Contador de Visitas

martes, 14 de mayo de 2013

Capitulo 89 :D

-Tu: ¿No crees que deberíamos volver a la recepción? quizás nos extrañen- dije mientras Tom mordisqueaba mi cuello, dispuesto a hacer el amor por segunda vez en el prado.
-Tom: Dudo que siquiera se acuerden de nosotros… además creo que no nos perdonarían otro escándalo… es culpa de Alice, por elegir esta clase de vestidos- dijo apretando la suave tela que estaba arrugada a nuestro costado.
-Tu: ¿Amor... qué será de nuestra vida?- pregunté acariciando su espalda- ¿Crees que estaremos juntos para siempre...?
-Tom: Quien sabe, pero al menos sabrás que esa será mi meta… no quiero que te alejes jamás de mi… - dijo besándome.
-Tu: Mmmmmm- conteste mientras los labios de él bajaban hasta mi pecho.
-Tom: Dios, solo espero que jamás se muera la pasión que siento por ti… - dijo posicionándose sobre mi cuerpo.


Y una vez más, Tom entro en mí. Esta vez, extrañamente, fue cálido y pausado. Su lentitud era tan desesperante como su fiereza, y sentí como mi cuerpo respondía extasiado ante sus caricias, al toque de sus manos.



Tom levanto mis piernas, dándose un mejor ángulo, y entró en mí, con una lentitud y profundidad arrolladoras. El cerró sus ojos y apretó el césped del prado con sus manos, en una muestra excesiva de concentración. Esto era el cielo.



Su miembro se deslizo con delicadeza en mi sexo mojado, acariciando cada vez que entraba. Los jadeos de Tom eran profundos y lentos, pero no menos excitantes. Mi piel temblaba y el placer se extendió como olas cálidas por todo mi cuerpo. Mis manos arañaron su espalda, muy despacio, mientras busqué sus labios, deseosa del elixir de sus besos.



El beso también fue suave, cargado del amor que nos teníamos. Mi lengua acaricio la suya y el calor de su boca se extendió por todo mi cuerpo. Tom me abrazo y siguió entrando en mí despacio, rítmicamente, mientras sus manos se apoderaban de mis pechos, acariciando con suavidad, dando pequeños y dulces apretones. Me recordó tanto a la primera vez que estuvimos juntos… mi mente se nubló y me sentí de pronto muy mareada, llevada por un océano de deseo.



Pronto el cosquilleo entre mis piernas creció, hasta convertirse en puro fuego. Mi cuerpo se tensó, en anticipación y sentí una leve urgencia en las embestidas de Tom, las que se aceleraron levemente. Creí que moriría cuando sentí su lengua mordiendo mi cuello cuando Tom se descargo en mi, poderoso y temblando, desencadenando solo con la sensación de su calidez, mi propio orgasmo, extenso y devastador.



Nos quedamos tendidos sobre el césped, respirando entrecortadamente. Las manos de Tom me seguían acariciando, y lentamente sentí como su agarre se iba haciendo cada vez más débil, hasta que finalmente su mano cayó a su costado. Lo mismo sucedió conmigo. El cansancio era demasiado. Cerré los ojos demasiado cansada hasta para sonreír y me quede así, entre los brazos de él, descansando en medio de la noche. Para cuando despertamos eran casi las tres de la mañana.



-Tom: Princesa, debemos ir a casa… te resfriaras- murmuro besando mi hombro desnudo.
-Tu: Lo sé… pero tengo sueño—me queje rodando hacia un lado.
-Tom: Ven Amor, dormiremos juntos…- Sentí que me alzaron en brazos y me llevaron hasta el volvo. Tom me envolvió en su chaqueta y cuando entre abrí los ojos, lo pude ver solo con su pantalones y una camiseta liviana. Me sonrió- ¿Estas muy cansada?- me dijo acariciándome una rodilla.
-Tu: Si- dije algo ida- quizás sea mejor que intente seguir durmiendo…
-Tom: ______(tn)...- escuche que me decía- ¿puedo preguntarte algo?
-Tu: Mmmmm- conteste a punto de volverme a dormir.
-Tom: ¿Te casarías conmigo Princesa?- lo oí preguntarme.
-Tu: No- gruñí entre sueños. Solo escuché la armoniosa risa suave de Tom.
-Tom: Esa es mi chica- dijo sonriendo.
-Tu: Quizás mas adelante Tom...- le dije bostezando.
-Tom: Lo sé, terminaras aceptando- dijo muy seguro.
-Tu: ¿Cómo lo sabes?- le gruñí abriendo un solo ojo.
-Tom: Bueno, pues porque mientras hacíamos el amor en el prado aceptaste usar mi anillo… así que estas oficialmente comprometida.



