a mí a las mil maravillas, decidí que mi plan no tenia porque esperar. Deje paaar un par de días para llamarla, a sabiendas de que la pobre jamás se atrevería a hacerlo. Así es que un viernes, decidí iniciar mi muy cuidada estrategia.
-Chris:Tom te estas pasando – me decía Chris, algo molesto.
-Tom: Christian hazle un favor al mundo y cierra tu bocota – le decía yo, mientras marcaba el teléfono que ____(tn) me había dado.
-Christian: No es más que una pobre chica – me decía – La harás picadillo y no creo que se lo merezca.-
-Tom: Oye, primero es mi vida, segundo, ella no lo va a pasar nada de mal… incluso me estará agradecido cuando termine con ella – dije yo, convencido.
Chris movió la cabeza en desacuerdo. No sé de qué se asombraba si el muy maldito había hecho cosas peores que esta… ahora venía con ataque de moralidad.
Marque el numero y al segundo tono ya me había contestado.
-Tu: Si – me contesto la suave voz, al otro lado de la línea.
-Tom: ____(tn) soy yo Tom¿te acuerdas de mí? – le pregunte, claro que era bastante obvia la respuesta.
-Tu: Por supuesto- me dijo rápidamente –
-Tom: Bien – le dije yo- Me gustaría charlar algo contigo… más bien hacerte una propuesta… ¿estás libre esta noche?
-Tu: Si – me dijo sin pensarlo nada – ¿quieres que pase por ti o…?
-Tom: No – le dije – ya estaba acostumbrado a llevar la iniciativa – Yo pasare por ti, dame tu dirección princesa.
Anote la dirección que me dio ____(tn) y le dije, para que se fuera preparando:
-Tom: Espero que en tu casa no se molesten si vuelves muy tarde.
-Tu: No- me dijo nerviosa – no te preocupes...
-Tom: Excelente – le dije, feliz de que las cosas marcharan a mi gusto – Entonces recuerda… a las 9 y por favor no me hagas esperar, porque lo odio… Nos vemos
Y colgué.
Genial – dije, mordiéndome el labio.
-Chris: ¿Eres un maldito lo sabías? – me dijo Chris molesto.
-Tom: Si, y me encanta – le conteste sacándole la lengua-
-Chris: Bueno, ya que no me escucharas, ¿qué es lo que planeas esta noche? -me dijo, interesado.
-Tom: Bueno- dije yo, tomando un chaqueta para ponérmela – primero le propondré mi idea… le daré la oportunidad de que diga que no, para que veas que no soy tan malo…-
-Chris: Conociéndote no creo que a la pobre le quede opción- me dijo Chris – ¿y si acepta?
-Tom: Bueno, si me dice que si… empezaré por cambiarle el look… le comprare ropa y la llevare al salón para que hagan algo con ese cabello… y también le daré lentes de contacto… tiene un par de ojos de infarto, no debería ocultarlos detrás de esos feos lentes…
-Chris: Harás una gran inversión,¿en realidad crees que valga la pena?
-Tom: Por supuesto que sí – le conteste – de algo que sirva el dinero que gana papa, y la mesada de mi madre… tú sabes que prácticamente no ocupo dinero en este pueblo infernal…
-Chris: Bueno, si tú lo dices, en todos los casos debo decirte que me muero de ganas de saber como cambiaras al monstruito ese por algo comestible…
-Tom: Ya verás- le dije- yo jamás me equivoco-
A las 9 en punto me estacione fuera de la casa de ____(tn). Era una casa normal, bastante linda, pero pequeña, nada ostentoso. Vi el auto de ____(tn) estacionado, un pequeño Chevrolet, quizás de que año, que mantenía bastante bien. Al menos la chica era cuidadosa.
-Tom: Entra princesa– le dije.
Ella subió y le hizo una seña de adiós a su madre. Rodé los ojos y acelere hacia nuestro destino.
No habíamos dicho palabra, pero podía observar que ____(tn) me miraba, yo vestía unos pantalones color negro y una camisa color blanca, por supuesto abierta. En el asiento trasero llevaba mi chaqueta, por si me daba algo de frio.
-Tom: ¿Te gusta lo que ves hermosa? – le dije, haciendo que la pobre saltara de la impresión.
-Tu: S-Si- me dijo, mirando ahora por la ventanilla.
-Tom: Tranquila amor… vamos a un sitio tranquilo que hay por acá y te diré lo que quiero de ti ok?
