Contador de Visitas

jueves, 31 de enero de 2013

Capitulo 66 :D

-Tom: Está bien- dije sin fuerzas- Yo te prometo que _____(tn) no sabrá mas de mi… pero mantenme informado…
-Dylan: Perfecto- dijo serio – así será… pero cumple tu palabra… o en realidad me veras enojado…

Mi promesa quedo reducida a cenizas en cuanto estuve solo un momento. Como un vulgar ladrón hui de mi casa, a pie,tomé un autobus para que nadie se diese cuenta. Me bajé y corrí como un loco hasta el hospital y a mitad de camino me agarro la lluvia con furia, como si hasta el clima estuviese enfadado conmigo. Corrí y no me importo calarme hasta los huesos, con tal de cumplir mi objetivo. Verla… Verla aunque fuese un segundo y a lo lejos… saber que estaba bien… Para mi mala suerte, me toco encontrarme con su Padre en toda la entrada del Hospital. Su mirada me decía que no era de sus favoritos. Aun así me atreví a hablarle.

-Tom: Sñr. _____(TA)… ¿Y _____(tn)?
-Papa____(tn): Que cara tienes de aparecerte aquí ¿no niño? – preguntó mirando mi pinta. Yo parecía un perro mojado, estilando y con la camisa abierta en mi loca carrera. Trate de componerme un poco, mis temblorosos dedos cerraron algunos botones, y me pase la mano por el cabello, quitando el exceso de agua.
-Tom: Yo lo sé Sñr… solo quiero verla… nada más…
-Papa ____(tn): Ni eso te mereces Ton– escupió mi nombre. Yo solo asentí, dándome la vuelta, dispuesto a irme como un perro apaleado. Pero repentinamente su Padre me detuvo.
-Papa _____(tn): No ha hecho más que murmurar tu nombre en sueños – me dijo – Supongo que aunque lo niegue, ella también te quiere.

Mi corazón dio un salto al escuchar esas palabras. Él me tomo por el brazo y me llevo dentro del hospital, silenciosamente. No había mucha gente, así que mis pisadas sonaban con ruido sobre el piso limpio. Su Padre frunció el ceño.
-Papa ____(tn): Te buscare una toalla o algo… no puedes estar así en un hospital… -me dijo-¿Ves esas puertas de vidrio…? al otro lado hay una ventanilla… por allí puedes verla. No puedes entrar, está prohibido- hizo énfasis en el no, y yo asentí, nervioso.

Y dicho esto, se alejo de mí, murmurando algo entre dientes que no comprendí. Me acerque a la ventanilla, cauteloso. No era el mismo sitio en donde había estado antes, viéndola. Este sitio parecía más para gente delicada. Y entonces, luego de entrar acerque mi rostro al frio vidrio.

______(tn) estaba allí. Llena de cables y conectada a maquinas. No se veía bien. El monitor más grande mostraba el rítmico baile de su corazón, mientras que algunas cosas que no reconocí estaban en su cuerpo, ayudando o monitoreando. Sentí como una lágrima humedecía mí ya bastante húmedo rostro. Había sido un ruin y un canalla. ¿Qué es lo que ella tendría? Me apoye en la ventanilla, deseando que no me estuviera prohibido el paso… ella se veía tan frágil, tan hermosa… como fui capaz de desconfiar así de ella… si ella me había dicho que me amaba y me había entregado su corazón y su cuerpo… ¿cómo fui tan torpe de hacerle daño a un ángel?
Estaba perdido en mi propia desesperación cuando oí unos pasos cerca de mí. Lo vi volver con la toalla y me la tendía mientras veía mi rostro bañado en lágrimas.

-Papa ____(tn): ¿Mi pequeña ha sufrido mucho sabes? – me dijo antes de cualquier cosa- Yo no estoy mucho con ella, el maldito trabajo y esas cosas, pero Kim la apoya en lo que puede y Dylan la protege como si fuera el objeto más valioso del mundo… aunque no dejare de culparme por todo lo malo que le ha pasado…- suspiro y miro hacia la habitación. Desee con fervor saber que pasaba por su mente- Yo no estuve allí cuando sucedió aquello- me miro como si se debatiera entre contarme o no- esto que te diré, es para que comprendas que _____(tn) es una chica excepcional, muy fuerte… pero que ya ha recibido demasiados golpes. No hace falta que reciba mas daño- Asentí y me dispuse a escucharlo. Cualquier cosa que tuviese relación con mi Princesa era de mi interés- Veras...antes cuando _____(tn) era más pequeña, ella tenía una vida bastante licenciosa… tu conociste ese aspecto de ella, por lo que supe. Pues bien, ella tenía una muy buena razón para ser así… Ella sufrió de Bullyng, sus amigos no la querian porque siempre fue la más estudiosa de la clase, la más linda, la que siempre destaco en todo. Un dia sus compañeros junto con algunas chicas, la encerraron en el baño, la golpearon y le desgarraron la ropa, su madre y yo pensamos que habian abusado de ella, por las condiciones en las que llego a casa. Hable con el director de la escuela, pero él lo nego todo, dijo que eran cosas de adolescentes de 15 años y que no le tomara en serio. Yo no lo dude y decidí cambiarla de escuela, pero no resulto, los acosos persistieron hasta que ya tenia 18 años. Tome medidas drasticas y nos mudamos aqui y creo a pesar de todo que fue lo mejor.

Escuche sus palabras atónito. No me podía creer que a mi ______(tn) le hubiese pasado algo así. Apreté los puños en varias ocasiones, sintiéndome aun más miserable si era posible. Todas las cosas que su Padre me contaba eran como una daga atravesando mi ya dolorido corazón. No podía ser… por eso ella era si, tan retraida, tan inmensamente tierna… Malditos, le arrancaría el corazón con los dientes si pudiera…

Muchas imágenes se cruzaron por mi mente, y me hicieron comprender muchas de sus actitudes. Incluso me sentí mal de haber hecho todo lo que hice con ella… aunque ella no parecía alterada, debí hacer todo con más cuidado… No hacía más que equivocarme una y otra vez… y esos malditos hombres… al final yo era casi tan miserable como ellos.

-Papa _____(tn): ¿Ahora entiendes porque ella no debe sufrir?- me dijo con los ojos brillantes- ella ha sufrido demasiado y ahora esta maldita enfermedad… Es como si el destino se empeñara en arruinar su cortos 18 años....

-Enfermera: ¿James _____(TA)? – pregunto una voz nasal, interrumpiendo nuestra conversación.
-Papa ____(tn): Si- contesto él acercándose a la enfermera.
-Enfermera: El médico lo necesita… hay unos resultados de su hija que desea discutir con usted…
-Papa _____(tn): Correcto… Tom… nos veremos, supongo… hemmm…debo irme.

Asentí tembloroso, la ropa mojada ya comenzaba a incomodarme. Me acerque a la puerta y a la ventanilla para mirar por última vez a mi Princesa.... ________(tn)… Dylan no debía encontrarme aquí, pues había prometido que me mantendría alejado… Desee con fervor poder abrazarla y besarla, pero ya no estaba a mi alcance. Ella me era ajena, y todo por mi bocota estúpida y mis celos infantiles. Observe con cuidado hacia los pasillos, y no se veía nadie… Aun arriesgándome a ser corrido, entre de puntillas a la habitación de _______(tn). Estaba cálida y el aire olía a ella. Me estremecí por los recuerdos y camine despacio hasta los pies de su cama. Ella parecía dormir plácidamente, y me acerque a la planilla de los médicos…

Mis ojos volaron por las letras ilegibles, y pase varias páginas en donde había indicaciones, exámenes, evolución… y en la última página, la angustia final. Esas dos palabras malditas que me dejaron tan mal que temí caerme allí mismo o perder la poca cordura que me quedaba. No podía ser… esa enfermedad tan maldita no podía estar en ella… mis ojos releyeron las palabras, tratando de convencerme de que no era lo que leía… ''Tumor Cerebral''.

