Contador de Visitas

domingo, 31 de marzo de 2013

Capitulo 80 :D

Salí de la casa de ______(tn) y me lleve el automóvil a casa. Lo deje estacionado y volví a pie, haber vuelto en el coche sería bastante idiota. Corrí lo mas que pude y llegue a casa de ______(tn) sin aliento. Me di la vuelta y llegue bajo el ventanal de ella. No me quedaría otra opción que trepar el maldito árbol si quería llegar a la ventana, aun a riesgo de romperme el cuello en el intento. Pues definitivamente estaba pensando con mi entrepierna. Eso era un hecho.
Trate de poner un pie en la primera rama, pero esta se quebró y casi caigo de cabeza. ¡Estupendo! Luego de decir una serie de maldiciones por lo bajo logre llegar a la mitad del árbol y arrepentirme a mitad de camino: Era muy mala forma de averiguar que le tenía pánico a las alturas. Respire hondo y di un salto más hacia arriba. Hasta que al fin di con la ventana de ______(tn). Estire un brazo y golpee despacio. Estaba todo oscuro y acerque mi rostro a la ventana, para tratar de ver hacia adentro…

-Tu: ¡Boo! - me dijo apareciendo de la nada.
-Tom: ¡Putamadre! – dije aferrándome hasta con lo que no tenia de la rama del árbol. Debo haberme puesto pálido del susto.
-Tu: Amor eres tan miedoso- murmuro tendiéndome una mano- Yo baje y subí por ese árbol un millón de veces cuando mis padres me castigaban y queria salir a distraerme- me dijo riendo. Me cole por su ventana y agradecí en el alma el poder pisar terreno firme de nuevo.
-Tom: No me interesa saber de tus correrías nocturnas ______(tn)- dije de pronto de mal humor.
-Tu: ¿Celoso? Ademas yo nunca dije que me escapaba de Noche, eso lo supusiste tu- dijo acercándose a mí en medio de la oscuridad.
-
Tom: Por favor- murmure con voz tediosa, aunque su cercanía me ponía nervioso. Como siempre, aunque tratase de evitarlo. La vi alejarse y sentí que se metía a su cama, en medio de la oscuridad- Ven aquí Tom. Ya has estado así antes conmigo, no te hagas el tímido ahora.

Me acerque a la cama, tanteando en la oscuridad y pronto di con el suave colchón. Sin querer tome una pierna de _______(tn), quien dio un salto ante el contacto.

-Tu: Estas frio- murmuro despacio.
-
Tom: La noche esta fría- argumente mientras me quedaba quieto sin saber muy bien qué hacer.
-Tu: ¿Te quedaras allí toda la noche?- pegunto divertida.

Suspire y me arme de valor. Me quite la camisa y los zapatos, y mientras dudaba en quitarme o no los pantalones, _______(tn) ya estaba tomándome del cinturón para quitármelo. Y lo hizo con todo y bóxers. Así que quede desnudo. Vaya. Esto sí que iba rápido. Me metí a su lado en la cama y mi cuerpo frio agradeció la suave calidez de la cama de _______(tn). Me sentí envuelto en su aroma y tuve una erección automática. Carraspee para que no se notara tanto mi cambio de posición, pero ______(tn) reía en la oscuridad.

-
Tom: ¿Qué es lo divertido?- pregunte de pronto algo irritado.
-Tu: Nada. Tú eres divertido- dijo ella.

Entonces me di cuenta. Yo me sentía intimidado. Estaba en su territorio y le estaba cediendo lado. Ella se ponía así, toda altanera cuando le permitía dominar. Pues no la dejaría. Yo sería quien decidiera todo. Ella estaba por saber que conmigo no se jugaba. Estire una mano y note que _______(tn) no estaba desnuda. Fácil. Tome su camisón y se lo quite de una sola vez, dejándola tan desnuda como yo. Ella gimio por lo bajo, y de inmediato note su tensión. Me reí en la oscuridad, mientras me subí sobre ella, sin aplastarla.

-Tu: ¿Qué es lo divertido?-murmuro ella esta vez, notoriamente irritada.
-
Tom: Tu eres divertida- dije utilizando sus propias palabras.

Y no le permití otra rabieta más. Yo ya no iba a esperar nada más, ni explicaciones, ni palabras ni nada. Deseaba a ______(tn) y que Dios me perdone, pero a pesar de sus padres y todo, ella seria mía allí en ese preciso momento y lugar. La bese con pasión. Sentí que se asombro de mi jugada, pero lentamente logre convencerla. Mi lengua se abrió paso entre sus labios, hambrienta de toda su suavidad. ______(tn) me devolvió el beso hambrienta, mientras enredaba su dedos en mi cabello (Dios, como me gustaba eso) y yo sentía como su cuerpo se tensaba bajo el mío, anticipando.

-Tu: Por favor, te necesito...- dijo ella- No quiero estar sola.
-
Tom: Estaré contigo tanto como desees Princesa...- le conteste.

Deslicé una de mis piernas entre las suyas, obligándola a abrirlas para mí. Ella suspiro, excitada, casi tanto como yo. Estaba seguro de que en ese momento temblaba. Suspire en su boca y mordí su labio inferior. ______(tn) jadeo en respuesta y entonces recordé donde mierda estábamos. No podíamos hacer ruido.

-
Tom: Princesa no…. silencio...- le dije murmurando- Tus padres están abajo...
-Tu: ¿Eso lo hace más emocionante no crees? – me dijo bajando su mano a la altura de mi sexo y apoderándose de él, con fuerza. Era increible lo atrevida que se habia puesto. Y debo reconocer que eso me encantaba. Di un salto que casi me hace caer de la cama. Suspire ante el contacto. Como quería destrozar la cama con _______(tn) en ella. Malditos padres inoportunos.
-
Tom: Amor, se me puede olvidar que estás convaleciente- le gruñí mientras ella insistía en morder el lóbulo de mi oreja, haciéndome ver todo en blanco.
-Tu: ¿Lo prometes?- pregunto con un tono malditamente sensual, mientras su lengua se deslizaba por mi cuello.
-
Tom: _______(tn)…- trate de advertirle por última vez.
-Tu: Hazlo Tom…- murmuro levantando sus caderas- Solo hazlo de una vez Amor…

Correcto. Mi fuerza de voluntad oficialmente vale igual que mierda, pero qué demonios, soy un ser humano.
Me enterré en ______(tn) sin siquiera advertirle que lo haría. De una vez, y hasta el fondo. La besé para ahogar su gemido, lo cual logre solo a medias. Se sentía tan malditamente bien… Tan tibio, suave y apretado que casi termino con todo allí mismo. Debía concentrarme, o lo perdería. Mierda, estaba tan caliente que podría tener un orgasmo solo pensando en ______(tn). Salí de ella completamente y respire hondo. Volví a enterrarme, esta vez un poco más lento. _______(tn) se agito bajo mi cuerpo, mientras mordía mi labio casi con demasiada fuerza.

