Contador de Visitas

sábado, 21 de julio de 2012

Capitulo 5 :D


Narra ____(tn)
Estuve dándole vueltas al papel que me entrego Tom por dos días. No me atrevía a llamarlo y me sudaban las manos de solo acercarme al teléfono. Mi madre lo noto y se acerco a hablarme.
-Papa: ¿Algún problema con el teléfono hija? – me pregunto con una sonrisa en los labios.
Me sentí pillada y me avergoncé. Maldito rubor, siempre me llegaba en el momento menos indicado.
-Tu: No- mentí de muy mala forma- solo esperaba… un llamado… quizás – dije luego, dudando en realidad que me llamarían.
-Papa: ¿Y tú piensas que si le haces guardia al teléfono te llamaran antes?
-Tu: No… Papa, por favor-le suplique, ya bastante avergonzada.
-Papa: Está bien… yo solo preguntaba… ¿es un chico verdad?
Mi Papa y su perspicacia. No había como mentirle.
-Tu: Si – le dije, bajando la voz -pero por favor no le digas a mama… o comenzara con sus sermones…
¿Que no me digan qué? – se asomo mi Mama.
*Maldición. En esta casa no existían los secretos.*

-Papa: Bueno, creo que ____(tn) tiene una cita – dijo riendo- pero no se atreve a llamar o no se… quizás espera que la llamen…
-Tu: Papa- le gruñí- ¿qué parte de No le digas es la que no te quedo clara?
-Papa: Hija, tu mama era como tu, hasta que se decidió… quizás pueda aconsejarte.
Mi mama era un mujer especial. Quizás Papa tuviera razón.
-Mama: Ven hija, toma asiento- dijo ella, haciéndole un guiño a mi Padre.
-Papa: Por favor no la avergüences.
-Mama: Claro que no, hablaremos cosas de mujeres.
Comenzó a contarme como se conocieron con Papa y como hiso para dejar a un lado su timidez y poder tener una conversación.
-Mama: Así que como vez, es cuestión de decisión- me dijo -
-Tu: Bueno, gracias- le dije, poco convencida de que con Tom fuera cuestión de decisión – Pero en serio, él es diferente…
-Mama: Hija, todos lo son- dijo con una sonrisa.
Estábamos en ello cuando sonó el teléfono. De un salto gigantesco ya estaba al lado de el. Escuche como mama y papa reían, pero no les hice caso.
-Tu: Si – dije con voz algo temblorosa.
Tom me pregunto si me acordaba de él. Uf, por Dios si supiera cómo y de qué forma me había acordado de él…
-Tu: Por supuesto – le dije, con algo más de confianza.
Dijo que pasaría por mi a eso de las 9, Lo vería a él, a Tom… el autor de todos mis deseos frustrados desde el día en que se rebajo a mirarme a mí… a tocarme a mi… a besarme a mi… todavía llevaba ese beso en la mejilla grabado a fuego en mi mente…
Luego de la llamada, todo fue un caos. Desordene mi habitación como nunca, y entre en desesperación por no encontrar que ponerme… No tenía nada digno de él, algo apropiado… solo la misma ropa que utilizaba a diario, muy pasada de moda o muy formal… Mi madre vio mi desesperación y concurrió en mi ayuda. Me paso unos Jeans negros que habían sido de Kim, mi hermana… quien por ahora se encontraba enla Universidad con Dylan, mi otro hermano. Me los probé y me quedaban bien, aunque estaban algo pasados de moda. No me importo, pues al menos eran algo diferente. Él se merecía el esfuerzo.
El otro problema se vino para buscar algo con que abrigarme. Por nada del mundo me pondría esos sweaters que de seguro ya estaban apolillados del uso… y me sentí morir una vez más. Otra vez vino mama en mi rescate, pasándome una chaqueta de mesclilla tambien de Kim que tenía guardada. Me quedaba un poco grande, pero se veía bien. Pronto sentí un vehículo en las afueras de mi casa y el claxon sonando. Me congele por un momento, sobrepasada por la emoción y no podía moverme de mi Habitación.
-Papa: Hija creo que te buscan… no creo que le guste esperar – me dijo.
Le dije a mama que no me esperara despierta y ella me lanzo una mirada divertida. Era la primera vez que salía con una chico, así es que supongo que todo valía.