La chica solo asintió, tímidamente, mientras un ojo se le desviaba hasta mi entrepierna. Acelere y pronto llegamos al tranquilo parque de las afueras del pueblo, en donde me gustaba ir a pensar. Casi nadie pasaba por acá, por lo que el lugar era propicio. Me estacione y me volví hacia _____(tn), quien ya parecía algo ahogada de lo rápido que respiraba.
-Tom: Tranquila pequeña, no muerdo – le dije sonriendo.
-Tu: Está bien – me dijo, estirándose un poco- entonces ¿qué es lo que… hablaremos?
Me la quede mirando un momento, para imaginármela con otra ropa, otro peinado… realmente estaba convencido de que este era un diamante en bruto.
-Tom: ¿Tienes unos ojos preciosos sabes? – le dije, sin medir mucho mis palabras.
-Tu: Esteee – se ruborizo – gracias… tu también tienes unos ojos… muy lindos – me dijo, sin mirarme.
-Tom: Bueno, al grano- le dije, buscando un cigarrillo en mi bolsillo – ¿fumas? – le pregunte
Ella negó con la cabeza. Que tímida me estaba resultando… iba a ser todo un reto.
-Tom: Está bien – dije encendiendo mi cigarrillo- siempre he sido directo y te diré las cosas sin rodeos… me gustas, y quisiera que tuviéramos la oportunidad de pasarlo bien tu y yo… ya sabes… una relación sin compromisos…
Me miro con los ojos como platos. Que gracioso. Pero tengo algunos reparos que poner- le dije – me gustaría que cambiaras un poco tu look… tu ropa… y ver la opción de que no utilizarás esos feos lentes…
-Tu: Que tiene de malo mi ropa – dijo ella, con un dejo de nerviosismo… no te gusta nada de mi entonces…
La vi abrir los ojos enormes, en un ataque de desesperación. La conversación no le estaba gustando, eso era notorio, así que tendría que ser algo más sutil quizá…
-Tom: No pequeña, no me malinterpretes. Tu eres una chica muy guapa, o no estaría hablando contigo… es que me gustaría que te sacaras mas partido…
-Tu: Pero de donde voy a sacar todas esas cosas… no tengo dinero como para eso…
-Tom: Ahí es donde entro yo… yo pagare todo eso…
-Tu: ¡No! - Grito ____(tn) de pronto ofendida – jamás recibiría dinero de un chico como tu, no podria…
-Tom: Hermosa, esa es la única manera de que estés conmigo, si no simplemente olvídalo.
-Tu: No me gusta ser una mantenida- gruño, orgullosa- nunca lo he sido ni lo seré… Puedo trabajar y pagar… por mis cosas.
Se estaba poniendo un poco difícil… vaya que zonza… si cualquier mujer pagaría por estar en su sitio… pues bien iba a tener que usar mis tácticas...
-Tom: Bueno… si es así como, lo pones, tendré que mostrarte lo que arriesgas al decir que no…
Con una increíble rapidez la tome y la puse en el asiento de atras y me recoste sobre ella. Pude ver como abría los ojos sin creérselo, y use toda mi artillería para que me dijera que si.
-Tom: Toma esto como una muestra – le dije al oído- si aceptas mi propuesta, todo esto será tuyo… te lo garantizo… Y dicho esto, me acerque a su boca… La bese, aunque no me moría de ganas de hacerlo. Pero en cuanto sus labios tocaron los míos, algo me recorrió la espalda y me sentí casi ahogado. _____(tn) no reacciono al principio, pero luego su beso alcanzo profundidad, y se volvió feroz, lo que me hizo sentir cosquillas en el estomago.Puse una pierna a cada lado de mi cintura y Sentí como mi sexo empezaba a endurecer y a rosarse con su delicada femineidad , y lance un gemido ahogado, mal que mal estaba en sequía, así que me encontraba un poco necesitado.El único problema era que no hacía nada con sus manos y exasperada, se las tome y las plante en mi trasero, para que despabilara. Por un momento se quedo estática, pero como yo fui profundizando el beso, sus manos adquirieron vida propia. Le quite esos malditos lentes y enrede mis manos en su pelo, mientras me movía lentamente sobre ella. La temperatura comenzó a subir enseguida y sentí como _____(tn) temblaba bajo mi cuerpo, y eso no sé porque, me excito más todavía… No me había pasado algo así, todos las mujeres eran unos verdaderos pulpos y había que estarlas frenando, no así con ____(tn), que parecía dudar de cada movimiento.
Entonces, lo escuche susurrar mi nombre en un gemido ahogado…