Gemí desesperado. Necesitaba su cuerpo y comencé a penetrarla con suavidad, pero con un ritmo delirante. Solo suplicaba que la cama no crujiera o que _______(tn) pudiese retener los gemidos, porque personalmente yo estaba teniendo problemas para eso. Gemí demasiado alto y mordí una almohada, tratando desesperadamente de ahogar mis propios gemidos. _______(tn) se aferraba de mi espalda, mientras sus labios besaban y lamian mi hombro, haciéndome ver delirantes estrellas blancas por todos los sitios.

-
Tom: Princesa… Dios, como te deseo,eres… mi vida… -susurre entre estocada y estocada.
-Tu: Mmmmmmm...- fue lo máximo que pudo decir.
-
Tom: Shhhhhhh- le suplique mientras ella levantaba las caderas y me obligaba a clavarla más a fondo- ¡Mierda…! Amor, no…- suplique mientras volvía a morder la almohada.

De alguna manera, ______(tn) se las arregló para darnos vuelta y dejarme bajo ella. Me sentí perdido en cuanto estuvo sobre mí. Pero no hizo lo que esperaba. Un vez que estuve bajo ella, bajó como una serpiente y de pronto, tenía su boca aferrando mi miembro con firmeza. Gemí ahogado, buscando la almohada con desesperación, sin encontrarla esta vez. Mierda. _____(tn) lamia mi miembro con maestría, subiendo y bajando, ayudada por sus manos, que me tomaban por la base, con firmeza. Su lengua acaricio mi extensión y sus labios apretaron la punta. Una vez, dos veces… Entonces supe que estaba perdido.

El orgasmo me golpeo rápidamente.Devastador y hasta casi doloroso. Gemí sin precauciones, desesperado, mientras _______(tn) no soltaba mi sexo, y lamia con pasión, bebiendo hasta la última gota de mi interior. Estaba oficialmente muerto y resucitado. Pero si pensaba que ______(tn) me dejaría así, estaba muy equivocado. Inmediatamente, se recostó sobre mí y me beso con pasión. Sus labios suaves me devolvieron a la vida, acariciando con su lengua la mía, demandándome una respuesta. Y la bese, tan enamorado que mi cabeza daba vueltas.

-
Tom: Te amo- susurre besándola, ya sin importarme lo que me contestara.
-Tu: Yo también Te Amo- la oí susurrar apenas. Mi corazón golpeo con fuerza en el pecho. No había sido dicho con fuerza, pero eso fue suficiente para mi.

Me aferre de sus caderas y la levante solo para volver a estar dentro de ella. Estaba tan húmeda y era solo para mí. Jadee despacio y me deleite en el suave ritmo que _______(tn) impuso, acariciante, sofocante. Se apoyo en mi pecho para levantarse un poco. Mis manos se deslizaron por mis músculos, acariciando. _______(tn) solo jadeaba despacio y entre las penumbras podía vislumbrar su cabello suave deslizándose por su espalda y sus labios entreabiertos. Mi mano viajo a su rostro y toque esos labios. Me acerque y la bese, queria sentirla plenamente, mientras seguía con su ritmo. Despacio y profundo.

-
Tom: Princesa...- gemí.
-Tu: Amor...- me respondió con voz jadeante.

Mis manos volaron a sus pechos suaves, acariciando los pezones endurecidos, ______(tn) gimió levemente, mientras el ritmo se aceleraba casi sin darnos cuenta. Teníamos sexo silencioso y era fantástico. Más de lo que hubiese imaginado. Sus dedos buscaron mi boca y yo los besé con devoción. El sabor de su piel me volvía loco. _______(tn) se tenso y se recostó un poco sobre mí, con lo que pude apoderarme de sus pechos. Los bese ansioso y acaricie con la punta de mi lengua cada centímetro de su suave piel. Quería más de ella, lo quería todo. La sentí estremecerse y ______(tn) se dejo caer, vencida, sobre mi cuerpo mientras el orgasmo la atrapaba. Mis labios la besaron, ahogando sus suaves gemidos, mientras yo seguía con el ritmo, sin detenerme, haciéndola despertar a mis deseos una vez más. Todo esto, tan despacio, que dolía.

La gire de nuevo para estar sobre ella, con agilidad. Subí sus piernas sobre mis caderas, asegurándome un mejor acceso. La penetre con suavidad, sintiendo cada caricia, cada suspiro. Apreté sus pechos, y acaricie su sedoso cabello, que se enredaba en mis dedos dejándome bañado en su aroma dulce que me traía de cabeza.
-Tu: … voy a … ahhhh…- la oí decir.

Y lo hizo. Sentí como si mi sexo me estrujaba, con los espasmos deliciosos del orgasmo. Gemí mareado en sensaciones, y seguí entrando en ella, una y otra vez, sin dejarla, con la misma desesperante lentitud, haciendo que su orgasmo se extendiese como agua tibia por su cuerpo. Busque su boca una vez más y ella enredo sus manos en mi cabello. Jadee en su boca, repitiendo hasta el infinito que la amaba, como una plegaria. Y tuve mi turno de llegar al cielo.

El orgasmo fue más suave, pero igual de devastador que el anterior. Sentí la calidez característica subiendo por mi espalda, mientras mi sexo palpitaba dentro de ella, haciéndola llegar por una vez más a la sima, junto conmigo. Derramé en ella toda mi semilla, cada vez que la llenaba y mi sexo latía, ella gemía, sintiendo como descargaba. Nuestros cuerpos estaban húmedos y mis manos resbalaron por sus senos, mientras la acariciaba una vez más y la abrazaba, suspirando tan feliz como es posible estarlo.

_______(tn) me abrazo y me beso con delicadeza, largamente. Aun sentía sus besos cuando el sueño nos venció, y caímos ambos en el, abrazados, con nuestros cuerpos enredados el uno de el otro. Desperté al día siguiente, embobado, tal como se siente al haber dormido demasiado. Pero aun era de madrugada. Me extrañó no encontrar a _____(tn) en la cama, y la busque con la mirada. No estaba. Esto era extraño.

Me levante y note de inmediato que la casa estaba silenciosa. Demasiado silenciosa quizás. Me levante y busque mi ropa. Me vestí rápidamente y salí de la habitación, sin importarme si era descubierto o no. Si a sus Padres no le gustaba, pues que se acostumbraran. No pensaba alejarme de su hija y también podríamos hasta casarnos si _____(tn) así lo quería. Salí una vez que tuve puestos los zapatos y camine hasta la escalera. Fue entonces que oí los murmullos. Y no solo eso. También… ¿sollozos?

Con un muy mal presentimiento, baje las escaleras, rogando que las malditas no sonaran esta vez. Baje sin hacer ruido alguno y me acerque al origen del ruido. En la cocina, en una de las esquinas, estaban los padres de ______(tn), abrazados y muy asustados. De Dylan, Alice, Kim o Chris, ni luces. Y cuando gire el rostro un poco más, para ver hacia el fondo, fue que mi corazón casi se me sale del pecho.

