Contador de Visitas

jueves, 30 de mayo de 2013

Capitulo 92 Final parte ~1

-Tu: No estes enojado con Alice, ella no tiene la culpa...
-
Tom: Lo sé... Supongo que estaba buscando culpables... Si les llegara a pasar algo, no lo soportaria...
-Tu: Eso no pasara Amor. Hasta ahora haz echo un gran trabajo cuidandonos.... Y por eso mereces un premio- le dije tomandolo del cuello de su camisa para atraerlo a mi.
-
Tom: Princesa no sé si sea buena idea. Sé lo que dije antes, pero no seas asi... sabes que si fuera por mi te habria echo el amor en el mismo hospital, no se como me contuve.
-Tu: Entonces que esperas... Aqui estoy, no permitire que me rachases otras vez- dije mientras bajaba mi mano hasta llegar a su entrepierna, enseguida pude sentir lo duro que estaba. A pesar de que se mordio el labio, no logro contener su gemido.
-
Tom: Princesa, por favor...- Lo oí gemir una vez más en mi boca.
-Tu: Amor, ya no te contengas más. Ya no aguanto el no poder sentirte dentro de mi...- dije oído ganandome un estremecimiento de su parte.
-
Tom: Esta bien... Tu lo pediste Amor, luego no te quejes...
-Tu: Jamás haria algo asi...- dije melosa.

Tom sin pensarlo un segundo más, con un solo movimiento me quitó toda la ropa, dejándome solo con ropa interior. Me miraba con los ojos oscurecidos por el deseo, conocia muy bien esa mirada. Poco a poco con una lentitud desesperante me beso anhelante, como si mis labios fueran su debilidad. Tenerlo asi de cerca me hacia tanta falta, conco meses sin hacer nada me estaba volviendo loca. Aprovechándome de su vulnerabilidad, use mis propios movimientos y me desice de su ropa dejándolo solo con boxers, dejándome ver y sentir su poderosa erección. Cuando menos lo espero lo saque afuera dispuesta a meterlo en mi boca, pero no me dejo hacerlo, solo me dijo que ahora me tocaba a mi disfrutar cada segundo. A lo cual no opuse resistencia, solo me deje querer. Su solo contacto por encima de mi húmeda femineidad me hizo soltar un gemido ahogado en su boca, lo que produjo que Tom pusiera mayor roce y rapidez en cada movimiento. Una mano la deslizo por mi vientre hasta llegar a mi sexo acariciándolo, por encima de la tela, hasta que ya decidido la introdujo, abriendose paso con dos dedos entre mis pliegues, haciendome estremecer de placer, estaba muy húmeda ya lista para recibir a Tom, pero al parecer el queria sentir cada parte de mi cuerpo lentamente.

De un solo tirón me quito la prenda tan molesta hasta ese momento, acomodo mis piernas en sus hombros, y sin previo aviso saboreo cada centímetro de mi intimidad , creí que desfallecería de placer hasta perder la conciencia, pero 
Tom lo impedia cada vez que sentia su lengua adentrarse cada vez mas profundo. Haci estuvo largos minutos, hasta que decidio quitarse sus boxers, nunca dejaria de sorprenderme lo grande y duro que podia ponerse el miembro de Tom con tan solo estar conmigo. Pero me encantaba. Me miro y me sonrio al darse cuenta que lo observaba impresionada, yo solo me sonroje. Se acerco lentamente, gatenado y acomodando mis piernas de cada lado de su cuerpo, el solo contacto denuestro sexos nos hizo temblar y estrmesernos. Pero es no era lo que queria Tom aun, él queria deborar otra cosa primero antes de entrar en mi. Y con un movimiento rapido me quito mi sosten (brasier), lanzandolo lejos. Deboro con cuidado y devoción cada uno, dejando mis pesones rojos he inchados. Su lengua delineaba su contorno, chupando y lamiendo. Mis gemidos solo aumentaron su deseo, produciendo dolor, pero placentero.

Cuando ya no pudo contenerse más me envistió de una sola vez, mi vientre no fue un impedimento para él. Sus estocadas eran suaves y lentas, pero sin duda llenas de deseo. Sentia como mis paredes apretaban con fuerza el miembro de 
Tom, haciendolo jadear de placer. Sus envestidas tomaron fuerza y énfasis, sentia que ya no podia más el orgasmo estaba cerca, cuando senti como Tom tenia el suyo, llenandome por completo con su amor. No tarde mucho cuando no pude contener el gemido, haciendose escuchar por toda la casa.

Haci estuvimos cerca de dos horas y 
Tom, aunque sabia que queria más, ya estaba exhausto, se dejo caer a mi lado acariciando mi rostro para luego bajar a mi vientre.

Nos miramos a los ojos sin decir nada, solo con los ojos nos deciamos todo. Era la primera vez que estabamos juntos desde que quede embarazada y 
Tom se descargo completamente en mi, no se guardo nada. Tom se acerco más y yo bese su frente dandome para que me rodeara con sus brazos, dejado como siempre que acariciara a nuestra hija, hasta que ambos caimos dormidos.

Al otro dia despertamos temprano, algo poco comun en amobos. Supongo que en mi caso fue porque tenia un antojo gigante de comer frutillas con crema, ya que cada bvez que pensaba en eso, mi pequeña se movia.

-Tu: 
Tom... Amor estas despierto?
-Tom: Si...- Me dijo con los ojos cerrados.
-Tu: Amor... Tom, tengo hambre- dije acariciando su cabello.
-Tom: ¿Asi? Eso se puede arreglar enseguida- dijo posicionandose encima de mi, pero sin aplastarme.
-Tu: Tom, no me referia a eso tontito- dije riendo- Nosotras tenemos hambre... queremos comer frutillas con crema- dije tiernamente para que no se negara.
-Tom: Pero Princesa, de donde sacare frutillas. Dudo mucho que tus padres tengan ¿No puede ser otra cosa?
-Tu: Por favor... Muero por comer eso, no quiero otra cosa- dije haciendo puchero.
-
Tom: Esta bien, ire a comprar, pero no te prometo que encuentre. Aun no es temporada- dijo poniendose de pie para vestirse.
-Tu: Amor. Gracias eres el mejor novio del mundo- dije dandole un suave beso en los labios.
-
Tom: Ya sabes que quiero a cambio cuando regrese...
-Tu: Esta bien- dije sonriendo- Todo lo que quieras. Supongo que ahora nada te lo impide, desde que el doctor te dijo y aseguro que era totalmente inofensivo para la bebe.
-
Tom: Claro que si Princesa. Lo que menos querria en esta vida es lastimar a mi hija...A proposito aun no le tenemos nombre... Que tal Grace...?
-Tu: Si, es verdad. Nuestras pequeña aun no tiene nombre. Ammmm... no me gusta mucho.
-
Tom: Emma?
-Tu: No, no me gusta- dije con cara indecisa- ¿Que tal Julianna? Siempre me ha gustado ese nombre, su apodo seria Juli. ¿Te gusta?
-
Tom: Cualquier nombre que tu elijas esta bien Amor, si a ti te gusta ese sera su nombre- dijo besando mi mano, provocando que me sonrojara.
-Tu: Estas seguro? Porque si no puede ser otro.
-
Tom: No hermosa Julianna es perfecto.
-Tom: Y Amor, me voy por tu ''pedido''. Espero encontrarlo. No me tardo. Las Amo- dijo besandome a mi y mi vientre.
-Tu: Y nosotras a ti...