Camine hacia su coche, el cual era espectacular como él.
Él me hizo pasar y cuando me senté observe que mama me despedía… le dije adiós con la mano, esperando que se metiera a la casa de una vez… por Dios, ni que fuera un bebe.Salimos de mi casa y no pude despegar mis ojos de él. Se veía espectacular, como siempre. Mis ojos casi se salían de las orbitas al ver ese pecho al descubierto, Sin querer comencé a sentir unas ganas incontrolables de querer besarlo lo que me dio algo de calor, no lo pude evitar... Así pasaron los minutos hasta que llegamos a un lugar apartado del pueblo, según él ahí nadie nos molestaría para halar mas tranquilos.Le pregunté de qué quería hablar. Él me quedo mirando con esos ojos cafés hipnotizantes… seguro se me caía la baba en este momento. Lo vi sonreír levemente.
-Tom: Está bien – me dijo encendiendo su cigarrillo- siempre he sido directa y te diré las cosas sin rodeos… me gustas, y quisiera que tuviéramos la oportunidad de pasarlo bien tu y yo… ya sabes… una relación sin compromisos…
Me quede helada y seguro que mis ojos me delataban… era demasiada información de golpe… ¿yo le gustaba… a él? ¿Dijo relación…? ¿Pasarlo bien… se refería a…? Esperen… ¿qué significa eso de sin compromisos? Creí que me daría algo por la manera que mi corazón galopaba. Pero él siguió hablando criticando mi ropa.
-Tu: Que tiene de malo mi ropa – dije decididamente nerviosa- no te gusta nada de mi entonces…
Comprendí el significado de mis propias palabras y me dio algo así como un ataque de ansiedad. Quizás yo estaba malinterpretando todo y no era lo que yo pensaba… estúpida ____(tn) tú y tu mente revuelta… probablemente ni le gustaba como mujer… bueno, y a quien le iba a gustar yo también, si no era más que un ….
-Tom: No princesa, no me malinterpretes. Tu eres una chica muy guapa, o no estaría hablando contigo… es que me gustaría que te sacaras mas partido…
Respire un poco mas aliviada. Me encontraba guapa. Me volvió el alma al cuerpo. Lo que quería era que cambiase mi atuendo… bien, yo también estaba de acuerdo pero… ¿como lo haría?
-Tu: Pero de donde voy a sacar todas esas cosas… no tengo dinero como para eso…
*Y era verdad… yo entendía que él quisiera a alguien más apuesto a su lado, pero no sabía cómo conseguiría eso… quizás si utilizaba el fondo de mi universidad… y no sé, quizás un cirujano plástico…*
-Tom: Ahí es donde entro yo… yo pagare todo eso…
No me estaba gustando lo que decía…. ¿Él pensaría que yo era algún tipo de aprovechada? Jamás haría algo así, menos viniendo de una chico. Si Tom quería una chica mejor vestida, más decente, tendría que hacer el esfuerzo… aunque me costase la misma universidad. Entonces él hablo.
-Tom: Bueno… si es así como, lo pones, tendré que mostrarte lo que arriesgas al decir que no.
No me alcance a dar cuenta cuando él me pasó al asiento trasero y se recostó sobre mí. Esto tenía que ser alguna clase de broma… un chico así no haría eso conmigo… ¿o sí? Se acerco a mí y sentí su perfume, lo que me causo una tremenda revolución hormonal. Jamás un chico había estado así de cerca de mí…
-Tom: Toma esto como una muestra – me dijo al oído- si aceptas mi propuesta, todo esto será tuyo… te lo garantizo…
No alcance a analizar sus palabras. Porque él, ese Dios, se estaba acercando a mí, con esos labios de coral con los que había soñado por dos noches seguidas… y entonces, me beso.