Ahí estaba mi Princesa. Vestía un camisón simple, y era evidente que se había levantado de la cama por algo a la cocina. Pero no era eso lo que me tenia al borde de la locura. Era que no estaba sola.______(tn) estaba de pie y un filoso cuchillo centelleaba cerca de su garganta, amenazando con cortarla ante cualquier movimiento. Un hombre la tenia sujeta por la cintura y los brazos, y ______(tn) tenia lagrimas secas en su rostro. El hombre no podía ser otro que el maldito bastardo de Nick. Como no lo vi venir.

Nick estaba con los ojos centelleantes, ardiendo en pura locura. Tenía el rostro cruzado por un feo corte reciente, y podría apostar que se lo había hecho ______(tn). Balbuceaba miles de palabras por minuto, la mayoría incomprensibles y se notaba que su intención era amenazar para salir de allí con ella. Analicé mis posibilidades, pero no había forma de acercarme al hijo de puta sin que pusiera en riesgo a mi Princesa. Me dolió el corazón cuando comprendí que debía dejar que saliera de allí con ella, ya que así tendría más posibilidades. Ahora no era una opción, podría hacerle daño y jamás la pondría en riesgo. Tendría que encontrarlos separados.

Apreté los dientes mientras me deslizaba detrás de unos muebles y veía como Nick salía lentamente con ______(tn) hacia la puerta principal. Quizás ese era mi momento, pues podría tomarlo por atrás con sorpresa y si era certero, podría nockearlo antes de que hiciese daño a ella. Analicé esa posibilidad y me decidí. Me acerque a un pesado candelabro de cristal y lo tomé, acercándome con lentitud hacia el maldito bastardo que osaba poner sus manos en mi Princesa. Me acerque muchísimo y estaba a punto de golpearlo. Todo saldría bien y ella estaría en mis brazos otra vez, luego de moler a golpes al maldito Nick. Pero no todo sale como te lo esperas. Estaba a punto de golpearlo cuando un grito me desvió la atención. Vi por un segundo la mirada horrorizada de la madre de ______(tn), oí el grito desgarrado de mi Princesa y lo último que sentí fue un furioso golpe en la nuca, justo antes de perder la conciencia y sentirme caer, haciendo que todo se volviera negro......................





viernes, 22 de marzo de 2013

Capitulo 79 :D

Narra Tom.



Luego de todo el mal entendido, no me quedaba más que hacer como si nada hubiese pasado. Hablamos e hicimos un poco de vida social, pero ahora tenía otra preocupación. El hombre que vi fuera del hospital. Eso no se me había olvidado. Decidí meterme al computador para despejarme, estuve un poco en Facebook y no se como di a parar en el perfil de Nick estaba bastante cambiado con el cabello largo y barba… Entonces recordé al tipo que vi afuera del Hospital... era él. Estaba seguro. Un frio me recorrió la espalda. Dios, no era posible… mi ______(tn) estaba en peligro… Ese imbécil era capaz de todo con tal de separarme de ella, lo dejo claro con su última amenaza. Aunque mi Princesa no lo demostraba mucho, sabia que estaba asustada de él. Maldito. Si que era un desquiciado con doble personalidad. Un dia podia estar hablando maravillas y al momento se transformaba en un maniaco.

No note cuando una mano se posaba en mi hombro y me abrazaba por detras. Palidecí cuando vi que había sido _______(tn). Ella solo reía, demostrando que todo era un juego para ella. Trate de tapar la pantalla, pero ella fue más rápida…

Cuando los ojos de ______(tn) se posaron en la pantalla, su rostro se desfiguro. La vi tambalear levemente y luego. _______(tn) me miro con espanto a la cara, mientras todo su cuerpo temblaba. No quería esto para ella, pero sus arrebatos no me lo permitieron. La tome por la cintura y la apreté contra mí. Su pulso estaba desbocado y creí que estaría a punto de entrar en shock. La lleve despacio hasta uno de los sillones más alejados y la acuné entre mis brazos. Quería calmarla y decirle que todo estaría bien, pero no me salieron las palabras. Solo me quede allí abrazándola hasta que ella misma fue la que hablo.

-Tu: ¿Por qué estabas viendo su perfil?- le oí preguntar con un hilo de voz.
-
Tom: No lo sé amor, solo estaba en Facebook. Como no lo reconoci, decidi ver quien era- murmuré arreglando su cabello y quitándoselo del rostro.
-Tu: ¿Pero porque….?- pregunto una vez mas.

Con calma y sin soltarla de la prisión de mis brazos le conté despacio y con detalles, sin guardarme nada, lo que sucedio aquel dia que quise ir a verla al hospital . La sentí estremecerse en varias ocasiones, pero nunca lloro. Además también agregue algunas percepciones de su padre, y otras tantas de Dylan, que ya estaban al tanto del sicopata de Nick, sin pasar por alto la recomendación que ellos me dieron, de que si lo veia rondando la casa, no dudara en avisarles. Pero dude cuando llego el momento de contarle que lo más probable es que Nick tratara de vengarse, haciendole daño a ella. Pero mi Princesa era más inteligente de lo que yo pensaba.

-Tu: ¿Lo has visto verdad…? El... el ha venido por mi, quiere hacerme daño... Él mismo lo dijo...- murmuro con la voz estrangulada.
-
Tom: Amor...- trate de decir pero no me permitió hablar.
-Tu: Por lo que más quieras no me mientas…tengo derecho a saber si el monstruo esta cerca de las personas que quiero, no soportaria que les hiciera daño a ellos... Y mucho menos a ti.... Solo dímelo - susurró.

La mire con infinito amor y comprensión. No me gustaba que mi Princesa sufriera, pero no podía dejar de admirar su temple y fortaleza. Con su enfermedad y todos los problemas, ella aun así se mantenía entera. _______(tn) era una mujer excepcional. Pero era frágil, a pesar de todo yo estaría allí para protegerla. No permitiría que nada le sucediera.

-
Tom: El esta acá– dije con voz apagada- Pero eso no significa que se acercara a ti. Yo antes lo mato a permitir que se te acerque …
-Tu: No deseo saber nada más ...- me callo de golpe.

Me calle sin preguntar nada. Si eso era todo lo que quería saber, pues yo no le diría nada más. De todas maneras no quería decirle más. Eso ya era suficiente. Permanecimos algo así como 15 minutos descansando, ella acurrucada en mi regazo y yo acariciándola. Estaba tenso, y me temía ver al imbécil de Nick de un momento a otro. Pero prefería no traspasar mis temores a ______(tn). Ella parecía haberse calmado un poco, y respiraba pausadamente. De pronto, rompió su silencio y me dijo sin rodeos.

-Tu: Papa te quiere, ¿lo sabías?- dijo. Eso me tomo por sorpresa, pero al cabo de dos segundos ya tenía la respuesta.
-
Tom: Creo que si… aunque no se muy bien porque. No he sido muy buena persona con tu familia… quizás no tenga una imagen acabada de mi…- argumente.
-Tu: Yo creo que la tiene. Y por eso es precisamente que te quiere-me dijo.
-
Tom: Sabe que Te Amo- le conteste.
-Tu: Eso es suficiente para él- contestó.
-
Tom: Y tu… ¿me amas?- pregunte esperanzado.