Y asi pasaron algunas horas y 
Tom no volvia. Al parecer sique le costo encontrar frutillas. Cuando lo llame dijo que habia recorrido toda la ciudad hasta que por fin encontro a las afueras de esta. Para cuando llego ya era la hora de almorzar, por lo que ya tenia todo listo. Hice espagueti y dejamos las frutillas de postre.

Pero como 
Tom siempre ha sido un hombre de palabra cuando de sexo se trata, me tomo de improviso y me llevo al sofa y una vez más me hizo suya. Ya habia tomado una posicion donde mi vientre no era ningun impedimento para lograr su cometido, pero siempre procurando no lastimarnos.

Asi estuvimos largo rato. 
Tom no se cansaba y a decir verdad yo tampoco. Ambos eramos insasiables. Y cuando estaba muy cansado, le pedi que fueramos a comer, se nego, pero cuando se lo pedi por Julianna, se paro como resorte. Yo solo me rei.

La tarde se nos paso lenta lenta mientras estabamos sentados en el jardin. 
Tom me tenia rodeada con su brazo a la altura de mi nuca, mientras yo apoyaba mi cabeza en su hombro. Estabamos en silencio, hasta que Tom hablo de pronto, rompiendo la tranqulidad.

-
Tom: Amor... Sé que te lo he preguntado muchas veces, pero seguire insistiendo hasta que me digas que si- dijo tomando mi mano donde tenia mi anillo.
-Tu: ¿Qué es Tom..?- Pregunté inocente, aunque ya sabia a que se referia.
-Tom: Princesa.... Te casarias conmigo...?- Me dijo con los ojos brillantes.
-Tu: Amor... Yo... Si, si quiero.
-
Tom: Esta bien, no importa... Espera... ¿Qué dijiste?- dijo de pronto muy emocionado y confundido.
-Tu: Que si, si quiero casarme contigo...
-
Tom: Mi vida no puedo creerlo , me haz echo aun mas feliz-dijo con una mano acariciando mi cara y con la otra rodeando mi cintura para levantarme- Ahora puedo decir con toda seguridad que mi vida esta completa, porque tu estas en ella junto con Julianna. No me hace falta nada.
-Tu: Y a mi tampoco. Eres con quien siempre soñe estar... Quizas no tuvimos el mejor comienzo, pero supimos como superarlo... Juntos a pesar de todo- dije acercandome hasta juntar nuestras frentes.
-
Tom: Lo sé... Y no sabes como me arrepiento de haber sido tan imbecil contigo. Ocupare cada dia de mi vida para hacerte feliz. Ahora que tengo dos razones maravillosas por las cuales vivir. Las amo...
-Tu: Nosotars más Amor- dije besandolo. Fue un beso lento, pero lleno de amor, Tom era mi oxigeno, mi todo... Sabia que ahora la vida me sonreia a ambos, despeues de tanto sufrimiento....

~ CUATRO MESES DESPUES ~

Es increíble como pasa el tiempo, ya estoy a dos semanas de tener a Julianna y 
Tom parece estar mas nervioso que yo. No me deja ni un instante sola, solo para ir al baño, pero ni siquiera eso puedo hacer tranquila. Se para afuera hasta que salgo de este. Se ha vuelto mas paranoico que antes. Yo no me molesto, es más me causa mucha gracia verlo asi.

Ya todos sabian de nuestro compromiso, a pesar de que ya llevaba el anillo que me dio 
Tom desde el matrimonio de Alice y Dylan. No se como no lo notaron.

Nuestro Matrimonio lo hariamos un mes despues de que naciera Julianna. Por lo que estabamos viendo donde seria la recepción y todo lo que conlleva una boda. Nuestra fiesta de compromiso la hariamos esta tarde, no quisimos hacerla antes, porque queriamos darle la noticia a todos de improviso y asi fue..................







jueves, 23 de mayo de 2013

Capitulo 91 :D

-Doctor: ¿Y a que se debe tal pregunta Sta. _____(tn)?- dijo riendo.
-Tu: Bueno, le pregunto porque mi Novio, no se atreve a preguntarle directamente. Creo que le dio un repentino ataque de verguenza- le decia mientras miraba la cara sonrojada de Tom.
-Doctor: Esta bie, no se preocupe- dijo riendo- Respondiendo su pregunta. Claro que puede, a la bebe no le afectara en lo absoluto. Pueden llevar una vida sexual completamente normal.
-Tu: Gracias Doctor por aclararle a Tom esa duda que lo volvio loco todo este tiempo. 
-Doctor: Por nada. Ahora debo irme, tengo otra paciente. Suerte chicos y mucha paciencia- nos dijo saliendo de la habitacion.
-Tu: Y Tom... Ahora me crees?
-Tom: Eso no es justo Amor, tu lo supiste todo este tiempo y nunca hiciste nada para estar juntos.
-Tu: Porque queria que tu me tomaras, queria darte el control. Pero no me hiciste caso cuando te o dije- le diecia mientras me ponia de pie.
-Tom: Esta bien... Tu te lo buscaste, ahora tu pagras todas las noches perdidas- dijo abrazandome por la espalda.
-Tu: Tom.... Aqui no. Estamos en un hospital.
-Tom: Eso no fue un impedimento para mi cuando estuviste hospitalizada- su cercanía me estaba haciendo sentir esas cosquillas en mi entrepierna que hace tiempo no sentia, producida por el contacto de los besos húmedos en mi cuello.
-Tu: Tom... No... Hablo en serio. Todo lo que quieras te lo daré, pero espera a llegar a casa.
-Tom: Conste que tu misma lo pediste.
-Tu: Si Amor, y ya vamonos, recuerda que quedamos de almorzar con Dylan y ALice.
-Tom: Oh, es verdad. Tienes razon vamos, ya sabes como se pone Dylan con la impuntualidad- dijo tomando mi mano y saliendo de la habitacion.


Llegamos al lugar donde quedamos con los chicos. Conversamos de ellos, de como iba su vida de casados y si planeaban pronto tener hijos, a lo que ellos respondieron que les encantaría, pero que querian disfrutar un poco mas su vida en pareja. Yo quería que ya me hicieran tia y estar rodeada de niños, no se si era pro el embarazo, pero amaba a los bebes mucho mas que antes. Tom no dejo un solo momento de acariciar mi vientre y se emocionaba cada vez que nuestra pequeña se movia. Dylan y Alice se pusieron muy contentos cuando les dijimos que seria una niña. Alice más que Dylan pro supuesto, tanto que quiso ir de inmediato a comprar cosas para mi pequeña.