Me quede estática, no lo podía creer. Esa dulce boca estaba sobre la mía y esto era mi sueño hecho realidad. Entonces mis labios adquirieron vida propia y le devolví el beso con todo lo que llevaba dentro… y sentí como la electricidad se colaba por mis huesos, haciéndome sentir cosas que jamás creí. Esto era el cielo. El deseo me embargo y lo bese con furia, llena de pasión y vi que él me respondía. Sentí como mi intimidad se humedecía, pues su sexo tibio y endurecido estaba exactamente sobre el mío, y la sensación era de otro planeta. Él sintió eso al parecer y lanzo un gemido ahogado dentro de mi boca, lo que casi causa que tuviese un orgasmo allí mismo… Pero él era mucho más audaz que yo, y lo vi buscar mis manos, y llevársela a su trasero. Esto era un sueño del cual no quería despertar. Lo apreté suavemente, no quería causarle daño, y su piel estaba ardiendo. Sentí también la dureza de sus estrepierna a través de la tela de pantalon y eso me puso aun más excitada, como si fuese posible. Me beso con más profundidad y ya no fui muy amable. La apreté con pasión. Él me quito los anteojos y vi todo borroso, pero ya veía igual antes de que me los quitara así que no me importo. Enredo sus manos en mi cabello, causándome la mejor sensación del mundo. Todo lo que me hacia me causaba placer. Era increíble. Él se movía suavemente sobre mi sexo, causando que casi me ahogara de puro éxtasis.
Comencé a temblar, lo cual a estas alturas era ya inevitable. ÉL era el primero en todo, y nunca pensé que sería tan celestial. Mi cuerpo parecía querer estallar, y seguía temblando, embargado de nuevas sensaciones. Y entonces, se me escurrió su nombre entre los labios.
Me volvió a besar, mientras yo seguía temblando, volvió a desordenar mi cabello y con un pequeño suspiro, se bajo de mí y se paso a su asiento. No es que esperara algo más, pero demonios, porque se iba justo en ese momento… había sido mi primer beso…
Sentí como se me iba el aire de los pulmones y me sentí un poco utilizada por un momento. Él estaba jugando muy bien sus cartas. De esta manera, sería incapaz de decirle que no a nada que me pidiese. Trate de pensar un poco, ordenándome y volviéndome a poner los lentes. Peine un poco mi pelo.Me avergoncé, pero no podía hacer nada. Finalmente decidí poner mis manos sobre ,mis piernas y suspire.
-Tom: ¿Y qué me dices? –me pregunto mientras buscaba algo en su bolsillo.
- Tu: Si – le conteste – lo que tú desees.
Y era la pura verdad. Ahí me di cuenta de que no sería capaz de negarme a algo que ese ángel o demonio, no sabía en ese momento, me pidiera. Él era el alfa y el omega, el negro y el blanco… mi cielo y mi infierno. Lo supe en ese momento y aun así, me arriesgue. Intuí que de esto no podía salir nada bueno. Él sonrió, se sentía victorioso. Y lo era. Me dijo que empezaríamos al momento y fuimos a una tienda que él conocía, al parecer en Downtown Miami. Por lo que noté, tenía algunas influencias. No me extrañaba, su padre era bastante adinerado. Viajamos en silencio. Me hubiese gustado decirle sobre mis sentimientos, sobre lo que pensaba o esperaba, pero tampoco era tan idiota. A él no le importaría eso. Él quería un juguete nuevo y yo me había entregado en bandeja. De todas maneras, era un gran privilegio. Era mejor ser juguete de Tom que no ser nada en absoluto. Sonreí tristemente.....



Me alegro demaciado de que les halla gustado la fic :D voya a subir capi dia por medio para que esten al tanto y eso me siento feliz de que les agrade jijijijij eso Adiooos
un besitoo Yampii.-

3 comentarios:

  1. esta genial los 2 cap stan genial ya que ayer no pude leer el cap 4 pero leí los 2 y estan geniales aa quiero saber que va a pasar sube otro xfa amo la fic...:)
    chao cuidate besos :)

    ResponderEliminar
  2. Siii subee mas. Me facina mucho la fic..
    Ya kiero q esten juntos.. Siguelaa pronto..
    Bye :)

    ResponderEliminar
  3. Me encantaaa*-* Así demasiado :33 Hasta podrías hacerlos mas largos *-* jeje.. Sube pronto!, te lo ruego D: Saludos :3

    ResponderEliminar