Para mi desgracia, ella guardo silencio. Había pasado muchísimo tiempo desde la última vez que la había oído decir esas dos mágicas palabras. Las necesitaba, pero no la obligaría a decirlas. Eso tenía que nacerle del alma, y quizás estaba siendo un Imbecil al pretender sacarle el sentimiento en un momento de debilidad. Reí como si lo dicho no hubiese sido más que una broma, de pronto arrepentido de mi pregunta. Le pase un dedo por los labios, tratando de forzarle una sonrisa. No lo conseguí, por supuesto.

-
Tom: Quizás debieras descansar, estas convaleciente aun- murmuré despacio.
-Tu: Probablemente sea lo mejor- dijo ella despacio y aferrándose a mi cuello- pero no quiero que te vayas.
-
Tom: Uhm- murmuré tratando de apartar la reacción básica de mis hormonas para no desnudar a ______(tn) con la mente, lo cual resultaba malditamente difícil - Pues no creo que tu padre acepte eso…
-Tu: Amor... no sabes nada de la vida. Vete y luego te cuelas por mi ventana. 

Sonreí por la inteligencia de mi ______(tn). Suspire y me puse de pie, ayudándola a la vez. Ella misma se dirigió al salón para anunciar que se iría a dormir, pues estaba cansada. Yo me quede un rato haciendo nada y tragándome los comentarios imbéciles de Alice y Dylan, que se habían ensañado como nunca conmigo… e insistían en que el gay era yo y no Dylan. Mejor que Alice no siguiera insistiendo o se me olvidaría que era novia de mi cuñado y le daría sus buenas nalgadas… por peleadora y enervante. Nadie podría ser más molesta que Alice.

Corrijo eso. Dylan si que podía serlo. Suspire y me acerque a Chris, tratando de ver si con eso me los sacaba un poco de encima, con él siempre solía hacerlo. 


Tuvimos una agradable conversación, Realmente necesitaba a alguien neutral para contarle todo lo que me pesaba en el cuerpo y el corazón… y Chris como siempre, me escucho y me dio consejo. Era un chico excepcional. No como _____(tn), en realidad nadie jamás podría ser como ella. Era un amigo de esos que se encuentran pocas veces en la vida. Y yo lo quería mucho. El era mi mejor amigo, el único que estuvo conmigo.
Una vez que termine de hablar con Chris, vi como la Madre y el Padre de _____(tn) conversaban muchísimo. A mi parecer esos dos se traían algo, por la cara de borrego degollado que tenia su Padre, y los ojos brillantes de su Madre... eso y además el hecho de que estaba Alice con Dylan, Kim con Chris y yo solo como un perro. Pero ellos no sabían lo que yo haría después.

Fue así como se presento la ocasión propicia para que yo me despidiera y aunque sus Padres aun me miraban con recelo, se despidieron cortésmente. Tuve que soportar las bromas idiotas de los chicos, molestándome por ser el único imbécil solo y esas tonterías. Pero a todos y cada uno de ellos les mostré mi dedo medio y los mande al demonio. Yo pasaría la noche con mi Princesa y ellos tendrían que dormir por separado o muy incómodamente. Si es que podían dormir, ya que su Padres no los dejaban en paz ni un momento con su charla...................


































martes, 12 de marzo de 2013

Capitulo 77 y 78 :D


Narra ________(tn).


Decido hacer algo para acercarme a Tom y no hago más que meter la pata. No era mi intención que todo esto terminara así… pero ahora tenía a 
Tom y a Dylan encerrados en el baño luchando por que el amiguito de Tom saliera entero del problema. Y para colmo de males, eso parecía algo seriamente gay. Al principio me causo muchísima gracia, pero al ver la cara de Tom después… hasta yo me asuste. Mal que mal yo también salía perjudicada…

Pero no me espere que todo el mundo se preocupara tanto de 
Tom. Ahora todos parecían querer saber lo que le ocurría o donde estaba. Y fue por eso que no los pude detener cuando llegaron decididos preguntando por él. En realidad ni me preguntaron: pasaron sobre mí. Pero yo pensé que la puerta del baño estaría cerrada. Aun así lance un grito de advertencia a los chicos… pero todo resulto demasiado rápido, y en menos de dos segundos el baño estaba lleno de gritos. Como pude me asome entre la gente y pude ver el motivo del alboroto…

Dylan arrodillado en frente de 
Tom y con las manos "en la masa" literalmente. Además, para rematar el cuadro, Dylan estaba con un pomo de lubricante a su costado y una de sus manos llena de él… Ahora sí que no pude evitar la risa. La mirada de Tom fue asesina y me miro a mí directamente. Para tratar de zafar un poco de la situación, decidí ayudarlos.

-Tu: Bueno ya, no hay nada que ver acá- dije con fuerza- esto es algo que puede pasarle a cualquiera así que se largan y dejan que los chicos arreglen su problema.
-Chris: ¿A cualquiera? – dijo– A mi no me encontrarían con otro hombre encerrado en el baño y haciendo… eso.
-Tu: No seas idiota Chris, es una emergencia medica… asunto de cremallera- aclare yo algo molesta.
-Papa (tn): Yo lo veo como alguna otra cosa- gruño mi padre inseguro.
-Tu: Papa, tu eres el ultimo que debiera decir algo… dije exasperada- ¿O quieres que te recuerde que hace un año te sucedió algo similar… pero lo tuyo termino en el quirófano?- El rostro de Papa se descompuso al recordarlo. Lo de él había sido complejo, de hecho por poco y no se desangra. Eso sí que fue terrible. Con puntos y todo. Debería recordarlo- Hija tienes razón.Todos fuera… acá no hay nada que ver.

Todo mundo murmuro y se quejo, pero finalmente salieron del baño, para alivio de 
Tom y Dylan.

-Dylan: Gracias hermanita…. Esto se estaba poniendo algo tenebroso- murmuró aun tratando de ayudar a 
Tom, quien no tenía muy buena cara- ¿Sabias Kaulitz que eres bastante sexy? – dijo él con una sonrisa idiota, tirando del pantalón.
-Tom: Dylan, idiota, déjame con algo entre las piernas idiota- se quejo molesto - Pobre Tom, debía de estar sufriendo. Traté de hacer algo, mal que mal la más interesada era yo. 
-Tu: A ver Dylan, quítate… tu eres demasiado brusco…- dije apartando a mi hermano y arrodillándome yo ante Tom. "Uhm, ok, esto me pone nerviosa" pensé.
-Tom: No, Amor… es mejor que…. – balbuceo inseguro.
-Tu: Silencio Tom, déjame esto a mi- dictamine con seguridad.

Me acerque a la cremallera de 
Tom decidida, y respire hondo, tratando de no pensar en que su sexo estaba tan cerca de mi cara. Aunque no pude evitar sonrojarme al hacerlo. Dylan daba sus buenas carcajadas y Tom hablaba, entre molesto y adolorido. Cuando por fin pude visualizar el problema, note que no era tan grave como pensaba.
-Tu: Dame un poco de eso Dylan- le dije a mi hermano tendiendo mi mano.
-Dylan: Esto se ve como una porno- rio poniendo un poco de lubricante en mi mano y mirándonos.
-
Tom: Cállate idiota- gruño  afirmándose de mis hombros.