-Alice: _____(tn) vamos por favor, di que si. Mi sobrina necesita la mejor ropa- dijo poniéndose de pie repentinamente.
-Tom: Alice no lo sé, no me gusta que ______(tn) salga sin mi. Imagínate tiene a la bebe en el centro comercial y nadie la ayuda.... NO! Mejor que no vaya, ve tu si quieres.
-Alice: Tom por favro no seas tan dramático!- dijo riendo- ______(tn) solo tiene cinco meses, esas cosas no pasan si no hasta los ocho meses, cuando mas los nueve meses. No seas ridículo.
-Tom: Bueno, como sea .... ______(tn) no irá y punto. Yo no estaré tranquilo si me alejo de ella.
-Tu: Chicos yo creo....- pero no me dejaron hablar.
-Alice: ______(tn) Tu déjame que yo arreglo esto. No dejes que mi el tonto de mi hermano te deje encerarda todo tu embarazo, pro miedo a que tengas a la bebe en la calle .
-Dylan: Si Kaulitz, Alice tiene razon. Mi hermanita a penas tiene cinco meses recien cumplidos. Es muy poco probable que tengas sintomas de parto.
-Tom: Dije que no. _____(tn) no irá y se acabó la discusión.
-Tu: ¡Ya basta! Porque no piden mi opinion de lo que quiero hacer YO- Alice si quiero ir, pero Tom- le dije tomando su rostro con mis manos y mirandolo a los ojos- No puedes mantenerme encerrada todo el tiempo, tambien necestio distraerme, ademas recuerda que estoy embarazada ... No inválida.
-Tom: Pero Amor...- No lo deje hablar, porque lo calle con un beso, sabia que asi jamas se negaria- NO es justo, sabes que asi siempre me vencerás - dijo haciendo puchero, me encantaba que hiciera eso, en el fondo se comportaba como un niño.
-Tu: Entonces eso es un si.... estaremos por la casa temprano, lo prometo- djie levantandome de la mesa y tomano mi bolso.
-Tom: Esta bien, pero te estare llamando. Y en cuanto a ti Alice.... Si a _____(tn) o a mi hija les pasa algo, no viviras para contarlo- dijo entreserradno los ojos.
-Alice: Si, si Tom. Muero de miedo. Eres un exagerado- dijo mientras golpeaba su brazo- Amor ya nos vamos, tu y Tom pueden hacer otras cosas, menos mirar otras chicas....
-Dylan: Eso jamás Amor, solo tengo ojos para ti- dijo besando tiernamente a Alice, para luego ver a Tom- ¿No es asi Kaulitz
-Tom: Claro que si, para mi solo existen mi _____(tn) y mi hija.
-Tu: Tom... Te Amo tanto, jamas pensé estar viviendo esto contigo- le dije mientras rodeaba su cuello con mis brazos, juntando nuestras frentes, pero mi vientre me lo dificultaba un poco.
-Tom: Creo que ahora no podemos estar tan cerca, alquien nos lo impide- dijo pasando sus manos por debajo de mi camiseta y acariciandome con delicadeza.
-Tu: Si- dije sonriendo- Pero cuatro meses más y ay ala tendremos en nuestros brazos.
-Tom: Ya quiero conocerla...- Y una vez más nos perdimos en nuestro mundo, hasta que Alice nos interrumpio con una tos forzada.
-Alice: Bueno par de enamorados. Solo se separaran unas horas, no se moriran. Asique vamos o se nos hara tarde- dijo tomando mi mano.
-Tom: Ya Alice- dijo besando mi frente- Cuidalas mucho, ellas son mi vida...
-Alice: Y a lo se hermanito, claro que las cuidare. Adios, Amor Te Amo- dijo tirandole un beso al aire a mi hermano.
-Dylan: Te Amo tambien. Adios diviertanse.



Y nos fuimos al centro comercial, Alice comenzó a comprar cosas como loca. Vestidos, zapatos accesorios para el cabello, calcetines, pañales y un sin fin de cosas más, que para mi gusto fueron innecesarias. No quise decirle nada, discutir con Alice es un caso perdido. Al final del dia teniamos tantas bolsas que necesitamos la ayuda de un guardia para subirlas al taxi, ya que no teniamos ninguna de las dos. Cuando llegamos Alice no me dejo cargar una sola bolsa, ya que pensó que si Tom me veía cargando alguna, jamas volvería a dejarme salir con ella, bueno hasta que tiviera a nuestra hija. Entramos a la casa y estaban todos los chicos, menos Chaz que estaba en su nuevo trabajo. Sus caras eran muy divertidas.



-Kim: Creo que se trajeron todo el centro comercial- rio.
-Tom: Amor supongo que Alice no te hiso  cargar las bolsas- dijo serio.
-Tu: No Tom, no lo hizo. Y si, lo pase muy bien, gracias por preguntar-dije sarcástica.
-Tom: Perdon Princesa. Que bueno que te divertiste- me dijo meintras se arcercaba a besar mi frente.
-Alice: Otra vez El Tom exagerado. Deberias agradecer que le compramos muchas cosas a mi sobrina.
-Tom: Y a me doy cuenta, genio. Esta vez si que te excediste.
-Kim: Y chicos no discutan. A ____(tn) no le hace bien, ni a ella ni a la bebe.
-Tu: Si, Kim tiene.... AAAAy!- dije de pronto sintiendo una puntada en mi vientre. Instintivamente lo tome con ambas manos.
-Tom: ¿Amor estas bien.... Qué tienes? Mierda Alice te dije que no era buena idea llevarla.
-Tu: Tom no te enfades con ella, No fue su culpa. Ya estoy bien.Seguro estas puntadas son porque caminé mucho y no descanse lo suficiente... AAAAy.. no otra vez....
-Tom: Lo vez, ven te llevaré a tu habitacion- dijo cargandome entre sus brazos.
-Alice: ______(tn) perdon.... de verdad no queria que esto pasara.
-Tu: No te preocupes, no es tu culpa. Seguro debe ser algo normal del embarazo.
-Kim: Hemanita, no lo sé. Me preocupa que le pase algo a la bebe. Seria bueno llamar a un doctor. ¿No lo crees Chris?
-Chirs: Si totalmente, ____(tn) mejor salir de dudas- sus comentarios me asustaban, no queria que le pasara nada a mi hija...
-Tom: Tienen razon llamaré a su doctor- dijo marcando el numero.



Tom lo llamo a pesar de que le dije que no lo hiciera, no queria causar problemas. Cuando llego me senti aliviada y mas aun Tom, que no me dejo moverme hasta que el doctor diera su diagnostico. Dijo que era solo cansancio, pero que debia tener cuidado de forzarme. Cualquiero movimeinto brusco o enojo fuerte podria afeectar a la bebe.



Cuando se fue Tom se quedo conmigo. No queria dejarme sola. Mis Padres se habian ido por el fin de semana por trabajo y Kim a pesar de que queria quedarse le dije que no, no queria arruinar su aniversario con Chris. Dylan y Alice nos acompañaron unas horas hasta que Tom los hizo marcharse prometiendoles que me cuidaria y que estaria bien.......................



Chicas esto ya esta llegando a su fin y les quiero decir que faltan como 3 capis para que esta historia termine :c y decirles que no habra 2 temporada :/ pero seguire escribiendo alguna fic qe se me venga a la mente jajaja y que pronto tendran una nueva historia 1313 y eso Las Quiero mucho y un besito a todas <3 y decirle que son las mejores Alien's

viernes, 17 de mayo de 2013

Capitulo 90 :D

Esa noche trate de conciliar el sueño, pero me fue imposible, estaba muy nerviosa para hacerlo. Para cuando por fin lo logré, ya eran las una de la tarde y nadie me habia despertado. Bueno quien se podria levantar despues de una resaca, en mi caso por exceso de sexo, para que más da. Como pude me dirigí al baño y fue cuando unas nauceas horribles me invadieron, epro las contuve y no vomité, por ahora....