Me acerque en silencio y estuve a centímetros de ella. La vi revolverse inquieta en la cama y su boca se torció en una mueca dolorosa. Me estremecí, deseando ser yo quien sufriera todo esto, no ella.

-Tu: T-Tom– la escuche decir, tan claro como si estuviese despierta. Pero no lo estaba.

Me acerque un poco mas, mordiéndome la boca para no contestarle. Quería con desesperación hablarle, decirle lo pendejo y descerebrado que había sido… pero no podía hacerle más daño… y tenía que cumplir mi promesa… me maldije por prometer cosas que mi corazón no quería cumplir.

Observe que tenia en su pecho la cadena que yo le di, la de corazón, a pesar de haberla yo tratado tan mal, ella si mantuvo su promesa.... No se la quito, eso solo me demostraba que si me amaba. Tanto o más que yo. Di un suspiro antes de rozar apenas mis labios con los suyos. Salí de allí con rapidez, para evitar encontrarme con alguna enfermera o medico. Pero me tope con algo de todos modos.

Su padre estaba frenético hablando por teléfono, y gesticulaba mucho dando uno que otro grito. Lo vi palidecer y luego cerrar el teléfono con fuerza. Trate de salir despacio, para no causar más problemas, pero obviamente este no era mi día. Al ir saliendo del hospital me tope a bocajarro con Dylan, que venía entrando tan empapado como yo.
-Dylan: Tom...- musito al verme.

Me tense, esperando lo peor, pero para mi sorpresa, paso por mi lado sin decirme una palabra y lo vi correr hasta donde estaba su progenitor. Los vi discutiendo acaloradamente, su Padre y Dylan se veían desesperados. Me tense por pensar que podía deberse a algún problema de ______(tn)… y me acerque sin que se dieran cuenta.

No podía distinguir lo que decían, pero, de vez en cuando lograba distinguir algunas palabras… ''Tumor'' ''Operación'' ''Muerte''.

Hasta que escuche las palabras que terminarían de helarme la sangre por completo el día de hoy. Vinieron del propio Dylan.

-Dylan: No hay tiempo Papa, hay que operarla cuanto antes o la enfermedad seguirá avanzando.... ____(tn) podria morir si no la intervienen....

Todo mi mundo se volvió negro. Tan negro como mi conciencia.....................



















martes, 29 de enero de 2013

Capitulo 64 y 65 :D


Narra _______(tn)

Me desperté en una blanca habitación de hospital. Me dolía todo el cuerpo y no sabía muy bien como había terminado allí. Mire a mí alrededor, tratando de buscar una respuesta. Nada. El monitor me tenia intranquila con su sonido monótono. ¡Necesitaba respuestas y las necesitaba ahora! ¡Demonios! Cuando ya estaba por levantarme, apareció Kim en la puerta. Tenía el rostro cansado y en su cara se veía la preocupación marcada. Eso no me gusto nada.

-Tu: ¿Kim? – dije algo nerviosa… ¿Que ha pasado… que estoy haciendo aquí…?- La vi sentarse en mi cama y tomar una de mis manos.
-Kim: ____(tn)… te encontré inconsciente en la cocina de la casa… No supe qu hacer,no despertabas así que tuve que llamar a Dylan y traerte al hospital…
-Tu: Y Papa y Mama...?- pregunte automáticamente.
-Kim: Están en la cafetería. Se la han pasado horas hablando con los médicos.
-Tu: ¿Pero porqué…? ¿Qué es lo que tengo?- dije preocupada.
-Kim: Primero pensamos que estabas embarazada- me dijo sonriendo levemente- pero ojala hubiese sido eso…- El rostro de Kim se desdibujo y pude ver el dolor en su cara. Esto no podía ser bueno. Al menos ya sabía que no estaba embarazada.
-Tu: ¿Kim...Dime la verdad, qué tengo?- pregunte dudosa.
-Kim: Te han hecho muchos exámenes. Estuviste inconsciente varias horas y luego te dormiste cuando te sedaron…
-Tu: ¿Cuánto llevo acá?- pregunté.
-Kim: Poco más de un día…- dijo seria.
-Tu: ¿Tanto?- murmure.
-Kim: Si... ha sido mucho tiempo...- Trague en seco y me dispuse a preguntar... Solo esperaba que no fuera algo tan malo.
-Tu: ¿Qué es lo que tengo…?
-Kim: Bueno, aun están haciendo algunos exámenes y faltan algunas pruebas pero…
-Tu: Kim...que es lo que tengo – pregunte algo molesta por la demora.
-Kim: Tienes un tumor en el cerebro- dijo casi en un susurro. La habitación giro levemente y sentí que la cama temblaba, pero finalmente me di cuenta de que era yo misma. ¿Tumor? Esperen… ¿uno se muere de eso? Trate de decir algo, pero solo un sonido parecido a un gemido salió de entre mis labios. Finalmente, pude articular.
-Tu: ¿Alguien más lo sabe?- dije con un hilo de voz.
-Kim: No- dijo – no le hemos dicho a nadie hasta que no sea totalmente concluyente… Los doctores creen casi ocn serteza que es un tumor venigno, si es asi hay esperanzas.
-Tu: No se lo dirás a nadie – sentencie- No quiero la compasión de ninguna persona. Manejaremos esto en privado, solo la Familia.
-Kim: Pero _____(tn),que hay de tus amigos...
-Tu: No- dije tajante- por culpa de mis amigos medio pueblo creyó que yo estaba embarazada… ¡hasta Nick fue a reclamarme!- Kim me miro extrañada.
-Kim: Y que hacia el reclamando algo… ¿tenía algún motivo para reclamar?
-Tu: ¡Por supuesto que no! Es un lunático – gruñí- según el no ha podido olvidarme… y no podía aceptar que yo estuviera con 
Tom… Trato de tocarme. ¡Fue horrible!- bufe. 
-Kim: Debí haber estado contigo hermanita- gruño.
-Tu: Bueno, no paso nada, le di su merecido – dije orgullosa- Aprendí de la mejor- dije sonriendo levemente- Kim... lamento mucho lo de la otra vez, en casa de 
Tom. Perdoname no queria reacionar asi...
-Kim: No tengo nada que perdonarte estabas en tu derecho de defender tu relacion. Yo no soy quien para juzgarte. Es mas... Te aopoyo totalmente- Me dijo abrazandome.
-Tu: Gracias hermanita, no sabes lo feliz que me ahce escuchar eso. Al menos una noticia buena...
-Kim: Te adoro y sabes que siempre estare contigo. No sabes como me hubiera gustado ser el que le diera una buena tunda a ese tal Nick… No me agrada nada ese tipo-Quedamos un momento en silencio. Suspire hondo y pregunte lo que más me interesaba.
-Tu: Y 
Tom… ¿él sabe algo?- Kim negó con la cabeza.
-Kim: No le hemos dicho nada a nadie. Esperamos a los resultados definitivos y a tu opinión por supuesto… ¿Se lo dirás a el?
-Tu: Siendo mi pareja, creo que merece saberlo… pero solo él y nadie más… - murmure.
-Kim: Bueno, si quieres puedo tratar de llamarlo…
-Tu: No. Por ahora esperemos los resultados y luego yo misma lo llamo. Me hubiese gustado que estuviese conmigo… lo extraño mucho ¿sabes?- Kim me sonrió y me acaricio el cabello.
-Kim: Me gusta verte feliz… el es un buen chico- Un poco tarado a veces, pero buen chico al fin y al cabo- dijo sonriendome. Me reí con Ella. Ahora solo habría que esperar.