Una sonrisa involuntaria subió a mis labios al sentirme en esta posición. Mire a 
Tom hacia arriba y le sonreí, levantando las cejas, mientras él rodaba los ojos, sin creerse mi humor retorcido. Lo oí suspirar. En realidad tenía mucha paciencia. Con mucho cuidado deslicé una cantidad de lubricante entre la piel y la cremallera… luego de un pequeño tirón certero, Tom se vio finalmente liberado. Su cara de alivio era impagable. Y ni hablar de la mía.

-
Tom: Eres mi salvadora Princesa, en serio- dijo arrodillándose y abrazándome con unas ganas increíbles-Ahora te amo más que antes…¿es eso posible?- lo oí murmurar.
-Tu: No pensaba dejarte así… no era conveniente para ninguno- reí con humor.
-
Tom: Quede un poco adolorido sabes- me dijo con un puchero- pero quizás tú puedas sanarme…
-Tu: Amor, No empieces ahora- le dije.
-Dylan: Bien, al menos _____(tn) tiene su ''juguete'' intacto- rio mientras que nos miraba divertido- Kaulitz, eso ha sido lo más macabro y doloroso que he visto… solo espero que nunca me pase algo así…
-
Tom: Ahora no seré capaz de salir y verlos a todos- dijo consternado.
-Dylan: Y me lo dices a mi… todo mundo pensaba que yo quería agarrarte el…
¡DYLAN!- dijimos 
Tom y yo a la vez.
-Dylan: Está bien… pero tendrás que decir ante todos que no soy gay… bueno, no creo que Alice lo crea, pero el resto….

Deje a Dylan hablando solo y jale a 
Tom hacia afuera. Ahora estaba liberado, aunque probablemente algo adolorido… Camine hasta afuera y vi el rostro de dolor de Tom. Lo miré preocupada lo senté en una silla, diciéndole que me diera dos segundos. Había visto el problema de Tom y debía estar algo hinchado por la presión, así que había que hacer algo para desinflamar. Revolví la nevera y volví rápidamente donde estaba Tom.

-Tu: Dylan, lárgate, necesito hacer algo con 
Tom- dije segura.
-Dylan: ¿Oh, vamos… no puedo mirar? – dijo él, tirándome de la ropa y haciendo un puchero como si fuese un niño chiquito. Era un tonto, pero lo quería mucho.
-Tu: ¡Largo!- le dije tratando de contener la risa y dándole un empujón, para llevarme a 
Tom de vuelta al baño. Esta vez sí puse seguro en la puerta- Esto te ayudara-le dije pidiendo que se sentara en el retrete, mientras el pobre me miraba bastante inseguro.
-Tom: ¿Qué es lo que harás?- pregunto llevándose las manos a su sexo en forma involuntaria.
-Tu: Disculpa Tom… ¿en realidad piensas que yo te haría algo que te dañara?- dije con aire ofendido- Parece que me conoces muy poco…
-Tom: Bueno, no lo creo…- dijo mirándome- al menos no físicamente.
-Tu: Ja, Ja, que gracioso Tom- dije acercándome y dándole la orden de que sacara "al herido". Lo vi dudar.
-Tom: Bueno, creo que es primera vez que no quiero hacerlo- me dijo  mientras jugueteaba con la hebilla del pantalón.
-Tu: Lo haces tú o lo hago yo- le dije impaciente.
-
Tom: Está bien- gruño bajándose los pantalones de muy mala gana y sonrojándose cuando estuvo desnudo.
-Tu: Porfavor, Amor no es primera vez que te veo así- le dije acercándome y sentándome frente a él en un banquito.
-
Tom: ¡No es lo mismo…! ahora estoy herido- murmuro aun tapándose.
-Tu: Déjame verte, ¿quieres?- le dije suspirando, mientras dejaba el hielo y el antiséptico a un lado y me acercaba a su sexo.

Debo reconocer que yo también temblaba un poco. Tenía a 
Tom sentado frente a mí y con su miembro frente a mi cara. Eso no es algo que se de todos los días. Suspire y lo tome en mi mano, tratando de ser cuidadosa. El problema era en un costado y se veía claramente enrojecido y algo inflamado. Me mordí el labio, y no pude evitar echarle un vistazo bastante fuera de los cánones médicos. El amiguito de Tom era tan grande. No pude evitar desear meterlo en mi boca. Eso no era nada ético, pero al parecer yo no era la única en problemas. Sentí como lentamente Tom crecía en mi mano, y yo ni siquiera estaba haciendo nada. Solo lo estaba mirando......





• Capitulo #78



-
Tom: Amor, esto no va a ser buena idea… me está doliendo- dijo mientras me miraba con sus ojos cafés oscurecidos. Su rostro no parecía de dolor.
-Tu: No te he pedido que hagas eso- le dije apuntándolo mientras miraba su miembro crecido al máximo en mi mano.Me sonreí.
-
Tom: No es como que pueda evitarlo – me dijo- eres tú y tu roce…
-Tu: Bueno, da igual, así puedo examinar mejor el problema- dije tratando de ponerme seria y tomando un poco de antiséptico en el algodón.- ¿Listo? – le pregunte.
-
Tom: No- me dijo, pero de todas formas puse el algodón sobre la inflamación, para evitar cualquier problema. Lo vi hacer una mueca, pero no se quejo. Luego me sonrió un poco.
-Tu: ¿Te duele?- le pregunte mirándolo mientras limpiaba el problema con sumo cuidado.
-
Tom: Solo arde un poco- me dijo mirándome con un rostro extraño, que ni supe identificar- Tus manos son tan suaves.
-Tu: Está bien- dije de pronto muy nerviosa y dejando el algodón de lado- Ahora tratare de bajar la inflamación...
-
Tom: No creo que puedas – dijo sonriéndome y mirándome con el rostro enrojecido.
-Tu: Amor, no seas Tonto… estamos hablando de la herida- le aclaré.
-
Tom: Por supuesto- me dijo- ¿de que otra cosa si no?

Sonreí por lo ridículo de la situación. Me removí en el banquito incomoda, no podía evitar sentirme toda húmeda por tener al miembro de 
Tom a mi merced. Sabía perfectamente que no se quejaría nada si hiciera algo… pero debía enfocarme. "Baja la inflamación _______(tn), bájala…" pensé para mí misma, sin poder evitar el doble sentido en mi mente. Tome un poco de hielo y lo puse dentro de un pañito. Lo acerque al amiguito de Tom, y me asombre de lo caliente que se sentía. Trague saliva y puse el hielo en la zona inflamada, que ya ni se notaba, excepto por la zona levemente enrojecida.