Me bañe y me vestí con lo primero que encontré. No tome desayuno, porque con solo ver la concian y sentir los olores de la lacomida me daba asco. Asique tome las llaves de mi auto y me dirigi a la farmacia.

Llegué y me atendió una chica como de mi edad, por suerte para mi, sabia que me entenderia. Ella fue muy amable cuando le dije lo que queria, solo me miro y me dij o: ''No te preocupes, todo estara bien'' y me regalo una sonrisa tranquilizadora, di las gracias y me fui. Mientras caminaba haciea el auto sono mi telefono, roque porque no fuera 
Tom, pero parace que la suerte ya habia desaparecido.

-
Tom: Hola Princesa, ¿Dónde estas? Fui a tu casa y no estabas, de echo nadie me abrio, supuse que dormias... Quiero verte.
-Tu: Si es que yo.... hammm... Estoy en el paque, queria tomar un poco de aire fresco- dije nerviosa y Tom instintivamente lo noto.
-Tom: No te oyes muy convencida... Bueno ya que estas alli, ire por ti, esperame no me tardo.
-Tu: ¡NO! Quiero decir... no es necesario. Mira Amor, cuando termine de hacer lo que hago ire a tu casa, esperame tu alla... ¿Si?
-
Tom: ¿Que no se suponia que estabas en el parque? Me estas mintiendo ______(tn). Solo dime que no quieres verme.
-Tu: Amor, no es eso. Claro que quiero verte, pero ahora estoy ocupada, ya lo entenderas luego. Puedes por favor confiar en mi...
-
Tom: Sabes que no se trata de confianza, proque confio plenamente en ti, pero ya.... ¡Sabes qué! No quiero que vengas, mejor quedate con tus asuntos.
-Tu: Pero Amor....Yo- Y no me dejo terminar, me habia cortado.

Me sentí pesimo, más de lo que estaba. No sé porque no le dije que compre un test y ya, pero supongo que queria darle la sorpresa y obviamente no me resulto como queria. Triste subi a mi auto y me fui a mi casa. No podia creerlo, aun seguian durmiendo, ni cuenta se dieron cuando me fui. Pase por la habitacion de Kim y vi que dormia con Chris , rei por lo bajo. Mientras mis padres en la otra habitacion hacian lo mismo.

Despacio me dirigi al baño y comenze a leer las instrucciones del test. Decia que con una ralla no era nada, dos embarazo y que debia dejar pasar al menos cinco minutos. Lo abri y lo hice. Deje pasar los minutos dados y lo deje en el lavamanos mientras me sentaba en la tina. Estaba tan nerviosa por el resultado, pero fuera lo que fuera, un bebé siempre es una bendicón. Para cuando por fin tuve valor lo tome con los ojos cerrados... los abri lentamente y lagrimas rodaron por mis mejillas y vi las dos lineas.... Estaba embarazada.

Estaba tan feliz, habia vida creciendo en mi interior. Iba a ser madre... Solo queria ver la cara de 
Tom cuando le dijera... Tom.... No se como lo tomaria si estaba enojado conmigo, pero estaba tan emocionada que no dejaba de acariciar mi vientre. Hasta que decidida me levante y fui a su casa a decirle.

Para cuando llegué toque la puerta y tome el test escondiéndolo detrás de mi espalda. Me abrio y no me dejo hablar. Me alzó en sus brazos y me dio un tierno beso que a ratos se tornada apasionado, dio la vuelta y cerro la puerta con el pie y me dejo en el suelo.

.Tu: 
Tom... No estas enojado conmigo?
-Tom: Princesa, claro que no, perodoname tu a mi, fui un tonto. No debi gritarte. Pero pense para variar con mi entrepierna. Perdoname por favor, no queria gritarte- dijo tomando mi rostro con sus manos.
-Tu: Tom...Yo...- Dije volviendo a llorar.
-Tom: Amor, no llores. No me gusta verte asi y mas si es por mi culpa.
-Tu: Amor, esta bien ademas yo tambien tuve la culpa por no decirte en el momento, me comporte muy extraño, pero tenia mis razones... Estas son lagrimas de felicidad...
-
Tom: Felicidad... No entiendo de que me hablas.
-Tu: Tom... Yo... Estoy embarazada- dije mostrandole el test.

Tom me quedo mirando con los ojos brillantes y por unos minutos se quedo en silencio. Hasta que por fin me hablo.

-
Tom: Amor, esto es genial... Me has echo el hombre mas feliz del mundo. Te imaginas si es niño, le enseñaria tantas cosas, jugariamos a la pelota... Todos los deportes! Te Amo, Te Amo- dijo levantandome haciendome rodear su cadera con mis piernas.
-Tu: Seremos una familia. Tu, Yo y nuestro bebe...
-
Tom: Eso quiere decir que te casas conmigo?
-Tu: Mmmmm... No lo sé dije riendo.
-
Tom: Amor... sé que yo dije lo de no tocarte en un mes si no aceptabas, pero ya no aguanto más y ahora que estas embarazada.. menos podré...
-Tu: Tom si se puede, no le haras daño al bebe.
-v: Mmmm... No lo sé, prefiero no arriesgarme.
-Tu: Como quieras, pero no digas que no te lo dije. rei.
-
Tom: No importa. sé que en el momento que me menos me lo espere me diras que si- dijo mientras me besaba...................

~ CINCO MESES DESPUÉS ~


Las cosas entre 
Tom y yo van de lo mejor. Juntos hablamos con mis padres y nos apoyan totalmente y ni hablar de nuestros hermanos. Kim se peleaba con Alice por ser la madrina, Chaz queria regalarnos la cuna y Dylan y Chris estaban mas emocionados que v y yo juntos. Desde ya sabia que mi bebe seria amado, etnia muchos tios que los concentirian. Bueno mi Padre casi nos regala una escena similar a la del matrimonio de Dylan y Alice, pero esta vez si lo detuve y le dije que no se enfadara, que estuviera feliz, que seria una gran abuelo para mi bebe.

Mi abdomen crecia cada vez mas con cada dia y eso a 
Tom parecia gustarle, me decia que era la embarazada mas hermosa del mundo, pero yo no podía evitar sentirme gorda, pero luego esos pensamientos desaparecian cada vez que Tom se recostaba conmigo y depositaba su cabeza en mi para escuchar como se movia nuestro hijo. Estaba seguro que seria niño, pero yo sabia que era niña... No lo sé llamenlo intuición femenina, pero estaba segura. Ademas estaba algo más cariñoso de lo normal supongo que era porque desde que estoy embarazada no me ha tocado ni una sola noche, a pesar de que le jure y jure que si se podia, él no me creyó, bueno despues solo se daria cuenta de su erros cuando le preguntase al doctor.

Y hoy justamente me tocaba control , estaba entusiasmada porque sabríamos al fin el sexo del fruto de nuestro amor. 
Tom me acompaño como en todos los otros, pero note su nerviosismo, ya que ahora sabriamos quien tenia la razon.