Kim me dejo un momento para ver que sucedía con los resultados. Luego de algunos interminables minutos llego Mama, Papa y el médico, y me dieron las novedades. Efectivamente tenía un Tumor cerebral venigno, como habían temido en un principio. Eso era algo malo. Me estremecía ante el devastador diagnostico, pero trate de mantenerme firme. Lo bueno era que la enfermedad no estaba aun muy avanzada y se podían buscar opciones para erradicarlo. Se barajeaban muchas opciones. El médico me explicó que debería someterme a varios exámenes mas y que probablemente me tendrían acá varios días. Iban a probar con quimioterapia, y si no resultaba habría que ver. Lo más probable era que me operaran. Me sentí desolada. Papa me abrazo y trato de confortarme, pero mi cuerpo exigía otros brazos. Y no es que no me gustaran los abrazos de él, pero extrañaba tanto a 
Tom

Cuando finalmente me dejaron sola en la habitación, llore amargamente. No era justo que ahora que mi vida parecía sonreírme me sucediera esto… yo quería estar con 
Tom, no encerrada en una habitación de hospital. Tenía que hablar con Tom. En cuanto me sintiera mejor pediría un teléfono y me comunicaría con él. Necesitaba su compañía. Estaba casi quedándome dormida otra vez, cuando abrieron la puerta de mi habitación. Cuando mis ojos vieron al visitante, mi corazón se disparo acelerado y me sudaron las manos en pura expectativa. Era el. Mi Tom. Se acerco a la cama mirándome. No comprendí la expresión de su rostro, pero probablemente estuviese preocupado o cansado. 
-Tom: Como estas- pregunto- su voz sonó débil.
-Tu: Bien- dije sonriendo- los médicos exageran todo… no fue más que un mareo…- Estaba tan contenta de que por fin estuviese aquí… Estaba un poco frio, pero supuse que sería porque estaba enferma y no querría molestarme. No quería preocuparlo. Comencé a dudar si debería decirle todo…
-
Tom: No se ve como un mareo-me dijo perceptivo.
-Tu: Es la mala suerte de ______(tn)- intente reír.
Tom me miro con una cara que no me gusto… estaba pensando en algo que decirme y su expresión no era adecuada… se veía…. Disgustado o quizás dolido…. ¿Qué le pasaba…? Un escalofrió recorrió mi espalda cuando vi sus hermosos ojos cafés endurecidos y su mirada filosa.
-
Tom: ¿De quién es el hijo ____(tn)… es de Nick o es mío?- La pregunta me golpeo como una estocada en pleno corazón. Que es lo que me estaba preguntando… en realidad era eso debí oír mal… ¿es que Tom pensaba que yo estaba embarazada? Bueno, podía ser, por los rumores estúpidos que habían corrido por todo el pueblo… ¿pero de Nick? eso no me cuadraba. 
-Tu: ¿De qué estás hablando Tom? – dije bastante asombrada.
-Tom: Necesito saber si ese embarazo tuyo es por mi causa o por Nick… - me repitió fríamente.

Sentí que un agujero era abierto en mi pecho. Esto no podía ser cierto… ¿en realidad 
Tom estaba dudando de mi? ¿En realidad el pensaba que existía la posibilidad de que yo me hubiese acostado con alguien mas que no fuese él?... No podía ser, no podía ser… a menos que Nick… ¡Maldito!, tenía que haber sido él. No existía otra posibilidad. él le tuvo que haber metido ideas en la cabeza Y Tom le creyó. Tom le creyó todo. Se me cayó el mundo al piso en solo un segundo… el no confiaba en mi. EL siempre espero que yo le fallara. Eso no podía ser amor verdadero. En el fondo yo sabia que jamas paso nada con Nick, tenia leves recuerdos de esa noche. Sabia que Nick no estuvo conmigo. Seguramente quiere vengarse porque yo no me deje tocar por él.
-Tu: ¿Qué es lo que tú crees?- le pregunte, y me asombre de lo fría que se oyó mi voz.
-
Tom: No lo sé, por eso necesito saberlo- dijo mirándome.
-Tu: No confías en mí - le dije casi a punto de llorar, era demaciado el dolor.
-
Tom: Por favor, solo dímelo – me dijo, con un tono de molestia en su voz- Esto no podía ser verdad. Sentí esa pena enloquecedora subiendo por mi estomago e inundándome el alma. El realmente lo creía. Y cada vez estaba más convencido… ni siquiera valía la pena sacarlo de su error. No me creería y además la duda ya estaba sembrada. El dudaba. Sentí cuando una lágrima se me escapo de mis ojos y trate de reprimir mi dolor, apretando los puños con fuerza. No vale la pena llorar…
-Tom: ¿Porque lo hiciste Princesa?¿Por venganza?- me dijo con la voz atormentada- El dolor a mi pecho me estaba matando. El no podía hacerme esto, no el… yo que le había entregado todo mi corazón, que había cambiado por él y para ser digna de su amor, yo que me entregué a él sin siquiera pensarlo…. El estaba poniendo en duda mis sentimientos por el…- Yo confiaba en ti- me dijo, muy alterado- Yo fui te di mi corazón. MI vida entera te la hubuera dado con tan solo pedirmelo ¿y tú así me pagas…? ¿revolcándote con Nick?- Esas palabras terminaron por romperme y ahora el dolor fue reemplazado por una furia ciega. Lo mire casi con odio mientras me decía sus palabras mortíferas y cargadas de veneno. El no podía ser el hombre del que me enamore.
-Tu: ¿Quieres saber de quién es el hijo?-me reí de lo absurdo que sonaba este comentario, estaba tan lejos de la verdad– Pues si tuviese ahora aquí a mi hijo no sería más que mío. Ni tuyo ni de Nick. ¡SOLO MIO!

Y era verdad. Si realmente estuviese embarazada, no quería que ningún hombre se acercara a mí, y no querría la compasión de nadie, menos de 
Tom. Nick era un poco hombre que no se merecería jamás algo tan hermoso como un hijo… y Tom… bien, pues Tom me había decepcionado terriblemente. Tampoco se merecería ser el padre de un supuesto hijo mío. Gracias a Dios no estaba embarazada, aunque eso el no lo sabía, ni me interesaba desmentirlo. Que pensara lo que quisiera, y no me importaba. De todos modos no me creería nada de lo que le dijese.
-Tom: ¡No eres más que una…!- me grito furioso- ¡Te ODIO! NO quiero volver a verte, no sabes como me arrepiento de haberte hablado aquella tarde, pense que tu serias la excepcion, pero me doy cuenta que eres igual de zorra que todas con las que estuve- me dijo con los ojos llenos de dolor.

Lo seguí mirando sin saber quién era ese hombre que me hablaba con tanto odio. No era mi 
Tom. El seguía diciendo esas palabras y yo ya no lo escuchaba. Me hundí en mi propio dolor. Esto solo podía pasarme a mí, lógicamente. Yo parecía no tener derecho a ser feliz.
-Tu: Vete de aquí Tom, vete… y por favor, no quiero volver a verte jamás-le dije, sin voltear a mirarlo. No podría soportarlo.
-Tom: ¡Claro que me voy!- lo escuche gritar con furia- Oh, y tu maldito amante te mando un mensajito conmigo- grito, eufórico- me dijo que te recordara que te ibas a arrepentir… supongo que tu entenderás lo que significa… a mi no me interesa.

Y salió por la puerta, tan rápido que creía que jamás había venido. Mi corazón estaba roto. Y mi cuerpo no podía soportar ese nivel de dolor. De alguna forma mis ojos se cerraron y lo único que oí a partir de ese momento fue el incesante sonido del monitor cardiaco, indicando que mi corazón seguía latiendo, aunque yo ya no lo sintiera...........


• Capitulo #65



Narra 
Tom.