-
Tom: Esta frio- rió echando su cabeza hacia atrás y dando un pequeño salto.
-Tu: Debe de ser, si es hielo- le dije con voz que no me reconocí. Estuve unos momentos pasando el pañito por la zona, y vi como se humedecía un poco, por el calor que hacia derretir el hielo. De pronto, Tom tomo mi mano. Lo mire.
-Tom: Mira, haz esto- me dijo quitándome el poco de hielo de las manos y tomando un cubo completo.
-Tu: ¿Qué cosa...?- pregunte temblorosa.
Tom tomo mi mano y puso el hielo en mi palma. Comprendí en seguida, y no pude evitar morderme el labio. Tome el miembro endurecido de Tom desde la base, para no pasar a llevar la zona inflamada y deslicé el hielo por la zona. Un par de gotas de agua rodaron, cayendo al suelo, mientras oí a Tom jadear despacio, sin mirarme.

Esto no iba a terminar nada bien si seguía así. Mordiéndome el labio con furia hice pequeños círculos sobre el punto adolorido de 
Tom, haciendo que el hielo se derritiera lentamente a medida que lo deslizaba. Mi respiración se acelero, y mis ojos se desviaron a otros puntos de su sexo, y me relamí sin quererlo. Las manos de Tom se aferraron a mis hombros y gemí despacio, inconscientemente. De pronto se me olvido el porqué estaba allí con un hielo en el miembro de Tom y comencé a deslizarlo por la punta de su sexo, ganándome un estremecimiento y un gemido.

-
Tom: Esta frio- lo oí murmurar mientras deslizaba el hielo por toda su extensión, mojándolo. Insistí mucho en la punta, viendo con ojos hambrientos como latía ante mi contacto, y el hielo ya iba por la mitad, deshaciéndose por el llameante calor. Luego baje hasta su base y volví a subir, y seguí así, extendiendo el roce del hielo hasta que se disolvió por completo y no quedaron más que mi dedos fríos. Lo vi mirarme con un rostro indescifrable- Estoy todo mojado- gruño con voz ronca.
-Tu: Hay que secarte- dije pero sin moverme de mi sitio.

Y entonces, sus manos se movieron desde mis hombros a mi cuello y nuca. Sentí la suave presión de sus manos acercándome, y ya no pude resistirme más. Abrí mi boca, hambrienta, mientras 
Tom gemía ahogadamente, echándose hacia atrás. Su miembro estaba frio y húmedo, y extendí mi lengua por toda su extensión, quitando el exceso de agua y devolviéndole el calor. Se sentía demasiado bien para ser legal. Seguro no lo era, de todas formas.

-
Tom: Mierda… que bien se siente… tu boca, tan cálida- lo oí murmurar. Seguí lamiendo con avidez, mientras se me erizaban los vellos de la nuca al oír la voz de Tom. Estaba extasiada con la sensación de sentirlo en mí una vez más. Apreté su base con un poco de fuerza y metí y saque su miembro rítmicamente, mientras  jadeaba audiblemente. Temí por su herida.
-Tu: ¿Te duele?- dije luego de sacarlo un momento de mi boca.
-
Tom: Maldicion… no…- dijo él revolviéndose el cabello - solo no te detengas… por favor…

Eso fue todo lo que necesite. Introduje lo mas que pude su miembro en mi boca y apreté con los labios, moviendo la lengua en toda su longitud, metiéndolo y sacándolo con rapidez, mientras lo masturbaba por la base que no entraba en mi boca. Me sentí de pronto, malditamente deseosa.
-
Tom: Amor… - susurro una vez mas, mientras sus piernas se tensaban.
-Tu: Mmmmm...- dije extasiada en su calidez palpitante.

Lo saque y le di varias lamidas a todo lo largo, para luego insistir en la punta, apretándola entre mis labios. 
Tom gruño y movió sus caderas, incitándome a volver a meterlo en mi boca. Así lo hice, obediente, mientras las manos de él se enredaban en mi cabello, dándome el ritmo. Pronto pude sentí el temblor familiar que extrañaba tanto, mientras su sexo se endurecía hasta un punto máximo y luego Tom colapsaba, gimiendo con fuerza.

Sentí la suave calidez inundando mi boca, entre los espasmos de 
Tom, pero no me esperaba la cantidad, por lo cual algo se me escurrió de entre los labios, sin querer. Las manos de él jalaban mi cabello, mientras una de las mías subió a su boca, tratando de callarlo un poco. Tom lamio mis dedos, y estuve a punto de tener un orgasmo sin siquiera tocarme. Trague todo, y lamí sobre su piel las gotas que se me habían escapado. Para cuando termine, su miembro estaba flácido y puesto hacia un lado, muy húmedo.

-
Tom: Increíble- Lo escuché decir- Si que bajaste la inflamación… ¡y de qué manera!- Me reí por su comentario y me levante con dificultad. Las piernas me temblaban, y temí que la humedad me hubiese mojado la ropa. Ayude a Tom a levantarse y mientras se vestía lo vi mirarme- No quiero ser solo yo el satisfecho- me murmuro mientras me abrazaba por detrás y me apretaba las caderas.
-Tu: Amor... Ya inventaremos algo- le dije temblorosa ante su contacto.
-
Tom: Te deseo...- me dijo mordiendo mi cuello, haciéndome estremecer por completo.
-Tu: Yo también Tom– le dije mirándolo al rostro- Yo también…- Lo bese con ansias  me devolvió el beso, pegándose a mi cuerpo y sentí como crecía su sexo de nuevo. Me removí ansiosa, deseaba tanto tenerlo de nuevo conmigo… 
-Tom: ¿Ahora si ya estoy perdonado verdad?- pregunto bajando sus labios por mi cuello, y respirando agitado.
-Tu: Cuando así sea lo sabrás – le dije sonriendo- ahora vamos, que deben estarse preguntando donde estamos- le dije tirandolo del brazo.
-
Tom: Bueno, al menos sabemos que todo está en orden- dijo el tocándose el miembro por sobre el pantalón.
-Tu: Sí, me pude dar cuenta- le dije abriendo la puerta del baño, antes de que mandara todo al diablo y le dijera que me hiciera suya allí mismo. Salimos y avanzamos hasta la sala, donde nadie parecía recordar nuestra existencia.
-Alice: Bueno y ¿terminaron… lo que sea que estuvieran haciendo?- pregunto riendo.
-
Tom: Alice, por favor- Lo escuche decir con tono reprobatorio.
-Alice: Nunca me imagine eso de ti hermanito- La escuche decir mientras daba miradas a Tom y a Dylan.
Tom le mostró el dedo con disimulo, para que no lo vieran mis padres. A veces Alice era muy infantil.