-Doctor: Pase por favor señoría. Recuéstese en la camilla enseguida vuelvo.
-
Tom: Y que me daras cuando sepas que perdiste?- dijo seguro.
-Tu: Tu deberas darme algo. No, mejor dicho, me daras todas las noches que me rechazaste, porque yo misma le preguntare al doctor y te no podras creer su respuesta.
-
Tom: Ya lo veremos amor, ahora solo enfoquemosnos en saber lo que sera, ya que obviamnete sera niño.
-Tu: Te soprenderas- dije mientras llegaba el doctor.
-Doctor: Bueno, veamos al pequeño. Emocionados por saber sus sexo?- dijo mientras ponia un gel frio en mi estomago y deslizaba una maquina- Haber.... Ah, aqui se ve algo... Si, sus manos... Sus pies. Si todo esta bien... Oh aqui veo algo- amobos abrimos los ojos de asombro- No, solo es el cordon umbilical... Aqui esta.... Parece que su intuicon no le fallo ____(tn) efectivamente es una niña...- 
Tom abrio la boca que casi se le cae la mandibula.
-Tu: Te lo dije- dije riendo- Y nunca me creiste.
-
Tom: P-pero yo .. estaba seguro de que era niño. No puede ser...
-Tu: Que... no te gusta que sea una niña?
-
Tom: No amor no es eso... me encanta... Es solo que...- dijo tocandose el cabello.
-Tu: Es solo que? Tom Kaulitz ... Ahora si pagaras todas las que has echo- dije riendo- Tanto que jugaste con las mujeres y ahora dios te dio una por hija- dije mientras tomaba mi mano.
-Tom: JA JA Muy graciosa. No dejare que ningun chico se acerque a ella. Nadie la hara sufrir, porque sera mi pequeña princesa, sere muy celoso con ella al igual que lo fui contigo amor, no soportaria verla sufrir.
-Tu: Awww amor, eres tan tierno. Por eso Te amo tanto- dije besando su frente para luego dirigirme al doctor- Doctor, me gustaria preguntarle si con mi novio podemos estar juntos aun estando yo emarazada- Tom levanto la mirada atónito, yo solo rei...................








martes, 14 de mayo de 2013

Capitulo 89 :D

-Tu: ¿No crees que deberíamos volver a la recepción? quizás nos extrañen- dije mientras Tom mordisqueaba mi cuello, dispuesto a hacer el amor por segunda vez en el prado.
-Tom: Dudo que siquiera se acuerden de nosotros… además creo que no nos perdonarían otro escándalo… es culpa de Alice, por elegir esta clase de vestidos- dijo apretando la suave tela que estaba arrugada a nuestro costado.
-Tu: ¿Amor... qué será de nuestra vida?- pregunté acariciando su espalda- ¿Crees que estaremos juntos para siempre...?
-Tom: Quien sabe, pero al menos sabrás que esa será mi meta… no quiero que te alejes jamás de mi… - dijo besándome.
-Tu: Mmmmmm- conteste mientras los labios de él bajaban hasta mi pecho.
-Tom: Dios, solo espero que jamás se muera la pasión que siento por ti… - dijo posicionándose sobre mi cuerpo.


Y una vez más, Tom entro en mí. Esta vez, extrañamente, fue cálido y pausado. Su lentitud era tan desesperante como su fiereza, y sentí como mi cuerpo respondía extasiado ante sus caricias, al toque de sus manos.



Tom levanto mis piernas, dándose un mejor ángulo, y entró en mí, con una lentitud y profundidad arrolladoras. El cerró sus ojos y apretó el césped del prado con sus manos, en una muestra excesiva de concentración. Esto era el cielo.



Su miembro se deslizo con delicadeza en mi sexo mojado, acariciando cada vez que entraba. Los jadeos de Tom eran profundos y lentos, pero no menos excitantes. Mi piel temblaba y el placer se extendió como olas cálidas por todo mi cuerpo. Mis manos arañaron su espalda, muy despacio, mientras busqué sus labios, deseosa del elixir de sus besos.



El beso también fue suave, cargado del amor que nos teníamos. Mi lengua acaricio la suya y el calor de su boca se extendió por todo mi cuerpo. Tom me abrazo y siguió entrando en mí despacio, rítmicamente, mientras sus manos se apoderaban de mis pechos, acariciando con suavidad, dando pequeños y dulces apretones. Me recordó tanto a la primera vez que estuvimos juntos… mi mente se nubló y me sentí de pronto muy mareada, llevada por un océano de deseo.



Pronto el cosquilleo entre mis piernas creció, hasta convertirse en puro fuego. Mi cuerpo se tensó, en anticipación y sentí una leve urgencia en las embestidas de Tom, las que se aceleraron levemente. Creí que moriría cuando sentí su lengua mordiendo mi cuello cuando Tom se descargo en mi, poderoso y temblando, desencadenando solo con la sensación de su calidez, mi propio orgasmo, extenso y devastador.



Nos quedamos tendidos sobre el césped, respirando entrecortadamente. Las manos de Tom me seguían acariciando, y lentamente sentí como su agarre se iba haciendo cada vez más débil, hasta que finalmente su mano cayó a su costado. Lo mismo sucedió conmigo. El cansancio era demasiado. Cerré los ojos demasiado cansada hasta para sonreír y me quede así, entre los brazos de él, descansando en medio de la noche. Para cuando despertamos eran casi las tres de la mañana.



-Tom: Princesa, debemos ir a casa… te resfriaras- murmuro besando mi hombro desnudo.
-Tu: Lo sé… pero tengo sueño—me queje rodando hacia un lado.
-Tom: Ven Amor, dormiremos juntos…- Sentí que me alzaron en brazos y me llevaron hasta el volvo. Tom me envolvió en su chaqueta y cuando entre abrí los ojos, lo pude ver solo con su pantalones y una camiseta liviana. Me sonrió- ¿Estas muy cansada?- me dijo acariciándome una rodilla.
-Tu: Si- dije algo ida- quizás sea mejor que intente seguir durmiendo…
-Tom: ______(tn)...- escuche que me decía- ¿puedo preguntarte algo?
-Tu: Mmmmm- conteste a punto de volverme a dormir.
-Tom: ¿Te casarías conmigo Princesa?- lo oí preguntarme.
-Tu: No- gruñí entre sueños. Solo escuché la armoniosa risa suave de Tom.
-Tom: Esa es mi chica- dijo sonriendo.
-Tu: Quizás mas adelante Tom...- le dije bostezando.
-Tom: Lo sé, terminaras aceptando- dijo muy seguro.
-Tu: ¿Cómo lo sabes?- le gruñí abriendo un solo ojo.
-Tom: Bueno, pues porque mientras hacíamos el amor en el prado aceptaste usar mi anillo… así que estas oficialmente comprometida.



Curvé las cejas extrañada. ¿En qué momento yo había aceptado algo así? Mire mis manos y efectivamente, un hermoso anillo adornaba mi dedo. Lo mire algo noqueada y destelló aun entre las sombras. En mi cara se dibujo una sonrisa.