Mi teléfono no ceso de sonar en los días que pasaron. Finalmente lo apague, enfermo con el constante sonido del timbrado. No había podido ir muy lejos, a pesar de todo y me había quedado en California, en un pequeño hotel a las afueras de la ciudad. No había vuelto a casa ni tampoco quise hablar con Kim cuando me llamo ese día en el hospital. No había nada que decir. Me encontraba aovillado en la pequeña cama, con los ojos hinchados de tanto llorar. No recordaba haber llorado tanto en mi vida, pero me había servido: Las lágrimas ya no brotaban, los ojos casi se me habían quedado secos. Trate de comer un poco de la comida que me había traído el día anterior, pero mi cuerpo se negaba a retener el alimento y había terminado vomitando las últimas veces. Esto era patético.

Me pase las manos por el estomago. Me dolía el cuerpo y estaba famélico, pero no me sentía tan mal a pesar de todo. No podía dejar de pensar en _____(tn). No podía, o quizás no quería. La ira me había enceguecido a tal nivel que la había insultado de la peor forma. A estas alturas, ya me encontraba arrepentido de mi trato, pero el daño ya estaba hecho. No podría volver a verla, Mi princesa no me quería a su lado y yo sería incapaz de mirarla sin recordar que había estado en brazos de otro. Del maldito perro de Nick. Pensé seriamente en la posibilidad de hacerle una visita de "cortesía" a Nick, pero luego deseche la idea. Eso sería demostrar que en realidad me había afectado. No debía mostrar mis debilidades. Pero no dejaba de pensar en _____(tn). Deseaba tenerla conmigo y al mismo tiempo la rechazaba… ¿Porque ella no se defendió o dijo algo en su favor? Porque no había nada que decir.

Me quede allí sumido en el sopor por casi medio día más. Decidí encender el teléfono y llamar a casa. Finalmente Alice y Papa no tenían la culpa de nada. Al encenderlo vi la desesperante suma de 46 llamadas perdidas. Se sumaban varias, entre Kim, Papa, Chris y Alice. Recordé a Papa y un frio me recorrió la espalda. En estos días ni siquiera lo había recordado. Marque a casa y la voz ronca de él me alerto de que algo no iba nada bien.
-Papa: ¿
Tom?- pregunto la voz algo desesperada.
-Tom: P-papa- dije yo.
-Papa: Hijo por Dios- sentí la voz contenida de el al otro lado de la línea – Por favor donde estas… Alice está desesperada…
-
Tom: Yo… lo siento, no era mi intención… yo no estoy nada bien…
-Papa: Hijo, entendemos por lo que estas pasando, pero necesitamos que vuelvas a casa, necesitamos estar contigo. Apoyandote.
-
Tom: Lo sé… créeme que lamento comportarme como un idiota… yo iré a casa lo antes posible… estoy en Califorinia… no me tomara mucho tiempo llegar a casa... Lo prometo.
-Papa: Gracias hijo, por favor ven pronto- me dijo preocupado.

Colgué y suspire. Debía ir a casa. Debía olvidar mi amor, mi pasión… pero ¿cómo era posible hacer esto? Renunciar a mi pasión es como desgarrar con mis uñas una parte viva de mi corazón. Y eso era lo que estaba haciendo. Conduje a casa a velocidad normal. No me tarde más de quince minutos en llegar y cuando estacione, Alice salió corriendo a recibirme. Ella no se merecía que estuviese actuando de esta forma, y lamenté mucho verla tan triste. Papa también se veía mal y demacrado. Le estaba haciendo daño a mi familia.
-Alice: Se puede saber dónde demonios estuviste metido todo este tiempo… sabemos que debes estar mal por lo de ______(tn), pero por favor, estas cayendo en lo absurdo… ella está mejor, no se va a morir ni nada…
-
Tom: Lo sé Alice. Perdoname – dije sin mirarla demasiado.
-Papa: Bueno entonces… ¿qué es lo que te pasa? Nos merecemos una explicación…- dijo serio.
-
Tom: Entremos por favor… no quiero hablar de esto acá afuera…- dije deprimido.

Alice me abrazaba con fuerza y Papa estaba silencioso. Mis hermana y mi Padre, siempre fueron muy comprensivos, jamás les había dado problemas hasta que me sucedio eso con... Amber. Y comencé a actuar algo distinto… Pero eso no era más que culpa mía y ya. Papa me dejo luego de un momento argumentando que apenas había dormido estos días y que estaba cansado. Alice lo acompaño, pero no tardo en regresar. No me libraría con tanta facilidad de mi hermana. Estábamos tomando asiento cuando golpearon fuertemente la puerta de entrada. Alice fue a abrir y vimos entrar a Kim y Dylan. Esto se comenzó a poner color de hormiga. Lo último que quería era hablar con Kim y mucho menos con Dylan. Me odiaba demaciado por todo lo que le hice a _____(tn), pero al parecer no podía escabullirme eternamente. En cuanto entró y me vio se dirigió a mí, y no alcance a hacer nada. Un fuerte golpe en la quijada me dejo sin aliento, mientras Alice recriminaba a Dylan y Kim lo separaba de mí. Yo no pensaba defenderme, pero sinceramente creo que tenia muy merecida esta reacción de Dyaln.

-Dylan: ¡Ponte de pie 
Tom, vamos… ahora mismo hablaremos tu y yo…!- grito furioso.
-Tom: Dylan- dije tratando de ponerme de pie, algo aturdido- No se dé que mierda me estas hablando…- Dylan se me vino encima de nuevo, pero esta vez Alice lo detuvo junto con Kim. Dylan me odiaba, pero aun asi me parecia ilógico… 
-Tom: ¡Qué mierda te sucede Dylan!– le grite- Yo sé que me fui del hospital sin hablar nada, pero no creas que no asumiré mi responsabilidad… si ese hijo es mío…- Dylan se detuvo en seco y me quedo mirando con extrañeza. Luego movió su cabeza y tomo asiento al costado de Alice, lejos de mí, mientras Kim trataba de calmarme.
-Dylan: Esto es una completa mierda- murmuro apretando los puños.
-Alice: ¿Qué sucede Amor?- pregunto mi hermana nerviosa…- ¿Es que es algo con el bebe… o?- Dylan se puso las manos en la cabeza y suspiro. Le tomo la mano a Alice y le dio un beso en la palma.
-Dylan: Amor, no hay ningún bebe… _____(tn) jamás ha estado embarazada- me dio una mirada fulminante.
-
Tom: ¿¡Que! – dije yo en un jadeo ahogado- Pero ______(tn) está hospitalizada… si no está embarazada entonces…- Sentí que el peso de mis propias palabras se me abalanzaba en la cabeza… No estaba embarazada… ¿y eso que significaba…? ¿Y lo de Nick…? Un extraño presentimiento se apodero de mí, pero trate de apartarlo- ¿Qué es lo que tiene ______(tn)?- pregunte mirando a Dylan fijamente.
-Dylan: Ella no quiere que lo sepas… ahora. Antes si, pero ha cambiado de opinión… y no quiere que nadie más lo sepa tampoco. Solo puedo decirte que ______(tn) no está bien… y luego de tu visita, ella empeoro muchísimo…
-
Tom: Pero no… no puede ser…-balbucee consternado- Nick me dijo…
-Dylan: Si- dijo- Ella nos dijo algo al respecto. Nos dijo que probablemente Nick te había dicho alguna estupidez… y que tú le habías creído. Probablemente el te dijo que estaba embarazada, verdad…?
-
Tom: No - dije yo- eso me lo dijo Kim, pero Nick…
-Dylan: Oh- dijo mirándome con rabia - entonces te dijo que el hijo era de él, ¿VERDAD?
-
Tom: Yo… - trate de hablar inutilmente.
-Kim: ¡Tom Kaulitz eres un maldito idiota! – chillo Kim furiosa- No me digas que le sacaste en cara eso a _____(tn) en el mismo hospital…
-Alice: ¿Cómo es posible que Nick sea tan mala persona?¡ese maldito idiota lame bolas…!- gruño mi hermana furiosa.
-Tom: Pero… pero…- tartamudeé.