-Dylan: Bueno… - dijo siempre sonriente- Como verán no es que yo sea gay… pero deben saber que es difícil resistirse a la entrepierna de Kaulitz… si no, pregúntenselo a mi hermana…

Sentí como el calor me subía al rostro en dos segundos. Una cosa era hacer bromas en grupo y otra muy distinta, era hacer bromas ante nuestros padres. Maldito. A Dylan eso no parecía importarle, de todos modos, pero a mí eso no me hacía ninguna gracia, Mama comenzaría a dudar en seguida de Papa con respectoa su rol de Padre, pero la verdad es que él lo hacía perfecto, ambos en realidad.
Tom me dio un apretón, dándome ánimos. Se acerco a mi oído para susurrarme:

-
Tom: Quizás en vez de avergonzarte deberías avergonzar a tu hermano, tú sabes…- Me sonreí y entendí en seguida. Me compuse rápidamente y muy calmadamente dije:

-Tu: Bueno, lamento lo que han tenido que ver en el baño… pero yo comprendo que mi hermano Dylan tenga problemas con sus inclinaciones sexuales de vez en cuando… le dije un millón de veces que 
Tom no era de su estilo, pero él insistió… y ahora que el pobre estaba en un apuro, no demoro nada en aprovecharse de la situación e ir a poner sus manos en la masa… y escuche que Dylan le rogaba a Tom por sexo oral…

Ese comentario basto para causar la risa de los chicos, la indignación de Alice y el espanto de Mama y Papa. 
Tom y Yo reímos, tratando de indicar que todo no era más que una broma, pero al parecer no nos creyeron mucho. Que mal pensados. Mama aun me miraba con recelo, al parecer sin creer que el problema del baño estaba superado… o que Tom no era gay. Lo único que me faltaba.

Dylan me miraba con furia, pero no me dijo una sola palabra. No me preocupe demaciado, sabia que luego se le pasaria y seguiriamos seindo tan unidos como siempre. Ademas solo fue una broma inocente.

A los pocos minutos Dylan me lanzó un par de amenazas desde lejos, pasándose el dedo por el cuello repetidamente, pero no le hice el menor caso. Luego insistió con 
Tom, quien en respuesta le mostraba el dedo medio con insistencia. Supongo que intuyó que había sido Tom el de la idea. El se lo busco, por ponerme mal ante todos. Aunque en realidad fuese verdad sobre lo de mi debilidad por la entrepierna de Tom.........












viernes, 8 de marzo de 2013

Capitulo 76 :D

-Tu: Tom...- la escuche gemir, haciendo que mis latidos subieran a mil por minuto.
-
Tom: Amor...- jadee yo, sofocado por su aroma y sus besos.
-Tu: Quiero sentirte dentro de mi- la oí murmurar haciendo que mi miembro latiera en respuesta.
-
Tom: Princesa, detente...- volví a decir con una repentina escasez de vocabulario. Pero ella estaba muy lejos de detenerse. En vez de eso, al percatarse de mi reacción, utilizo con fiereza la nueva arma que había encontrado. El poder de sus palabras.
-Tu: Quiero saborear tu sexo… quiero que te entierres tan profundo en mi que no me dejes pensar en nada mas que no sea tu cuerpo, devorándome… quiero que me tomes tan fuerte que ya no me queden fuerza para seguirte amando… te deseo tanto… deseo tu cuerpo, tu lengua en mi piel… tu boca en mi intimidad….

Mi mente quedo en blanco por unos segundos. No me podía creer que _____(tn) me estuviera diciendo todo esto, ella no se comportaba así. Y me gusto. Me gusto demasiado. ______(tn) arqueó su cuerpo hasta dejar un espacio entre ella y yo, lo suficiente para deslizar su mano y abrir mi pantalón, haciendo que mi erección saltara de su encierro. Gemí extasiado, cerrando los ojos mientras me aferraba de sus costados, quizás con demasiada fuerza. Pero ella no se quejo. Una de sus manos bajo y tomo con fuerza mi virilidad, mientras comenzaba con un ritmo desesperante de caricias, masturbándome con ímpetu, mientras mi boca se entreabría y yo tomaba aire como si fuese un pez fuera del agua. No podía hacer nada más que jadear como un desesperado.

-Tu: Eres tan grande 
Tom..- murmuró ella despacio- Estoy tan mojada… y todo por tu culpa.
-Tom: Princesa, por favor…déjame… solo déjame.
-Tu: Que es lo que quieres amor- murmuro ella melosa… ¿Es que quieres tomarme Tom? ¿quieres estar... dentro de mí…?
-Tom: Oh si… por favor… - rogué demasiado desesperado por sentirla otra vez.
-Tu: Amor no podemos- dijo terminando bruscamente de acariciarme, y pasándose a su asiento de golpe- Creo que tendrás que esperar a que estemos en otro sitio…- La mire confundido, sin comprender el real sentido de sus palabras. No estaría hablando en serio… ¿O sí?
-
Tom: Tienes que estar bromeando- dije mirándola- ¡No puedes dejarme así!- gruñí.
-Tu: No es que no quiera seguir…- me dijo mirándome-Pero aunque quisiéramos, no podríamos hacer nada. Estamos fuera de casa… y alguien viene…

Mire boquiabierto a mi alrededor… no podía creer que hubiésemos llegado a casa y menos aun que su Padre viniese hacia nosotros… ¡maldición! Me arregle como pude el pantalón y en la prisa de subir demasiado rápido la cremallera me atrape un poco de piel allí… ¡Mierda! Esto no estaba entre las cosas que yo podía dominar con calma… pero no me quedaban muchas alternativas. Mi rostro se contrajo en dolor y _____(tn) me miro entre asustada y divertida. Más le valía no reírse…

-
Tom: ¡Dios mío!- Me quejé tratando de hacer algo al respecto, de que el cierre no cercenara mi virilidad… pero sin éxito. Esto no podía verlo el Padre de _____(tn)…
-Tu: Toma, tapate con esto- me dijo pasándome un pañuelo que no supe de donde saco- Y por favor, quédate quieto y no te quejes… o Papa nos descubrirá.
-
Tom: Es fácil para ti decirlo- dije temblando aun con el rostro perlado en sudor. La vi morderse el labio, tratando de evitar reírse- No me parece nada divertido- le dije temblando.
-Tu: Hay Amor, te aseguro que no me agrada esto… yo te compensare todo el problema, te lo prometo…
-
Tom: ¡Mas te vale!- dije agobiado por el dolor lacerante de mi entrepierna.

Mi suegro se acerco a nosotros sonriendo y trate de componerme, aunque mi rostro seguía mojado en sudor y yo estaba muy rojo. Esto no se veía nada bien.
-Papa: Hey 
Tom, Hijita- dijo- ¿Todo bien?
-Tu: Si- dijo sonriendo- Hum… Tom ya se iba…
-Papa: ¿Pero cómo?... no…. No puede irse aun… Dylan quiere verlo, tu mama… y Kim tambien.
-
Tom: No- dije con voz agónica- debo irme… me esperan en casa…
-Papa: Pero Tom- rebatió- tú querías quedarte hoy acá…. Además no te ves muy bien… deberías pasar. "Mierda" pensé, al momento que miraba a _____(tn) tratando de pedirle ayuda silenciosa.
-Tu: Papa, es verdad… Tom tiene que hacer cosas en casa…. – dijo algo nerviosa.
-Papa: No, no permitiré que se marche sin saludar al menos… él ha hecho mucho por ti y por nosotros…
-
Tom: Bueno, pero solo un momento… - dije casi sin aliento, a la vez que tomaba mi chaqueta para ponerla sobre mis piernas.