lunes, 16 de julio de 2012

Capitulo 2 :D

Narra ____(tn)

Había llegado no hacía más de diez días a esta escuela, y aun no tenía ningún amigo. De hecho no conocía a nadie. Mi vida se pasaba entre los libros y las clases de inglés, que eran mis favoritas. Estaba un poco harto de las molestias constantes de mis compañeros, pero ya no importaba.
Acá en esta nueva escuela, a nadie parecía importarle, por lo que estaba más tranquila. Había salido al patio, como todos los días.
Llevaba mi edición de Romeo y Julieta, esperando que nadie me interrumpiera, me senté en una banca a leer.

Estaba tan ensimismada, que no me percate cuando alguien hizo sombra frente a mí, sino hasta que me dirigió la palabra:
xXxx: ¿Hermosa,qué es lo que lees? – escuche que alguien me dijo y lo que me dejó aun más en shok fue que me haya llamado ''Hermosa''.
Me sobresalte y se me cayó el libro de la pura sorpresa. Levante un poco la vista y me encontré con una impactante silueta de un chico realmete guapo,a medida que subía la mirada, sentí como me iba quedando sin aire, me encontré con su entrepierna casi en mi rostro lo que me hizo sonrojarme un poco,miré su torso casi desnudo, ya ke llevaba su camisa desbotonada...hasta que lentamente subí y ví esos labios rojos… sentí que mi femineidad se humedecía al momento, solo de ver esa cara excitante que me miraba como si quisiera devorarme. Sentí que el rubor subía a mi rostro. Entonces, él se agacho a recoger mi libro. Cuando subió sus músculo de su pecho casi quedaron pegados a mi cara y pensé que iba a tener un orgasmo allí mismo con tan solo sentir su aroma… Nunca había conocido, en toda mi existencia a una chico tan sexy y hermoso. Ese cabello color miel peinado levemente hacia arriba con fijador y esos ojos cafés marcados de lujuria…. Y esa boca, podría ser mi total perdición. Pero estaba segura de que esto no era más que una ilusión o un mal sueño: un chico así jamás se acercaría a mí. Creo que tenia la boca abierta de puro asombro. De pronto él me volvió a hablar.