No me salía una palabra de la boca. Esto tenía que ser algún tipo de broma de mal gusto… no era posible que todo fuese falso y yo me lo hubiese creído como un niño pequeño… Nick… él quería estar con mi Princesa… el mensaje de que se arrepentiría… Oh dios mío, Oh dios mío…!! Sentí que el piso se me movía más de la cuenta. El golpe de Dylan era poco para lo que en realidad me merecía… Pero además de ser un maldito, yo era un idiota. Y de los más grandes.

-Tom: Pero ella no me negó nada cuando fui y la encare… eso significa que debe de haber algo… aunque no haya quedado embarazada…
-Kim: ¡Tom! no trates de sacar titulo en estupidologia por favor!- bramo dándome un empujón – Es lógico que Nick mentía…
-Tom: Pero Kim… dije, tratando de atrapar cualquier cosa en mi océano de naufrago- Tu siempre dijiste que yo….
-Kim: ¡Lo sé!- chillo ella- sé lo que dije, pero hasta yo ya estaba convencida de tu cambio… se veían tan felices….

Oficialmente era un trapo tirado en el sillón. Había cavado mi tumba yo mismo. Trate de llorar o algo, pero mi cuerpo estaba en mi contra y no me daría ese alivio. Me sentía apuntado como el peor cabrón del mundo y para colmo de males _____(tn) estaba realmente enferma… y yo ni siquiera sabía que era lo que tenia. Estaba preocupado de a quien se tiraba y a quien no… eso era imperdonable.

-Tom: Dylan...- susurre yo- ella esta….
-Dylan: Esta mejor Tonto, pero no gracias a ti- me dijo, abrazando a Alice.
-Tom: Mierda – dije yo entre dientes, alborotándome el cabello.
-Alice: ¿Podemos ir a verla?-pregunto esperanzada.
-Dylan: No por ahora Amor… esta en observación… pero mañana ya estará disponible.

En observación. Mierda, eso no podía ser bueno. Y al parecer lo último que ella quería era verme a mí. Y estaba en todo su derecho. Yo la había tratado como mierda y ahora… la mierda era yo. Muy bien Justin Bieber, eres tan inteligente…

-Tom: ¿_____(tn) no quiere verme, verdad?- dije, con un atisbo mínimo de esperanza.
-Dylan: ¿Tú qué crees Kaulitz?- pregunto burlón.
-Tom: Claro- musite sin ningun animo despues de aquella respuesta.

Mi mente quedo dando vueltas y quería azotarme la cabeza o algo por ser tan desgraciado. Luego de lo que le había dicho, las probabilidades de que me perdonara eran igual a cero. No sabía qué hacer, ya que ir y colarme al hospital no era una opción válida. _____(tn) estaba en observación y podía solo empeorar las cosas. Y yo quería que ella se sanara, que riera otra vez… que hiciera sus bromas tontas y me besara aunque fuese una última vez…

-Tom: Dylan- dije con fuerzas que no sé de donde saque- Se que no me lo merezco, pero podrías hacerme un favor… yo, necesito saber de ella, como esta… tú podrías decirme como va avanzando… si necesita algo, lo que sea, no dudes en decírmelo…- Dylan me miro con dureza, pero pronto sus ojos se aguaron y vi la tristeza que lo llenaba. _____(tn) debía estar peor de lo que yo pensaba. Quería morirme.
-Dylan: No sé si debería ayudarte… tú no has sido bueno con ella… tu no la viste como yo cuando te fuiste del hospital…
-Tom: Yo hare lo que sea para que mi Princesa esté bien… no importa que no quiera verme, lo entiendo… pero por favor, necesito noticias de ella… solo dime como avanza…
-Dylan: Con una condición- dijo serio.
-Tom: Lo que sea – dije sin pensarlo.
-Dylan: Aléjate de ______(tn)... Por favor, permite que te olvide. Ella no debe tener preocupaciones o problemas… eso no le hace bien. Así que si la amas, la dejaras en paz…

Sentí que el alma se mi iba del cuerpo. Como podía prometer algo así… Si ella era mi vida y mi razón de ser… Es cierto que yo me había equivocado mucho, pero había estado enceguecido por los celos… Pero no tenía alternativa. Era eso o nada. Prefería lo primero.........














viernes, 25 de enero de 2013

Capitulo 62 y 63 :D


Narra Tom.


Las cosas aqui se complicaban por momentos y no me gustaba nada estar tanto tiempo lejos de_____(tn). La llamaba todos los días, pero no me gustaba escucharla tan triste… pero todo esto me tenía muy mal. Solo quería volver y abrazar a mi _____(tn) y no tener que volver a dejarla…

Habían pasado ya un par de semanas y faltaba muy poco para volver a ver a mi princesa, cuando recibí una llamada de Kim. Me resultó extraño, pues Kim nunca me llamaba, siempre era Alice y Chris… pero nunca Kim...

-
Tom: Kim...?- le pregunte intrigado-¿sucede algo?
-Kim: Hola Tom..- murmuro- tienes pensado hacer algo, algun plan estos dias?
-Tom: No…… pero dime ¿sucede algo en casa? ¿quizás algo con tus padres…?
-Kim: No, todos en casa estamos bien – dijo - Pero creo que hay algo que deberías saber…
-Tom: ¿Qué cosa…? -pregunte algo inquieto.
-Kim: Tiene que ver con ______(tn)…- dije preocupado.


De inmediato me moleste. Si Kim llamaba y mi ______(tn) tenía que ver, seguro no podía ser nada bueno. Eso era un hecho.

-Tom: Kim, te pedí que no te inmiscuyeras- le gruñí- así que si no te molesta, tengo mucho que hacer…
-Kim: No espera, no cortes- dijo- Es importante...
-Tom: Bien Kim, tienes 5 segundos. Habla pronto, no tengo todo el día.
-Kim: Bueno… es que no es seguro… pero los rumores son fuertes… y yo…
-Tom: ¿Qué Kim.... que?- dije inquieto.
-Kim: Se dice que ______(tn) está embarazada…


Se me cayó el celular de la mano y ya no volví a escuchar a Kim. ____(tn)… mi Princesa… ¿embarazada? No estaba seguro si era factible que lo estuviese tan pronto… no habían pasado muchos días desde nuestros encuentros, pero podía ser… Me quede pasmado y no supe que hacer… lo primero que se me ocurrió fue llamar a _____(tn), pero luego me cruzo una ola de pánico. ¿Yo padre? ¿En realidad podría yo ser padre? ¿No sería que ______(tn)…? Me golpee mentalmente por pensar eso. Por supuesto que no imbécil, ______(tn) se entrego solo a ti, jamas me engañaria. Ella me ama, como yo a ella. No puedo pensar mal. Si ella está embarazada ese bebe es mío y nada más.


De pronto me sentí emocionado… ¿sería verdad? Con el corazón golpeándome agitado en el pecho, marque el teléfono de ______(tn), esperando que me confirmase o desmintiese la información… pero nadie me contesto. Qué extraño.

Insistí con Kim y tampoco obtuve respuesta. Esto estaba extraño. Decido a averiguar por mi mismo la situacion me fui a California. Me despedí de Alice, sin decirle el motivo de mi apuro. En realidad solo era una sospecha, por lo que no quería estar de chismoso sin asegurarme primero. Conduje mi nuevo automóvil,acelerando emocionado por llegar pronto. Durante el camino el corazón me latía frenético por el millón de posibilidades que surgían de esto… si _____(tn) estaba embarazada… ¿querría casarse conmigo? Eso sería lo más sensato. Casados mi Princesa y yo…

Sentí una gran emoción y el estomago se me apretó de pronto. ¿Y si ella no quería casarse? Bueno, pero estaríamos juntos… No. Yo la convencería de que casarse es lo mejor y así estaríamos juntos siempre… los tres…

Acelere más aún para llegar en tiempo record a mi destino. Lo único que quería era verla y abrazarla… si estaba embarazada, seria genial y si no… pues podríamos seguir intentándolo… Me reí de mis pensamientos retorcidos. De pronto quería ser padre solo por un rumor.