Como pude salí del auto y me puse la chaqueta, que como me quedaba algo larga conseguía taparme al menos. Pero con cada paso que daba el dolor se intensificaba y no me creía capaz de soportar cinco minutos más en esa situación. Tome a _____(tn) por el brazo.
-
Tom: Esto me está matando- le susurre al oído. Ella me dio una mirada desesperada.
-Tu: ¿Te duele mucho?- pregunto inocente.
-
Tom: ¿Tú qué crees? – le conteste casi cojeando.
-Tu: Haremos algo en casa- susurro- yo te ayudare a sacarte… bueno, eso…
-
Tom: Por favor- murmure incapaz de hacer algo mas.

Entramos a la casa y para mi mala suerte todo mundo estaba allí, esperando. Chaz y Dylan… Su Madre, Alice, Kim y Chris…. Y también su Padre por supuesto. Esto se estaba poniendo mejor y mejor.

-Dylan: ¡Hey chicos!- grito feliz- Pero… ¡whoa! ¿Qué es lo que te pasa Kaulitz…? Estas con el rostro de todos los colores…
-
Tom: Me siento algo enfermo- gemí- Necesito pasar al baño.
-Alice: Uhm… quizás podamos ayudarte hermanito… es algo con tu estomago?- pregunto preocupada.
-
Tom: No… Ehmmm—si, en realidad si… es del estomago…- dije nervioso.
-Chaz: Bueno, pues podemos darte algo a ver si te alivias- me dijo amable.
-Tu: Por ahora deberían dejarlo ir al baño- dijo _____(tn) cortante.

______(tn) me acompaño hasta el cuarto de baño, pero no pudo entrar conmigo. Me dejo entrar y suspire, tratando de arreglar el embrollo en el que me había metido. En realidad no era tanto… pero dolía como el demonio. De alguna forma el cierre había pasado sobre la piel y no era una opción echarlo hacia atrás nuevamente… habría que… tirar… Lo intente, pero casi me quedo inconsciente por el dolor que me causo. Esto no iba a ser tan simple.

-
Tom: Amor...- dije al otro lado de la puerta con voz agónica- ¡ _____(tn) !- llame algo mas fuerte.
-Tu: ¡Tom! …qué sucede… ¿estás bien?- pregunto con la voz un poco alterada. Al parecer a ella tampoco le resultaba divertido ahora.
-Tom: No puedo hacer nada… necesitare ayuda… pero tú no puedes entrar, Chris me joderá por toda la eternidad… y Chaz no es una opción… ¿podrías decirle a Dylan que venga?
-Tu: ¿Estás seguro Amor?- preguntó preocupada.
-
Tom: En realidad no, pero no tengo más opciones…
-Tu: Ok, lo llamare… y por favor ten cuidado con eso… -me dijo aun preocupada.
-
Tom: Lo dices por mí… o por…
-Tu: ¡Cállate Tom, eres un tonto!- me grito ella a través de la puerta- claro que por ti... también.
-Tom: Sólo preguntaba - dije algo divertido entre todo el dolor que sentía.

Dylan entro al baño preguntando a todo grito porque demonios tenía que entrar al baño conmigo. Pero una vez que estuvo adentro, se quedo en silencio.

-Dylan: Supongo que no me traes acá para nada bueno- murmuro mirándome.
-
Tom: Es algo no muy bueno, pero no para ti…- le aclare- para mi. Y le mostré el "problema".
-Dylan: ¡Ouch! ¡por Dios… mierda! – grito.
-
Tom: ¡Cállate imbecil!- le grite – no quiero que todo mundo se entere…
-Dylan: Lo siento- murmuro- esto se resuelve solo de una forma… una vez me ocurrió a mi… y hay que hacer que se deslice…
-
Tom: ¿Y como se supone que hare eso?- le gruñí.
-Dylan: Con… algún humectante… o no se… algo que resbale…
-Justin: No creo que tengan lubricante en el baño de _______(tn)- murmuré ceñudo. Dylan se tomo la barbilla, pensante, y de pronto se le ocurrió algo.
-Dylan: Oh, ya se… ¡Alice tiene en su bolso!

-Tom: Eso es algo que no quería saber- murmure molesto.
-Dylan: Bueno, no importa… lo importante es que con ese lubricante podrás sacar tu… bueno, eso de la cremallera… o seguro _____(tn) me mata si no lo sacas pronto de allí…
Dylan salió del baño y _____(tn) aprovechó de colarse.
-Tu: Amor, como siento todo esto… fue mi culpa, si no te hubiese incitado…
-
Tom: No Princesa, no es tu culpa… yo fui quien subió la cremallera… nadie mas… además si esto es el pago, valió la pena…- ______(tn) se me acerco y me dio un beso en los labios, suavemente. Pero fue lo suficiente para activar a mi atrapado amigo... lo cual no fue del todo bueno.
-Tom: ¡Demonios! – gruñí presionando el bulto de mi entrepierna- ¡Amor, largo de aquí…!

Ella salió con rapidez del baño, mientras yo trataba de calmarme para que no me doliera más de la cuenta… Esta situación era horrible, oficialmente. Dylan entro rápido al baño, con el lubricante en la mano.

-Dylan: Acá esta…. Alice no noto que lo tome o me preguntaría… así que lo saque a escondidas- dijo.
-
Tom: Está bien Dylan, solo dame eso… para ponerme un poco… - le pedí quitándole el tubo de la mano.
-Dylan: No… así no… - gruño- con eso solo conseguirás mancharte la ropa… tienes que poner un poco en tu mano…
-
Tom: Mierda, no soy experto en lubricantes- gruñí- además nunca lo necesite en mis relaciones.
-Dylan: Eso es porque no has probado nunca la opción B- me dijo serio.
-Justin: ¿La opción B? – dije yo- no… espera… no quiero saber nada de opciones tuyas con mi hermana - gruñí imaginando a lo que se refería.
-Dylan: Ya cállate idiota y dame eso… yo lo hare- me dijo.
-
Tom: Cuidado Dylan… si me dejas sin mi amiguito _______(tn) te perseguirá por toda la eternidad- le gruñí nervioso.
-Dylan: Ya cállate….- dijo él arrodillándose ante mi. Y entonces, tenía que surgir el desastre. Mi propia ley de Murphy.

Oí un grito de advertencia, de _____(tn), que llego demasiado tarde… pues de pronto tenia a toda la familia de ella y a la mía en el baño. Creo que a Dylan se le olvido poner el seguro. La escena no era del todo comprensible, pues Dylan estaba arrodillado ante mí, yo me afirmaba de su hombro y él tenía una de sus manos en la cremallera de mi pantalón y la otra llena de lubricante. Eso sí que se veía raro…

-Papa (tn): ¿Que se supone que hace mi hijo de rodillas ante el novio de mi hija tomándole… eso?- dijo, a estas alturas ya no sé si llamarlo suegro....
-Alcie: ¡Dylan!… ¿porque le estás poniendo lubricante en el... amiguito a mi hermano? – chillo enfurecida – Y de donde sacaste eso… ¿lo sacaste de mi bolso?

¡Ay mierda! Esto iba a ser muy, pero muy difícil de explicar...................








Ayyyyyy dios que me rei con este capitulo espero que le guste ;) jajajajaj espero que les este llendo de maravilla en todo lo que desean las quiero un monton <3 un abrazo gigante :)