-xXxx: Hermosa,se te cayo esto… -me dijo- ¿me dirás que es lo que lees?
-Tu: Yo -yo – le conteste torpemente- leo Shakespeare.
-xXxx: Shakespeare? Me contesto alzando una ceja.
No quería decir que era Romeo y Julieta o me creería un cursi estúpido. Lo mire con algo de temor, tratando de dilucidar a que venían sus preguntas, tan extrañas y repentinas.
Ví como me sonreía y se sentaba a mi lado, rodeando de hombro con su brazo. ¿En realidad no estaba soñando? Un chico así de guapo sentándose a mi lado… esto tenía que ser alguna clase de broma… ¿En donde están las cámaras? Entonces, fue que sentí su mano en mi muslo y sentí que las piernas se me hacían agua… ¡Me estaba tocando… a mí! ¡Ese hermoso ángel, caído del cielo, me miraba, me hablaba me sonreía y me tocaba a mí! En realidad esto tenía que ser un sueño, pero no quería despertar…
xXxx: ¿Y me leerías algo de eso… para ver de qué se trata?
Ay Dios, quiere que le lea algo… por favor, algo lindo, algo que le demuestre lo que siento… hojee el libro desesperada tratando de buscar un pasaje hermoso y cuando vi uno, lo leí casi sin mirarlo o se me trabaría la lengua… solo esperaba no asustarlo: "¡Habla!¡Prosigue hablando, ángel resplandeciente! Pues al alzar, para verte, la mirada, tan radiante me apareces, como un celeste y alado mensajero a la atónita vista de los mortales, que, con ojos elevados al Cielo, se inclinan hacia atrás para contemplarte, cuando a trechos franquea el curso de las perezosas nubes y boga en el seno del ambiente…"

¿Por Dios, no habrá sido demasiado cursi? Me sentí un poco incomoda, pero lo mire y él estaba como tenso y vi como un pequeño suspiro se le escapo de los labios… si, al menos había sido capaz de rozarlo con esas palabras… Me sentí bien y una sonrisa boba se me escapo de los labios.
Pero entonces él subió más la mano y creí que iba a tener que salir disparado o me iba a dar una ataque cardiaco… casi me toca… ahí… y yo sentí que moría. Un calor demandante subió por mi cuerpo y la temperatura se me elevo en dos segundos. Trate con toda mi fuerza de que no se me notara, pero entonces vi que sus hermosos ojos me miraba la entrepierna con una mirada de indescriptible deseo... Lo mire embobada y vi como se mojaba los labios con su roja y sexy lengua… hasta este punto de mi vida, esto era lo más malditamente sexy que mis ojos habían visto… no es que hubiesen visto mucho, pero seguro que andaría desvariando por varias semanas…
 xXxx: ¿Cómo te llamas? - me pregunto.
Tu: _____(tn) le conteste tan bajo que temí que no me hubiese escuchado. Ni la voz me salía, maldición.
xXxx: Lindo nombre – me contesto – Yo soy Tom... Tom kaulitz,pero dime Tom
Me tendió su mano y yo la tomé, casi sin pensarlo y la apreté despacio, un poco ansiosa. Allí sentí como se me derretía la espalda y me daba un cosquilleo incesante en mi intimidad… Había visto lucecitas en pleno día. No podía existir tanta belleza en una sola persona.
Para mi pesar él retiro la mano muy pronto, y temí haberme sobrepasado. ÉL me dijo su nombre, y era tan perfecto… no pude evitar que un pensamiento se me deslizara por los labios:
Tu: Tom... Eres muy atractivo, pero no puedo dejar de sorprenderme de que me estes hablando...porque no soy la chica que llamen ''popular''.¿ No te importa que te vean conmigo?- dije bastante timida Inmediatamente me recrimine por ser tan estúpida. Como se me cuelan los pensamientos por la boca… Excelente ____(tn), te estás luciendo. Me quise golpear a mí misma. ÉL frunció el ceño y supe que no le gusto. El terror se apodero de mí.

-Tom: Yo quise acercarme porque quería halar contigo, además nunca me ha importado el que dirán y bueno como te gusta Shakespeare quizás me podrías ayudar – me dijo – toma, acá tienes mi teléfono… dame el tuyo, nos comunicaremos, ¿estás de acuerdo?
En cuanto escuche la palabra teléfono mi mente aterrizo y escribí el mío en una velocidad record. No era una oportunidad que desperdiciar. Le asentí con la cabeza y le entregue mi número. No quería meter la pata de nuevo, así que mejor me quedaba callada.
-Tom: Entonces te llamaré – me dijo.