-Tu: Es hermoso- murmure- pero no recuerdo haber aceptado usarlo...
-Tom: Eso fue porque estabas muy ocupada teniendo uno de tus orgasmos- rió.
-Tu: Eres un pesado...- le dije, pero la sonrisa no se iba de mi cara.
-Tom: ¿Lo usaras?- pregunto esperanzado.
-Tu: ¿Tengo alguna otra opción?- conteste arropándome con su chaqueta.
-Tom: No la tienes, proque me amas y sabes que algun dia seremos Marido y Mujer.
-Tu: Bueno… lo usare entonces- murmure. Aun entre las sombras, pude ver la sonrisa de Tom extenderse ampliamente en su rostro- ¿Y cómo harás para que acepte casarme contigo?- pregunte al borde de la inconsciencia.
-Tom: Eso es fácil- rio- No te hare el amor hasta que aceptes casarte conmigo- dijo serio.
-Tu: ¿Qué?- pregunte abriendo los ojos de golpe- Sabes que no duraria ni un solo dia, eso no es justo.
-Tom: Es una técnica algo devastadora- dijo el- pero sé que cederás tu primero, si algo he aprendido contigo es a ser paciente.
-Tu: No creo- dije altiva- estoy segura de que cederás tu primero y me rogaras volver a estar juntos… y no necesitaras la excusa del matrimonio…



Tom rió y aceleró en su volvo. Llegamos a la recepcion, pero ya a las cinco de la madrugada no quedaba casi nadie, bueno los tipicos borrachos y uno que otro mesero. Asique decidimos ir a casa. Yo a la mia y Tom a la suya, ya habiamos cumplido la cuota de esa noche. Me despedi de él y subi a mi habitacion a descansar, pero un repentino mareo me lo impidio. Llegue como pude al baño y vomite lo poco y nada que habia comido, me sentia pésimo. 



Trate de pensar a que se deberia. Por comida no podia ser, porque con Tom no alcanzamos a llegar a la recepción de la boda.... A menos que....No, no podia ser eso... ¿O si? Y si Kim tenia razon y resultaba que si estaba embarazada... Me toque el abdomen instintivamente mirandome al espejo que estaba fuera del baño y una felicidad me inundo. Yo con un bebé... Una sonrisa traviesa se dibujo en mi rostro, comenzé a creer que seria lindo, además Tom se veia bastante emocionado por lo que demostro en la Iglesia. Hubiera seguido inmersa en mis pensamientos, si no hubiera sido por otra naúsea que me obligo a regresar al baño.....No dire mañana, porque ya casi es de dia, pero en unas horas iré a una farmacia por una prueba de embarazo y saldré de la duda lo antes posible, aunque yo ya sabia el resultado ................






domingo, 12 de mayo de 2013

Capitulo 88 :D

-Chris: ¡WOW! ¡Chicas… que bellezas! Seré la envidia de todo la ciudad cuando me vean llegando con ustedes- rio abrazando a Kim.
-Tu: Es todo obra de Kim… ella lo hace todo bien- reí.
-Chris: Ni que lo digas- dijo abrazando a Kim y deslizando una mano por su trasero.
-Tu: Hey, vayan a un hotel- les sonreí corriendo la mirada, no queria ver a mi hermana siendo tocada por su novio.

Ellos rieron y finalmente nos dirigimos a la iglesia. No sabía si era por el hambre o alguna otra cosa, pero mi estomago se quejaba rabioso y ya me estaba haciendo sentir unas horribles nauseas y uno que otro mareo. Lo único que me faltaba. Kim me miro preocupada.

-Kim: ¿Te sucede algo?- dijo poniendo una de sus manos en mi cara.
-Tu: No, solo son los nervios… creo- dije tratando poner mi mejor cara.
-Kim: ¿No estarás embarazada?- casi gritando y poniendo cara de horror.
-Tu: No seas tonta Kim- le gruñí- No podría estarlo… O eso creo....
-Kim: Bueno… La primera fue solo una suposicon, ya que se debia todo a tu enfermedad, pero ahora ya estas totalmente sana....deberías considerarlo… si vives tirando de esa manera, me extraña que todavía no lo estés…

Le hice una seña con el dedo medio a Kim para que se callara. No era algo de lo que quisiera hablar en este momento… Me asustaba de solo pensarlo... ¿Yo embarazada? Quiero decir me gustaba la idea,seria lindo ser Madre, pero aun soy joven, apenas tengo 18
y aun me faltan muchas cosas por hacer...

Llegamos a la Iglesia antes que la novia, gracias a Dios. 
Tom y Dylan ya estaban aquí, lo mismo que nuestros padres y los padres de Tom, ambos, ya que las cosas entre ellos por fin se habian solicionado y eso me hacia feliz, porque a Tom se le iluminaba el rostro de ver a sus Padres justos otra vez. Mis Padres habían llegado hace poco y se veían muy juntos, mirando a Dylan con orgullo. Mi hermano se veía muy bien, elegante en su traje, pero en su rostro se veía reflejado todo el terror del momento.

Tom… ¡Oh Dios! En dos segundos se me olvido todo. La iglesia, Alice, Kim… todo. Nunca había visto a Tom tan guapo. No me lo podía creer.

Vestía muy similar a Dylan y Jeremy, pero el realmente destacaba entre ellos. O quizás eran mis hormonas. No sé. Pero lo único que sabía era que lo deseaba… otra vez. Hasta me dieron ganas de casarme… Corrí hasta donde estaba él y lo abrace como si no lo hubiese visto en años. El aroma particular de 
Tom me envolvió y yo suspire, envuelta en su cálido abrazo.

-
Tom: Princesa...- susurro él en mi cabello.
-Tu: Tom...- respondí pegándome más a el.
-Tom: Te ves increíblemente hermosa… quizás deberíamos casarnos nosotros…- murmuro apretando mi cintura.
-Tu: Tú...te ves muy guapo…- dije casi temblando por la cercania de nuestros cuerpos.
-
Tom: Haces que te desee- murmuro a mi oído.
-Tu: Bueno.... creo que pensamos algo similar…

Ambos nos reímos de nosotros mismos. 
Tom me dio un casto beso en los labios y me abrazo por la espalda, apretándome disimuladamente a su erección. Dios. Y eso que estábamos en la iglesia. Jeremy carraspeo y nos dios una sonrisa cómplice. Al parecer nos había estado mirando. Mi rostro se enrojeció al momento y sentí la tibia y cálida risa de Tom haciéndome cosquillas en los hombros. Dylan apretó el brazo de Tom en un verdadero arranque histérico.

-Dylan: ¡Ella no vendrá, lo sé!- Gritó de pronto- ¡lo ha pensado y desea a alguien más inteligente... o más guapo… Dios, quizás no soy lo suficientemente bueno en la cama!- decia como una chica.

-Tu: Dylan, cálmate- le gruñí tirando de su brazo- todos te miran…
-Dylan: ¡______(tn), ella se arrepintió!- me dijo remeciéndome y mirándome con los ojos velados por un verdadero terror- ¡Debería haber llegado hace más de cinco minutos!-
-
Tom: Dylan, la novia siempre se retrasa… ¡además solo van cinco minutos… hombre! Cálmate por Dios- gruño Tom, aunque se estaba riendo.
-Papa (tn): Ella vendrá Dylan, por favor relájate- dijo tratando de calmar a un exaltado Dylan que temblaba como hoja.
-Jeremy: Sí, yo conozco a mi hija… probablemente se está demorando a propósito para hacerte sufrir- rio divertido con la situacion. Luego de varias sesiones de tranquilización y quince minutos más, por fin llego Alice. Gracias a Dios, porque ya no había fórmula para calmar a Dylan.
-Dylan: ¡Es ella!- Gritó poniéndose blanco.
-
Tom: Debemos esperarla adentro – murmuro tratando de hacer entrar en razon a mi hermano.