De pronto la idea de ser padre me parecía de lo más fantástica, a pesar de mi edad, tener 20 años y ser padre no seria tan malo, me gustaba mucho, seria padre joven. Me reí y puse música.

El viaje a California me tomo mucho menos tiempo de lo que yo esperaba. Estaba un poco cansado, pero valió la pena el esfuerzo. Me dirigí directo a la casa de _______(tn), pero me extraño no encontrarla… ni tampoco a Chaz. No estaban en casa. Tampoco contestaban el teléfono… ¿pero dónde demonios podrían estar?

Baraje varias posibilidades, pero ninguna me pareció muy posible. Finalmente me decidí a ir a la casa de Chaz, a ver si él sabía algo. La casa de Chaz estaba en la misma calle que ____(tn). De pronto me recordé el tiempo cuando la conoci y me sonreí. Las cosas eran muy distintas ahora…

-xXx: Miren a quién tenemos por acá- escuche una voz a mis espaldas.

Me volví y reconocí a Nick. El maldito tipo con el que se supone estuvo _______(tn) y al final resulto ser todo mentira. La sangre me hirvió en las venas, pero me mantuve lo suficientemente sereno. No me rebajaría a su nivel.....................





• Capitulo #63



-
Tom: Nick...– prácticamente escupí su nombre.
-Nick: Si buscas al amiguito de ______(tn)… Chaz… pues no está- dijo riendo- Era evidente que estaba bebido.
-
Tom: Si me disculpas Nick– le dije, dirigiéndome a la casa de Chaz. No me importaba lo que él me dijera, si él no estaba lo comprobaría yo mismo.
-Nick: Oye kaulitz – me dijo, siguiéndome- ¿te sabes la última noticia de _______(tn)?- Me di la vuelta con el ceño fruncido. Nick ya me estaba comenzando a irritar y no quería que ni siquiera mencionase su nombre. El no se iba a volver a acercar a mi Princesa.
-
Tom: No te permito que hables nada sobre Mi NOVIA Nick. Déjanos en paz- le gruñí poniendo enfasis en aclarar que ______(tn) era mia.
-Nick: Oh, pues yo creo que me verán bastante seguido- dijo riendo- ¿Sabias tu que ella está embarazada?- Lo mire espantado… ¿Cómo demonios el sabia eso?
-
Tom: No es tu asunto Nick- le gruñí- ahora si me permites…
-Nick: Pues una mierda que si es mi asunto… ese hijo puede ser mío ¿lo sabías?- Me detuve en seco. ¿De qué demonios me estaba hablando ese maldito perro?
-
Tom: ¿Qué mierda estás diciendo?- masculle mirándolo.
-Nick: Bueno, tú sabes… un hombre y una mujer se juntan y hacen cosas de adultos…

Me acerque a él con furia y lo tome por las solapas de su ropa, estampándolo contra una pared cercana. El muy idiota solo reía.
-
Tom: ¿Me estás diciendo que le pusiste tus sucias manos encima a ______(tn)? – le grite furioso.
-Nick: Claro que si. Hey, no te molestes… hay que saber compartir- rio- además ella no se opuso finalmente… Estaba ebria…- La furia me embargo y lance a Nick al suelo, con fuerza. Lo hubiese golpeado si no estuviera tan bebido, pero no quería golpear a un borracho. ¡Maldito perro de mierda!
-
Tom: ¡Estas demente! – le grite - ¡Aléjate de _____(tn) o te matare a golpes entendiste!
-Nick: ¡Exijo las pruebas de paternidad!- grito Nick- y volvió a reír como un orate- Dile a _____(tn) cuando la veas que se lo advertí, que arruinaria su vida para siempre- grito finalmente.

No sabía a qué mierda se refería y tampoco me quede a averiguarlo. Lo deje allí en la calle, mientras corrí a mi auto, cerrando la puerta con ira contenida. No podía ser cierto, no podía ser cierto… Mi princesa. Ella no sería capaz de hacerme esto… ¿o sí? A lo mejor lo hizo por vengarse de todas las veces que la lastime y trate tan mal.

Acelere desesperado hasta un lugar mas tranquilo. El corazón me latía con furia en el pecho y poco antes de llegar tuve que detenerme, mientras golpeaba el volante como un enajenado. No podía ser, no podía ser…

Un dolor comenzó a crecer en mi pecho y me trague las lágrimas que amenazaban con arrancar de mis ojos. No lo haría. No dejaría que la duda me ganara. Tenía que hablar con _____(tn). Conduje el último tramo hacia una plaza y me baje del auto. Cuando ya pasada una hora estaba a punto de marcharme, me encontré con Chaz.

-Chaz: 
Tom!– dijo abrazándome algo preocupado- escúchame, hay algo que debes saber y que estoy seguro nadie te ha dicho.
-Tom: ¿Qué sucede…? – le pregunte demasiado alterado.
-Chaz: ______(tn) está hospitalizada. Y sus hermanos están en el hospital con ella- Un frio me recorrió el cuerpo.
-
Tom: ¿Pero que ha sucedido? ¿Qué tiene?– le dije casi con un hilo de voz.
-Chaz: No lo saben, no han dicho nada. Solo sé que la encontraron inconsciente en su casa con fiebre…

Inconsciente. Embarazada… No por Dios. Corrí a mi coche con el alma en un hilo. Tenía una confusión gigantesca en mi mente, pero por ahora lo que importaba era que ella estuviese bien. Conduje como enajenado al hospital con la direccion que me dio Chaz y me encontré con Kim en la entrada del hospital. Se asombro al verme. Pero podia sentir que ya comenzaba a agradarle.

-Kim: ¡TOM!- me gritó- ¿Qué haces acá… cómo llegaste tan pronto?
-
Tom: Supe lo de ______(tn)- dije alterado.
-Kim: ¿Pero como… tan pronto, quien te lo dijo?- pregunto incrédula.
-
Tom: ¿Qué es lo que tiene?- pregunté – ¿Como esta?
-Kim: Bueno… los médicos no están seguros… están haciendo los análisis… si quieres puedes pasar a verla…
-
Tom: Gracias, te lo agradecería- dije tomandola de los hombros.

Caminamos por un largo pasillo hasta dar con la entrada de una habitación. Kim me hizo una señal y abrí la puerta con cuidado. Cuando entre, el corazón me dio un vuelco. Allí estaba ella. A pesar de todo lo que tenia encima, un par de monitores y los cables, se veía hermosa… pero no pensé que su embarazo la hiciera estar tan grave… Me acerque un poco a su cama. Estaba pálida y se veía cansada. Cuando me sintió aproximarse abrió los ojos y me dedico una gran sonrisa. El corazón se me apretó en el pecho.

-
Tom: Como estas- pregunte. Y mi voz salió extrañamente débil.
-Tu: Bien- dijo sonriendo- los médicos exageran todo… no fue más que un mareo…
-
Tom: No se ve como un mareo- le dije preocupado.
-Tu: Es la mala suerte de ______(tn)- rio sin ganas.

La mire con un peso enorme en mi pecho. Estaba enferma y sabia que no debía molestarla, podría sufrir algún daño… pero no odia estar sin saberlo, debía saberlo… El peso de la incertidumbre que había sembrado Nick podía más que cualquier atisbo de cordura. Y entonces, lance las palabras fatídicas.
-
Tom: ¿De quien es el hijo _____(tn)… es de Nick o es mío?