Y sus labios rosados y suaves se acercaron a mi mejilla y me beso. En ese mismo momento supe que estaba perdida. Se me escapo un gemido avergonzante y rogué porque no lo hubiese escuchado. Ese chico, era mi ángel, y no podría jamás mirar a otra hombre. En dos minutos me había vuelto loca. Lo único que quería era volver a verlo… Lo que fuese por solo un beso de sus labios… Lo vi alejarse y Apreté los puños y aguante el deseo infantil de salir gritando de felicidad. Disimuladamente lo miré para que no me viera y observe como conversaba con sus amigos… NO le importo que yo no fuese nada, él mismo se había acercado a mí. Él me había tocado, hablado y besado todo en un mismo día… Increíble, mis plegarias habían sido escuchadas… Apreté con fuerza el papel en que él me había entregado su número y lo guarde como un autentico tesoro. No me creía capaz de llamarlo, pero no importaba. El número era mío y con eso yo ya era feliz.

El corazón casi se me salía del pecho y no quise pararme todavía de pura felicidad. Espere más de lo necesario, cuando casi todos se hubieron retirado a su salones y recién me puse de pie. Me dirigí a mi clase y no preste atención ni un solo segundo, a pesar de que las matemáticas era mi clase favorita. En mi mente solo bailaban dos palabras maravillosas: TOM KAULITZ ♥....

sábado, 14 de julio de 2012

Capitulo 1 :D

Narra Tom

Se lo que las Mujeres quieren. Siempre buscan lo mismo. Sexo.Jugar. Es por eso que antes de que ellas vengan por eso, yo voy por ellas. Así de simple. Ellas no juegan conmigo. Yo juego con ellas.
Tengo un grupo de amigos…más bien conocidos, que no son más que unos imbeciles.Es verdad, se que están conmigo porque les acarrea fama… y por eso me siguen como perros falderos.El único que realmente vale la pena es Christian, porque el es como yo, y no busca llamar la atención por mi causa. El sol es un maldito imán. Así que como verán somos bastante parecidos.En el colegio ya no hay nadie que en realidad valga la pena. Unas cuantas chicas que me llamaron la atención ya eran historia antigua. Nada más que una noche de pasión o dos si la tipa era muy buena. Eso era todo para mí.La última de ellas había sido Kayla Rathbone, un linda chica rubia, que podira servirme muy bien, a la que me lleve a un hotel una noche, pero la muy tonta no sirvió de mucho… no duro nada y simplemente no valió la pena.

Todo un fiasco.Estábamos en lo mismo de siempre con mis amigos, en medio del patio, tomando un poco de sol, que era muy escaso en el estúpido pueblo al que me había mandado mi madre. Sin ningún reparo me envió con mi padre porque dijo que yo era un perdido y no tenia futuro si seguía acostándome con todo New York. Mira quién habla le conteste y me mando de una patada a Miami. Maldita.

Ahora tenía que estar entreteniendo a un cúmulo de estúpidos que me seguían para ver si conseguían algo de sexo con mi fama. Ellos se hacían cargo de mis sobras. Eran como un tumulto de malditos pervertidos...

Fue entonces que ví a aquella chica que si no fuera por mi completo aburrimiento jamás hubiese visto. Ni siquiera de lejos. Pero ahí estaba, observándola y analizando mis opciones. Como si se tratase de un juego. La historia de mi vida.
-tom: Hey, Chris – le dije a mi amigo, golpeándolo en una pierna- ¿Quién es esa?
-Chris: Quien – susurro Chris, que estaba ocupado mirando la cancha de rugby, mirando los traseros de la porristas.
-tom: Esa chica de allí… la de lentes – le dije.
¿Esa cosa? – dijo Mike con un dejo de asco.
-tom: Bueno, ¿me dirás o no quien es?
Chris: Vaya tom,si que te hace falta un revolcón.Claro que se quién es. Es una Nerd si quieres que te lo diga. Se llama _______(tn) o algo así. No es más que una rata de biblioteca. Nada de tu tipo.
-Tom: Mmmmm – dije observándola.