Papa y Jeremy se llevaron a Dylan y la gente que faltaba comenzó a entrar a la iglesia. Kim entro también, junto con Chris. Chaz llego a los minutos despues acompañado de Jasmine, nos saludamos amablemente, a pesar de todo lo sucedido con ella, sabia que era buena chica. Quedamos 
Tom y Yo, viendo descender a Alice del automóvil. Se veía radiante. Hermosísima era quedarse cortos.

-
Tom: ¡Dios, y esta mujer es mi hermana!- murmuró abrazando a Alice, que irradiaba felicidad.
-Alice: Deséenme suerte- murmuro mientras entraba, tomada del brazo de un sonriente Jeremy. Alice y Jeremy entraron y yo tome la mano de Tom, y camine hasta la entrada de la iglesia. Al dar unos tres pasos dentro, Tom se detuvo.

-
Tom: ______(tn)- me dijo mirándome con los ojos oscurecidos.
- Tu: Tom…- murmure mirándolo. Dios, no… yo conocía muy bien esa mirada. Antes de que pudiera decir nada, me sentí arrastrada hacia un costado de la iglesia, en donde se encontraban los confesionarios- ¡Tom… estás loco, la ceremonia va a comenzar…! -le dije asustada.
-Tom: Amor, lo haremos rápido lo prometo, no notaran nada- me susurró acariciando mi brazo- llegaremos a nuestros sitios en unos cinco minutos… por favor… - me rogo.
-Tu: No puedes estar hablando en serio- le dije, pero mi cuerpo ya estaba reaccionando.
-
Tom: No lo sé… pruébame- dijo besándome con desesperación.

Y lo perdí. Demasiado para mí. Diez segundos más tarde estaba manoseando a 
Tom encerrada en uno de los confesionarios. Tom mordía mi cuello mientras me alzaba y con rapidez asombrosa se deshacía de mi ropa interior. Gemí en su hombro, tratando de que no nos escucharan.

-Tu: Amor... – gemí entre ansiosa y asustada.
-
Tom: Princesa no sabes como te deseo… mierda! - murmuro apretándome contra su erección.

Baje una de mis manos hasta la cintura de su pantalón y con un rápido movimiento, saque su miembro hasta tenerlo en mi mano. 
Tom gimió, buscando el mejor ángulo para poder entrar en mí, dentro del reducido espacio en que estábamos. De alguna forma, Tom consiguió tenerme en la posición adecuada y de pronto me sentí en el cielo, cuando el miembro de Tom se enterró en mí con toda su fiereza. Tuvimos que besarnos, para evitar que nos oyeran, mientras los gemidos apagados de Tom no hacían más que encenderme más y más…

-
Tom: ¡Dios! Princesa todo esto… yo… no soportaré demasiado - murmuro en mi oído, mientras me asestaba feroces estocadas que hacían vibrar el pequeño sitio.
-Tu: Tom, yo… Tom…- gemí despacio mientras mis manos se aferraban de sus hombros, apretando.
-Tom: Di que me amas- susurró jadeando.
- Tu:Te amo, te adoro…. ¡Eres toda mi vida!- gemí sintiendo que el orgasmo estaba próximo.
-
Tom: Tu eres mi vida… Te amo, Te amo….

Y eso fue suficiente. El problema es que por un segundo a 
Tom se le olvidó por completo que estaba en la Iglesia. Y no gimió. En realidad gritó. Y muy fuerte. Trate de tapar su boca, pero el orgasmo de Tom había sido demasiado y no conseguí acallarlo. Además, sus estocadas erráticas y desesperadas desencadenaron mi propio orgasmo, haciéndome gemir tan fuerte como él. Dios… ¡cómo demonios íbamos a hacer para salir vivos de esta!

De pronto, nos quedamos en silencio y nos dimos cuenta de que el silencio era demasiado. Y entonces, sobrevino el desastre. 
Tom trato de abrir la puerta, pero esta no se abría. Estábamos encerrados. Me arregle como pude el vestido y trate de ayudarlo.

-
Tom: Mierda, no puede ser- gruño tratando de abrir con algo más de fuerza, pero sin resultados.
-Tu: ¡No podemos quedarnos aquí encerrados!- chille algo espantada.
-
Tom: Amor, por favor cállate. Me pones más nervioso – me susurró.
-Tu: Pero Tom… ¡ya todos saben que estamos aquí!- le grite.

Tom no dijo nada y aplico algo más de fuerza para tratar de abrir la puerta… pero no lo consiguió. 
Tom se puso furioso y comenzó a mover con furia la puerta, con fuerza… demasiada…De alguna forma movió tan fuerte la puerta que todo comenzó a moverse… y antes de decir nada sentimos el ruido típico del clic y la puerta se abrió…

¡Mierda! Todos, y cuando digo todos es todos, nos estaban mirando salir del confesionario. No me importaba mucho la gente, pero el rostro de Alice y de Dylan, no era precisamente de felicidad. ¡Dios, trágame tierra! Dylan y Alice dejaron el altar y se dirigieron hasta donde estábamos nosotros. 
Tom se tenso y me puso detrás de él, algo asustado. Esto no se veía nada bien.

-Dylan: ¡No quiero saber que mierda estaban haciendo en ese lugar!- gruño empuñando las manos- pero te vienes conmigo al altar ahora… y tu también Kaulitz- gruño más aun- ¡nadie malograra mi boda… menos un par de pendejos hormonales como ustedes!
-Alice: Vamos al altar- mascullo extrañamente tranquila.

Seguimos a la pareja, mientras 
Tom se arreglaba la camisa y yo trataba de arreglar algo del desastre que debía de ser mi maquillaje. Sentí miles de ojos sobre mí, pero bueno, esto no era más que una cucharada de nuestro propio caldo. Apreté la mano de Tom, quien me devolvió una sonrisa cómplice. Esto solo podía pasarnos a nosotros.

-Dylan: Bien- grito– Ahora que nuestros queridos y pendejos hermanos ya han quedado más tranquilos, seguiremos con la boda… y espero por tu pendejo bienestar que traigas los anillos que te encomendé Kaulitz – dijo mirandolo serio.
-
Tom: Aquí están- dijo mostrando su meñique y arrancando un suspiro de alivio en la concurrencia.
-Dylan: Bien- dijo- Ahora pendejos, quédense quietos… y usted padre, siga con la boda.

El padre estaba muy nervioso. Dijo sus palabras, pero la Biblia le temblaba en las manos. O quizás estaba furioso por la notable falta de respeto que habíamos protagonizado. Lo que haya sido, causo estragos en su sermón, pues cuando llegaron las palabras que todos esperaron, el padrecito cometió un pequeñísimo error. Al parecer le hizo muy mal escuchar la palabra pendejo tantas veces…
-Padre: Entonces- dijo el padre muy ceremonioso – los declaro pendejo y mujer- La iglesia quedo en silencio un momento y Dylan quedo frío. A Alice se le cayó la mandíbula. Yo apenas aguantaba la risa y 
Tom estaba en similares condiciones. El pobre estaba tan rojo que parecía que explotaría. Yo aferre el ramo con fuerza- ¡Dios me libre! ¡quiero decir, marido y pendeja…!- ¡Oh Dios! Strike dos. El padre sudaba profusamente y casi temblando se aferró de su sotana y con voz grave finalmente dijo: Quise decir… ¡los declaro marido y mujer…!