_______(tn) me miro con extrañeza, sin entender lo que le preguntaba. Pero yo había sido muy claro y esperaba su respuesta. No podía estar en esta incertidumbre un minuto más. Mi corazón estaba adolorido, pues fuera cual fuera la respuesta, _____(tn) había estado con Nick... O al menos eso fue lo que me dijo el muy maldito, estaba muy confundido. Ella no me había sido fiel y eso me partía el alma. Aun con el corazón desgarrado, guardaba una pequeña esperanza. Por eso yo necesitaba escucharlo de sus labios.
-Tu: ¿De qué estás hablando 
Tom? Sabes que contigo yo perdi lo mas importante que tenia, me entregue a ti a nadie más, tu haz sido el unico hombre que me ha tocado... Tu me hiciste Mujer... Te dije que Nick jamas me toco – dijo con los ojos cristalizados.
-Tom: Necesito saber si ese embarazo tuyo es por mi causa o por Nick, solo te pregunté eso… - le repetí.

_____(tn) me miro y vi dolor en sus ojos. Y también comprensión. Ella me miro con una mirada que no supe interpretar y luego sus ojos se endurecieron, probablemente por la rabia, pero aqui el unico furioso deberia ser yo, no ella.
-Tu: ¿Qué es lo que tú crees?- me pregunto con frialdad secandose las lagrimas.
-
Tom: No lo sé, por eso necesito saberlo- dije.
-Tu: No confías en mí, cómo puedes pensar que yo te mentí. Te dije la verdad, que te Amo... Que quiero estar contigo... - sentencio ____(tn).
-
Tom: Por favor, solo dímelo – le gruñí más molesto por no conestar mi pregunta.

Ella movió su cabeza y vi que una lágrima rodo por su mejilla. Sus manos se apretaron en un puño y no me dijo palabra. Estaba temblando.
-
Tom: ¿Porque lo hiciste Princesa?¿Por venganza?- dije con dolor- Ella seguía sin contestarme y en su rostro se reflejaba dolor y decepción. Sobretodo decepción. No entendía su expresión. El dolido debía ser yo. Yo te entregué mi corazon- continúe, casi llorando, mientras mi cuerpo temblaba- Mi vida entera te hubiera entregado con tan solo pedirmelo. Pense que contigo podria tener una oportunidad en el amor....¿Pero asi me retribuyes tu cariño?.....¿revolcándote con Nick?- _____(tn) me lanzo una mirada llena de dolor y tristeza que me penetro hasta los huesos. Me tenía enfermo su silencio. Solo quería que dijese algo, lo que fuera- De quien es el hijo- repetí una vez más, casi en un gruñido- ¡De quien es el hijo que estas esperando ______(tn)!- y eso ya lo grite.

______(tn) abrió los ojos muy grandes, sin creerse que le gritara. Luego volvieron a ensombrecerse.
-Tu: ¿Quién te dijo que yo estaba embarazada?– pregunto. Como si eso importara en este momento.
-
Tom: No importa – gruñí- limítate a contestar lo que te pido- Ella suspiro y tembló imperceptiblemente. Me senti un miserable al ver como cerraba sus ojos con fuerza y apretaba la sabana que la cubria. Yo era el culpable de sus lagrimas, pero ella me mintio. Como lo han echo todas, ____(tn) no fue la excepción. Luego los abrio para hablarme con furia.
-Tu: ¿Quieres saber de quién es el hijo?- me dijo al borde las algrimas nuevamente– Pues si tuviese ahora aquí a mi hijo no sería más que mío. Ni tuyo ni de Nick. ¡SOLO MÍO!

La mire sin comprender muy bien sus palabras. La furia de no escuchar que negase haber estado con él me embargo. Todo resulto ser una mentira. Ella se entrego a Nick antes que a mi. No lo corroboro, pero tampoco lo negó. Eso solo me decía que era cierto.
-
Tom: ¡No eres más que una…!- le grite furioso- Como pude enamorarme de ti. Fui un estúpido, a la primera que me demuestran afecto yo caigo! Te Odio, como nunca pense odiar a alguien. No sabes como me arrepiento de haber hablado contigo, de creer en tu inocencia. Ahora me doy cuenta de que perdi mi tiempo contigo....- La mire temblando y con ganas de romper algo. Mi corazón se rompía en mil pedazos y ella seguía mirándome con esa mirada insondable. Solo lloraba, me miraba y se mordia su labio, aguantandose las ganas de llorar descontroladamente- ¡Dime algo maldita sea!- le grite.

______(tn) se recostó hacia atrás y la vi llorando. Lagrimas falsas. Ella no era más que otra mujer fácil. Como todas. No se merecía mi cariño ni mi amor.

-Tu: Vete de aquí 
Tom, vete… y por favor, no quiero volver a verte jamás- me dijo, sin mirarme, con la voz quebrada.
-Tom: ¡Claro que me voy!- le grite furioso.

Y me encamine hacia la puerta. Antes de abrir la volví a mirar. Mi alma estaba destrozada. Mi vida estaba hecha polvo. Esto no me podía estar pasando a mí. Si era mi hijo, me haría cargo… pero por ahora solo quería estar lejos de ella.
-
Tom: Oh, y tu maldito amante te mando un mensajito conmigo- le grite antes de salir- me dijo que te recordara que te ibas a arrepentir… supongo que tu entenderás lo que significa… a mi no me interesa.

Y salí de allí, prácticamente huyendo. No escuche a Kim, que me llamo al verme ni mire a nadie más. Lo único que hice fue correr a mi auto, encerrarme en él y salir disparado con destino a cualquier lugar. Lejos. Lejos del dolor de mi alma, lejos del mundo. Nunca más volvería a caer. Una lágrima rodo por mi mejilla, pero sería la última que derramaría por ______(tn). Eso lo juraba...............................
















martes, 22 de enero de 2013

Capitulo 61 :D

Narra _______(tn).



Luego de diez días desde que me había marchado yo no mejoraba mi estado de ánimo. No me ayudaban ni siquiera las llamadas de Tom, y aunque lo hacia diariamente, eso no hacía más que dolerme más. Lo necesitaba conmigo. Chaz se quedaba conmigo casi a diario, tratando de subirme el ánimo… pero a duras penas si lo conseguía.

-Chaz: Vamos _____(tn)… parece que te quedaras para siempre… le dijiste que volverías pronto… dale algo de crédito…
-Tu: No sé qué es lo que me pasa Chaz- me queje- me da con llorar casi todos los días… y no me he sentido muy bien… no se… quizás este enferma…- Chaz me miro con unos ojos desmesurados.
-Chaz: _______(tn)… ¿no estarás embarazada? – dijo poniéndose la mano en la boca del asombro.
-Tu: ¿Qué? – dije como si no hubiese escuchado.
-Chaz: Bueno… no se…Me vas a disculpar la pregunta, te lo pregunto con todo el respeto que te mereces... -dijo-______(tn)... ¿Cuando tuviste tu periodo…?- Al comienzo me sorprendio su pregunta, pero luego lo entendí. Chaz era como mi hermano y es natural que se preocupe. Hice memoria, pero no recordaba con exactitud.
-Tu: Chaz, no se…no recuerdo, pero no es posible… no seas tonto – le gruñí.
-Chaz: ¿Y por qué no? deberías analizarlo… has estado muy insoportable e hipersensible… ¿no has tenido nauseas?
-Tu: No que yo recuerde – le dije. Chaz me miro ceñudo.

"¿Embarazada...yo?" pensé. Es verdad que nunca me había detenido a pensarlo. Es verdad que no nos habíamos cuidado nunca desde la primera vez…

-Tu: Oh Dios mío- dije de pronto un poco asustada.
-Chaz: Deberías hacerte una prueba… solo para salir de dudas…
-xXx: ¿Quién está embarazada? – se escucho preguntar en la puerta de entrada.

¿Megan? Pero que demonios hacia esta tipa aqui. Cómo supo donde vivia aqui en California. Que rabia no podia creerlo. De seguro escuchó a Alice cuando la cité al parque cerca de mi casa,cuando le comenté que me iba. Genial, ahora todo Miami estaría hablando de esto si había escuchado.