Christian era muy amigo mío, pero era una estúpido Si no era capaz de ver el potencial de ese chica, era porque le faltaban neuronas.Era de estatura media, se notaba y tenía un cuerpo delgado, pero atlético. Tenía la piel más blanca que la de una chico y el pelo rubio cobrizo demasiado peinado, con una chasquilla que no dejaba ver bien su rostro y la hacía ver más boba de lo que ya era.

Además esos lentes… por Dios, hace años que habían inventado los lentes de contacto… Estaba sentada leyendo y tenía las piernas abiertas. Deliberadamente fije mis ojos en su senos y pude ver, aun desde la distancia, y la enorme polera que traía puesta,que la chica tenia lo suyo. Un cambio de ropa, un corte de pelo… adiós a las gafas… y seria todo una diosa… habría que ver lo demás.

-Tom: Espérame aquí Chris – le dije poniéndome de pie.
-Chris: A donde crees que vas – me pregunto al verme.
-Tom: No es tu problema – le dije.

Me acerque a la chica, quien no saco los ojos del libro que leía. Yo traía mi camisa con los primeros botones sin anudar que me servía para estos casos. Doble un poco el cuello para dejar ver mi pecho. Me acerque hasta estar casi pegado a ella y le susurre:

-Tom: ¿Qué es lo que lees hermosa?

La chica dio un salto, y se le cayó el libro de las manos. Pobre, había quedado con la boca abierta al verme. Su mirada empezó en mis piernas y mi entrepierna y fue subiendo, hasta detenerse un momento en mi pecho… por último me vio a la cara y vi como se sonrojaba. No era más que un nena de mama. Me agache a recoger el libro y quede con su cara casi pegada mi pecho. La pobre abrió la boca y casi se le cae la baba del asombro. Yo estaba acostumbrado a esas reacciones, por lo que subí lentamente y me volví a poner de pie.

-Tom: Hermosa, se te cayó esto,le dije- ¿me dirás que es lo que lees?
-Tu: Yo, yo… leo Shakespeare – dijo en un murmullo.
-Tom: ¿Shakespeare? – le dije alzando una ceja.
Me miró a los ojos y pude ver que eran de un café hermosísimo. Esta chica realmente tenía potencial, pero le faltaba pulirse, demasiado. Trate de ver si respondía a mí. Me senté a su lado, rodeando su hombro con mi brazo y me deleite en ver cómo me devoraba con los ojos. Puse una mano en su muslo y le dije con mi voz más sexy:
-Tom: ¿Y me leerías algo de eso… para ver de qué se trata?

La joven se desesperó un poco y hojeo el libro. Buscaba algo especial, aparentemente, pero a mí me daba lo mismo, solo quería ver su reacción. Entonces leyó, e increíblemente, sus palabras fueron como seda en mis oídos: "¡Habla!¡Prosigue hablando, ángel resplandeciente! Pues al alzar, para verte, la mirada, tan radiante me apareces, como un celeste y alado mensajero a la atónita vista de los mortales, que, con ojos elevados al Cielo, se inclinan hacia atrás para contemplarte, cuando a trechos franquea el curso de las perezosas nubes y boga en el seno del ambiente…"
Me tense un poco y se me escapo un suspiro. Ella parecio notarlo y sonrió levemente. Pude ver que tenía una linda sonrisa, y recordé entonces mi cometido. Subí un poco más la mano por su muslo, hasta casi tocar su intimidad.