"¡Vaya! ¡Gracias a Dios!" pensé aliviada, mientras el público rompía en un bullicioso aplauso. El pobre padre estaba de todos colores y se abanicaba con los papeles del sermón, mas muerto que vivo. Finalmente Alice y Dylan pudieron besarse, dándose el beso más obsceno que he visto en una iglesia. Lo más seguro es que si decidíamos casarnos, no podríamos hacerlo en esa iglesia. El Padre nos dio una mirada envenenada antes de seguir a los esposos, dándoles sus felicitaciones. Lo que más me impactaba era que Alice no se había descompuesto jamás. Ella seguía radiante y sonriente, y ni siquiera se había molestado como lo había hecho Dylan. Pero no nos había dicho nada y eso era motivo para temer. Cuando tocó el momento en que debía saludarla, dude, pero ella misma me atrajo a ella y me dio un apretado abrazo. No me lo podía creer.

-Alice: ¡_______(tn)! – dijo abrazándome.
-Tu: Alice...- conteste temerosa- ¿No estás…?
-Alice: ¿Enojada?- dijo riendo-¡Claro que no! Gracias a Uds. he tenido la boda más inusual y graciosa de todas! Creo que jamás la olvidaran… ¡y yo deseaba que mi boda fuese inolvidable! ______(tn). Este es el día más feliz de mi vida y jamás podría enfurecerme… tu tranquila… ya me quedara tiempo de desquitarme en su boda- dijo apuntando a 
Tom, que le sonreía.
-Tom: Seguro te las ingeniaras para devolver la mano. Alice...- dijo arrepentido- Bueno, pero en realidad nosotros…
-Alice: No, está bien- dijo- Ya lo hable con _____(tn)… ¡ahora déjenme ser feliz con mi esposo!

Alice se aferro al brazo de Dylan que por arte de magia parecía haber olvidado todo. Le sonreía a todo el que pasaba por delante de él.

-Dylan: ¡Hey par de degenerados!- Gritó abrazándonos- ¿tendrán algo bueno que contarles a sus nietos no?
-Kim: ¡Si, y puede que sea pronto!- dijo casi gritando- parece que ______(tn) está embarazada…
-Papa (tn): ¿Qué?- Lo escuche gritar.

De pronto Papa estaba demasiado blanco para que fuese cierto. Lo vi demasiado tarde, pero cuando reaccionamos él ya estaba tendido en el suelo a todo lo largo, en plena salida de la Iglesia.
-Tu: ¡KIM!- grité- ¡mataste a Papa!
-Kim: No, yo solo dije que creía… ¡Oh rayos….!
-Tu: ¿Papa? – chille tratando de darle aire- ¿Papa?

Mama y la mama de Tom  se trataban de hacer volver en si a Papa, mientras Dylan y Alice, ajenos a cualquier cosa que no fuese su felicidad, se subían al automóvil para partir rumbo a la recepción. Papa no parecía reaccionar y fue cuando 
Tom llego con un florero.

-Tu: ¿
Tom?- pregunte incredula.
-Tom: Esto lo despertara – dijo lanzándole toda el agua del florero en la cara. Papa despertó, de hecho. Medio ahogado se quito el exceso de agua de la cara, mientras él parpadeaba, lo primero que vio fue a Tom. Malo, muy malo- ¿Sñr. esta bien?- pregunto preocupado.

Pero el rostro de Papa solo indicaba un sentimiento: furia.
-Papa (tn): ¡Tu…!- dijo apuntandolo- ¡tu desgraciaste a mi hija! ¡Crei que eras un buen chico para ella!- Y se lanzo sobre 
Tom, haciendo que ambos rodaran por la escalera de la iglesia. Todas las mujeres gritamos, tratando de separar a los dos, pero Papa tenía muy aferrado a Tom del cuello, casi matándolo.
-Tom: ¡SEÑOR POR FAVOR!- gritaba medio ahogado, aferrándose a sus manos- ¡me esta… matando…!
-Papa (tn): Tu, maldito… tocaste a mi bebe.
-Tu: ¡Papa!- chille desesperada, tratando de que no matara a 
Tom. Finalmente Chaz consiguió separarlos, mientras yo arrastraba hacia mí un Tom medio muerto, tosiendo como loco y muy rojo.
-Tu: ¡Demonios Papa! – le dije-¿Quieres matarlo?
-Papa (tn): ¡Pero el te puso sus manotas encima! – se quejo.
-Tu: Papa, tu sabias eso hace tiempo… ¡por Dios déjame hacer mi vida, ya soy mayor de edad…!
-Papa (tn): Una cosa es sospecharlo y la otra es confirmarlo… ¡y más aún que te digan que serás abuelo!- gimoteo.
-Tu: Papa… eso ni siquiera es cierto...Creo- diciendo lo ultimo en un murmullo.
-Papa (tn): ¿No?- dijo esperanzado.
-Tu: ¡No!- grite molesta. 
Tom se acerco a mí y me abrazo posesivo.
-Tom: ¿Es que no hay bebé?- pregunto acariciando mi vientre- demonios y con todo lo que me he esforzado- se quejo.
-Tu: Amor, eres un tonto- dije riendo y besando su mejilla. Papa se acerco a nosotros.
-Papa (tn): Bueno… quizás me excedí… solo un poco- balbuceo dándonos una mirada de disculpas…- creo que deberíamos ir a la recepción.
-
Tom: Claro… no hay problema- dijo con una sonrisa en la cara.
-Tu: Vaya, que comprensivo!- dije mirandolo.
-
Tom: Bueno, de todas formas esta en lo justo… si supiera todo lo que hemos hecho en realidad querría matarme!- rio.
-Tu: Amor Cállate o te escuhará- susurré tratando de evitar otro escándalo.
-
Tom: Bueno- dijo dejándome subir a su volvo- ¿y te gusto…?- su mirada me decía exactamente a lo que se refería. Yo me sonroje, aun después de todo el show tenía capacidad para sonrojarme. Era increíble.
-Tu: Tu sabes la respuesta mejor que yo- dije sentándome y cruzando las piernas.
-
Tom: A mí me gusto… pero creo que fue muy rápido- dijo manejando hacia la recepción.
-Tu: Quizás podríamos hacer una pequeña parada… ¿recuerdas el prado?- pregunte incitadora.
-
Tom: Seria imposible olvidar eso… ahí fue donde te hice mia por primera vez- dijo mirándome con ojos lujuriosos.
-Tu: No te gustaría recordar viejos tiempos?- pregunté mientras jugueteaba con el escote de mi vestido.
-
Tom: Mmmm- murmuró- te recomiendo que dejes de hacer eso o no llegaremos al prado- rio acelerando.

¡Dios, que par de incansables éramos los dos! Minutos más tarde estábamos recostados en el prado que nos vio hacer el amor por primera vez. La noche y la naturaleza nos reconocieron, desnudos. 
Tom me miraba y la noche se veía reflejada en sus dorados ojos............