-Tu: Nadie Megan, que es lo que quieres? No tienes nada que hacer aqui, ni siquiera quiero saber como me encontraste – dije molesta.
-Megan: Si en eso tienes razón.Uuuu ______(tn) estas pálida – dijo mirandome despectivamente.
-Tu: ¿En serio? – pregunte algo alterada.
-Megan: Quizás deberías ir al médico…- me dijo y se fue como llego. De la nada.

Genial. Los muy malditos habían conseguido ponerme los nervios de punta. Ahora me revolvía nerviosa, pensando que quizás podría estar embarazada… pero no lo creía… es decir… no me sentía embarazada… ¿eso valdría de algo? Decidí esperar algunos días, ya que según mis cuentas no habían pasado más de dos días de retraso y yo solía retrasarme en ocasiones. Así que no había de que preocuparse… Sonó el teléfono. Cuando lo conteste, Papa me gritaba tanto que casi quede sorda.

-Papa: ¿Cómo es eso de que estas embarazada _________(TN Y A)?- lo escuche gritarme por el otro lado.
-Tu: ¿Qué?- le pregunte asombrada – ¿Quien te dijo eso?
-Papa: ¡Solo dime si es así o no…! – lo escuche gritarme nuevamente.
-Tu: Papa estas cosas no se hablan por teléfono…. – le dije algo molesta.
-Papa: ¡Ah, entonces es verdad! Es ese chico Kaulitz verdad… ¡sabía que no se podía confiar en él! No se como pude permitirte salir con él.
-Tu: Papa….- dije casi a punto de llorar. Pero el ya había colgado, sin dejarme explicar nada.

¿Cómo Diablos se supone que Papa se había enterado? Megan, seguro tenía que ser esa perra… la muy maldita me las iba a pagar… Entonces fue que oí unos golpes desesperados en la puerta… ¿Quien seria? Me sorprendí mucho al ver ahí a Nick con cara de energúmeno.

-Tu: Nick?… ¿qué haces por acá…?- Esto era extraño, qué hacia él aqui. Primero Megan y ahora él.
-Nick: ¿Es verdad?- me grito.
-Tu: ¿Qué cosa? – pregunte contrariada.

"Y a este lunático que bicho le ha picado" pensé yo al verlo con cara de loco en mi puerta. Esto no podía ser bueno. Se suponia que Nick era mi amigo... O al menos eso creia yo.

-Nick: Lo que me dijo Megan… ¿qué estás… embarazada?- Lo mire atónita… demonios, la zorra de Megan solo vino a ocasionarme problemas.Y lo peor, ni siquiera yo lo sabía. Y a decir verdad… ¿a este estúpido que le importaba eso? Yo tengo porqué rendirle cuentas.

-Tu: ¡Si fuese cierto o no eso no te importa a ti! - le grite- ¡y ya vete de mi casa… después a Tom le llegaran con el rumor de que tu y yo tenemos algo que ver!
-Nick: Eso es lo que tú crees - me dijo tomándome de un brazo con fuerza. Eso me dolió.
-Tu: NICK! suéltame… que ocurre contigo! Entre tu y yo nunca paso y pasara nada. Entiendelo!- dije gritandole.
-Nick: Estoy enfermo por ti desde el día en que casi estuvimos juntos… yo… no puedo aceptar que te estés acostando con el imbécil de Kaulitz…Te mentí cuando te dije que no estaba con Megan, lo de Francia... Todo fue mentira. Solo eran excusas para acercarme a ti y poder terminar lo que deje pendiente aquella noche, Megan me dio la direccion y no dude un segundo en venir, sabiendo que no estarias con 
Tom- Este idiota se había bebido algo o estaba drogado. Ahora me daba cuenta porque estaba con Megan. Eran tal para cual. Maldito lunático.

-Tu: ¡Nick estas demente!- le grite – Tu y yo no hemos compartido nada…y francamente empiezo a pensar que fue un error haberte considerado mi amigo…- Nick no dijo nada más y me empujo hacia adentro de la casa. Su cara ya me estaba empezando a dar miedo.
-Nick: Pues no te desharás de mí tan fácilmente – me grito- ¿O tú piensas que puedes andar por ahí jugando con la gente…?
-Tu: Que yo qué? OLDIDALO! Yo estoy con Tom, es a él a quien amo. Él y yo tenemos una relación- Le dije angustiada.
-Nick: ¿Relación… tu?- rio- ¡pero si jamás has tenido una relación en tu vida! me lo ha dicho Megan…Además Tom solo vas por ahí tirándose a las chicas que le mueven el piso.

Respire hondo antes de decir cualquier cosa. Nick tenía razón, pero eso era el pasado de él, y yo lo amba tanto que lo perdonaba. ¿En realidad era tan difícil para alquien querer cambiar…? ¿O es que tendría que soportar toda la vida que me sacasen en cara una y otra vez los errores de Tom?

-Tu: Bueno pues no veo tu punto Nick… ¿has venido a sacarme las cosas en cara…? No sé qué es lo que pretendes…
-Nick: Quédate conmigo- me rogo – Yo te comprendo, aceptare lo que desees darme… ni siquiera tenemos que estar en una relación o algo… pero por favor… déjame tocarte… solo quiero que nos divirtamos un poco… ¿no solo puede hacerlo Kaulitz o sí?- Nick estiro un brazo tratando de tocarme uno de los pechos. Yo le golpee la mano furiosa… ¿es que no entendía ni una sola palabra?
-Tu: Nick… no soy un objeto… ¡soy una persona! – le chille- Y estoy en una relación con Tom… lo amo y no quiero nada contigo… por favor… yo lo siento… ¿puedes largarte de mi casa?

Me temblaban las piernas. No sabia como manejar este tipo de sitiaciones… pero ahora ni siquiera podía pensar en que otro hombre me tocase, me daba panico… yo amaba a 
Tom ante todas las cosas… y si su pasado me condenaba, de todas formas estaba dispuesta a luchar. Tom era el único que parecía aceptarme sin problemas, con mis inseguridades y todo… ¿Por qué al resto le cuesta tanto entender eso?

Nick me miro con los ojos muy abiertos por un segundo, y luego se abalanzo sobre mí con fuerza. Me empujo contra la pared y metió sus manos bajo mi blusa, aferrándose a mis senos. Quise gritar, pero puso una de sus grandes manos en mi boca, impidiéndolo.

Me revolví furiosa, queriendo zafarme, pero no me lo permitía, el era mucho más fuerte que yo. Acerco sus labios a mi rostro y pude sentir el alcohol en su aliento. Me estampo un furioso beso, y trato de abrirse paso en mi boca.

Yo no me iba a dejar tocar. En cuanto paso su lengua entre mis labios, cerré los dientes con fuerza, mordiéndola. Nick lanzo un gemido de dolor y se separo un poco de mí, lo que me permitió levantar mi rodilla y darle un fuerte golpe entre las piernas…Nick cayó al suelo, encogido de dolor. El muy idiota se lo busco. Mire mi blusa, abierta y rota, y la arregle como pude.

-Tu: ¡Ahora lárgate de mi casa… y no se te ocurre volver por acá! – le grite, mientras se ponía de pie y se aferraba con su mano la golpeada intimidad.
-Nick: Esto no se va a quedar así, sabes… te arrepentirás de haberme despreciado, maldita perra- gruño con la voz enronquecida.

Lo empujé hasta la salida y azoté la puerta con furia. ¿Quién mierda se creía este imbécil? No me importaba lo que me dijese o sus amenazas… nada podría hacer para que 
Tom y yo nos separáramos… ¡Maldita zorra de Megan! Me dirigí al baño, a beber un poco de agua para pasar el disgusto. ¡Maldito Nick, Maldita Megan!

No me di cuenta cuando repentinamente me sentí muy mal. Un fuerte mareo me atenazo, haciéndome soltar el vaso de agua que se quebró con estrepito en el suelo… No alcance a sujetarme de nada: lo último que supe es que vi todo negro y el suelo se me acercaba peligrosamente................