Curvé las cejas extrañada. ¿En qué momento yo había aceptado algo así? Mire mis manos y efectivamente, un hermoso anillo adornaba mi dedo. Lo mire algo noqueada y destelló aun entre las sombras. En mi cara se dibujo una sonrisa.



-Tu: Es hermoso- murmure- pero no recuerdo haber aceptado usarlo...
-Tom: Eso fue porque estabas muy ocupada teniendo uno de tus orgasmos- rió.
-Tu: Eres un pesado...- le dije, pero la sonrisa no se iba de mi cara.
-Tom: ¿Lo usaras?- pregunto esperanzado.
-Tu: ¿Tengo alguna otra opción?- conteste arropándome con su chaqueta.
-Tom: No la tienes, proque me amas y sabes que algun dia seremos Marido y Mujer.
-Tu: Bueno… lo usare entonces- murmure. Aun entre las sombras, pude ver la sonrisa de Tom extenderse ampliamente en su rostro- ¿Y cómo harás para que acepte casarme contigo?- pregunte al borde de la inconsciencia.
-Tom: Eso es fácil- rio- No te hare el amor hasta que aceptes casarte conmigo- dijo serio.
-Tu: ¿Qué?- pregunte abriendo los ojos de golpe- Sabes que no duraria ni un solo dia, eso no es justo.
-Tom: Es una técnica algo devastadora- dijo el- pero sé que cederás tu primero, si algo he aprendido contigo es a ser paciente.
-Tu: No creo- dije altiva- estoy segura de que cederás tu primero y me rogaras volver a estar juntos… y no necesitaras la excusa del matrimonio…



Tom rió y aceleró en su volvo. Llegamos a la recepcion, pero ya a las cinco de la madrugada no quedaba casi nadie, bueno los tipicos borrachos y uno que otro mesero. Asique decidimos ir a casa. Yo a la mia y Tom a la suya, ya habiamos cumplido la cuota de esa noche. Me despedi de él y subi a mi habitacion a descansar, pero un repentino mareo me lo impidio. Llegue como pude al baño y vomite lo poco y nada que habia comido, me sentia pésimo. 



Trate de pensar a que se deberia. Por comida no podia ser, porque con Tom no alcanzamos a llegar a la recepción de la boda.... A menos que....No, no podia ser eso... ¿O si? Y si Kim tenia razon y resultaba que si estaba embarazada... Me toque el abdomen instintivamente mirandome al espejo que estaba fuera del baño y una felicidad me inundo. Yo con un bebé... Una sonrisa traviesa se dibujo en mi rostro, comenzé a creer que seria lindo, además Tom se veia bastante emocionado por lo que demostro en la Iglesia. Hubiera seguido inmersa en mis pensamientos, si no hubiera sido por otra naúsea que me obligo a regresar al baño.....No dire mañana, porque ya casi es de dia, pero en unas horas iré a una farmacia por una prueba de embarazo y saldré de la duda lo antes posible, aunque yo ya sabia el resultado ................






2 comentarios:

  1. Awww si un bb :D seria lindoo. Me encanto el capitulooo!! Amo la fic. Que mas hahaha
    siguela prontoo.. Bye cuidate xD

    ResponderEliminar
  2. Ay, Tom! xD Eres un caliente de primera! xD Jaja. Me gustó mucho el capítulo. ¡Y (Name) con un bebé! :33 Ya me imagino el resultado de la prueba xD; y me imagino también como reacciinara Tom cuando ella le diga xD. Ya quiero leer ese capítulo xD.

    ¡Nos vemos! *-*7 ¡Sube pronto! c:

    ResponderEliminar