La vi ponerse tensa, Mi mirada se dirigió a sus labios y pude notar como se mordia delicadamente. La chica tenia unos hermosos labios rosados y esponjosos, comenzé a preguntarme si sabian tan bien como se veían.
Sonreí y no pude evitar mojarme los labios.
-Tom: ¿Como es que te llamas? Le pregunte.
-Tu: ______(tn) me dijo, muy despacio.
-Tom: ______(tn)... lindo nombre – le dije – Yo soy Tom.... Tom Kaulitz, pero solo dime Tom
Le tendí la mano y ella me la tomo, apretándola suavemente. Una instantánea corriente curso mi espalda, por lo que quite la mano con rapidez, algo confuso. Deseche cualquier pensamiento y segui con mi juego.
-Tu: Tom... eres muy atractivo, pero... porque un chico como tu hablaría conmigo... no soy la clase de persona ke llaman popular, no te importa que te vean conmigo?-dijo tímidamente–
Nuevamente la corriente eléctrica invadió mi cuerpo.Me dejo atontado, era en extremo tierna. Y ya era la segunda vez en tan poco tiempo y no me gusto. Fruncí el ceño.Tenía que actuar rápido.
-Tom: Claro que no me importa, si me acerque fue porque de verdad lo quería, además nunca me ha importado el qué dirán -- pude notar como se sonrojaba -- y bueno, como te gusta Shakespeare quizás me podrías ayudar – Le dije – toma, acá tienes mi teléfono… dame el tuyo, nos comunicaremos, ¿estás de acuerdo?
_____(tn) asintió, y me paso un pequeño papel con una hermosa letra. Lo guarde en un bolsillo y me acerque a su mejilla.
-Tom: Entonces te llamare – le dije dándole suave beso.
Estoy seguro que oí como se le escapo un gemido. Eso fue fácil Ella ya era mía. Me acerque de nuevo al grupo, que me esperaba expectante.
Chris: ¿Qué m*erda crees que estabas haciendo? - Me dijo enfadado -
-Tom: Marcando mi territorio, ella ya es mía y verás como este diamante se pule en unos dias, te aseguro que no la reconocerás.
-Chris: Eso? – chillo Christian – por favor Justin, hay miles mejores que ella.
Tom: NO! - le dije - es que tu no ves cuando hay un diamante en bruto, y esa chica lo es.
Chris me miró como si estuviera loco.
Tom: Mira – le dije - Tienes que sacarte los prejuicios. Primero, imagínatela sin ese peinado tan aburrido, sin lentes, con una ropa sexy y voila – le dije – Tienes a una súper sexy mujer a tu disposición.
Chris la miró analizándola y frunció levemente el ceño.
Chris: Si, supongo que podría ser… pero ha de ser un tonta… no me importa si es sexy, si no tiene nada bueno…
-Tom: Ahí es donde te equivocas – le dije- Primero, su "equipamiento" es de primera. Segundo, se excita con facilidad, lo que la hará domable… Tercero, tiene un cuerpo de lujo, así es que es mía… yo la quiero y la voy a moldear a mi gusto. Chris me miro con una sonrisa picara.
-Chris: Eres un maldito pervertido, lo sabías? – me dijo – ¿en realidad piensas torcer a esa niñita de mama?
-Tom: Bueno- le dije – al menos lo intentare. Si al final queda como yo deseo, será la envidia de todo Miami…
-Mike: Está bien, quiero verte hacerlo – dijo Mike.
No te preocupes, ______(tn) está en mis manos…

viernes, 13 de julio de 2012

Prologo :D

~Prologo:
Tom es el chico lindo de la escuela y también es malvado, pervertido y coqueto. Siempre tiene lo que desea. Es por eso que verá en ______(tn), una tímida y sencilla estudiante, la materia prima ideal para su mujer de ensueño. El problema es que necesita unos "pequeños toques" por lo que tom sumergirá a ____(tn) en un océano de lujuria, desenfreno y libertinaje, para obtener lo que desea de esa mujer… pero en el intento, las cosas pueden no resultar como esperaba… al final, puede haber terminado creando un monstruo…"