Contador de Visitas

sábado, 6 de octubre de 2012

Capitulo 24 y 25 :D


Narra ______(tn)

De alguna forma todo el mundo fue a parar al bar de Chris, el Fantasy. No estaba muy segura como habíamos llegado allí, pero agradecí estar en cualquier otro sitio que no fuese mi casa o la de Tom. A mi casa, no podía ir sin preocupar a Mama o Papa y ni hablar de quedarme donde Tom.
A apenas me hablaba, pero sentía su reconfortante abrazo. Chris cerró temprano y nos quedamos allí, tratando de organizar el escándalo. Solo Megan había desaparecido, pero hasta Mike y Antony estaban allí. Todos me miraban con cara de compasión. Eso no me gusto.

-Tu: Estoy bien – dije con una voz seca, casi irreconocible.
-Kim: _______(tn), deberías sacar lo que llevas dentro- dijo mi hermana alentándome.
-Tu: No tengo nada que decir. Fui una imbécil. No sé como deje que esto pasara.
-Chris: Tom es el culpable – dijo despacio.
-Tu: No- dije tajante – No lo es. Yo sabía en qué me estaba metiendo. Solo que nunca espere… yo no quería… amarlo…
Todos se me quedaron mirando con lastima.
-Alice: Yo te lo advertí, pero creo que ya era tarde – musito ella con cierto aire de tristeza.
-Tu: No estoy segura sobre lo que hare ahora- musite despacio.
Reino el silencio en la habitación. No estaba segura de nada, excepto por una cosa: NO quería volver a ver a Tom Kaulityz en mi vida. No era sano.
-Kim: Pues, podrías irte a la casa de la playa… en California.
-Alice: ¿California? – escuche que decía confusa.
-Tu: Si – musite yo, mientras más lejos mejor pensé - ¿Que les diremos a Mama y Papa?
-Dylan: Eso déjamelo a mí – Me dijo mi hermanito, tan preocupado como siempre– tu solo debes partir… puedes llevarte mi automóvil si quieres.
-Alice: ¿En realidad crees que lo mejor es huir?
-Tu: No soy capaz de estar cerca de Tom- dije casi en un murmullo agónico.
-Alice: Lo siento – dijo – en realidad mi hermano es una bestia en ocasiones…
-Kim: Un malndacido – murmuro Kim aun con odio en sus ojos al momento de mirar a Alice.

Chris y Alice comenzaron a hablar y yo y mis hermanos comenzamos a trazar el plan. Quería huir, idealmente enseguida, pero tendría que esperar al día siguiente. Varios se durmieron en los sillones, pero yo no podía hacerlo. Mis pasos me llevaron al vip en que Tom me tuvo aquella noche…
Como dolían sus recuerdos. Tenía que irme… y ver si era capaz de olvidarlo.
Mucho más temprano de lo planeado, yo ya estaba camino a California. Me había llevado pocas cosas. Me quedo grabado a fuego el temblor de la voz de Mama, y el rostro de preocupación de Papal. Lo sentía mucho, pero debía huir. Intentar armar los pedazos de mi corazón otra vez… si es que eso era posible.

~ SEIS MESES DESPUÉS ~

El tiempo pasó tan lento, que casi se me hizo insoportable. Mi vida en California se había vuelto muy diferente a lo esperado, pero quizás eso fuera mejor. De ser una tranquila y perfecta desconocida, pase a ser una perfecta acosada. Los chicos me seguían sin yo proponérmelo y eso me causaba algo de gracia. Me volví un poco loca los primeros meses, pero no eran más que juegos. Trataba de apagar la tristeza. La pena en todo caso, aun era muy grande. Llegue a pensar que jamás pasaría.

En uno de mis múltiples paseos por la playa, fue cuando lo conocí. Él era un chico muy dulce y muy inteligente. Se hizo my amigo con facilidad y casi logro sanar por completo mi herida. Volví a reír. Chaz. Él si era un perfecto ángel. Nos veíamos casi a diario, yo había conseguido un pequeño trabajo que me dejaba mantenerme, en una constructora pequeña. Hacía de todo y poco a poco, fui ganando más responsabilidades.
Recuerdo hacer recibido un par de veces llamadas de parte de Tom. Me tomo todo mi autocontrol no contestarle. También varias veces me llamaron y no había nadie en la línea… ¿sería él? No, claro, Justin no haría algo así. Después de todo, que podríamos decirnos. Todo estaba dicho. Y hablar no me apetecía por ahora. Quizás mas adelante, cuando la herida sanara.

Chaz conoció mi historia y me escucho. No ataco ni apoyo a nadie, solo escucho. Y agradecía eso. Pronto se acercaría el cumpleaños de Mama, y me carcomía la duda de ir o no a verla. Ardía en deseos de ver a mis padres, pero temía encontrarme con Tom y no estar lista para perdonar… olvidar… y aceptar que jamás seria mío.
Fue Chaz el que me dio la idea de acompañarme. Le agradecí el gesto y le dije que lo pensaría. Esa noche, en mi habitación, estuve recordando. Pensar en Tom ya no me dolía tanto, pero era indudable que había dejado una huella. Una lo suficientemente profunda como para no permitirme tener algo con otro hombre… algo serio al menos.....

Había tenido aventuras pasajeras en California, era casi imposible no tenerlas… pero no había conseguido jamás llegar a… tener sexo. Todo quedaba en las preliminares. Simplemente no era capaz. En cuanto las cosas se ponían un poco candentes, veía sus ojos. Parecía que siempre estaba ahí. No podía hacerlo. Quería que fuese Tom.
Deseaba que fuese él. Así que todavía era bastante inexperta en la materia, aunque había llegado a hacerme famosa por mi manera de besar… en eso si que había mejorado. Me gustaría ver la cara que pondría Tom si se enterara de algo así…
Quizás no fuese tan mala idea volver a Miami........



• Capitulo #25


Al día siguiente me decidí a ir. Le pedí a Chaz que me acompañara, pues necesitaba de su compañía y su
amistad. Él acepto de inmediato. Llame a Kim, pero no fue ella quien me contesto. Me extraño eso.
-xXx: ¿______(tn)?- escuche una voz familiar.
-Tu: ¿Alice? – pregunte.
-Alice: ¡Vaya chica, pensé que te había tragado la tierra! rio ella, al otro lado de la línea-
-Tu: Alice y mi hermana…Kim, ¿por qué no lleva su teléfono?
-Alice: Oh, bueno… ella está en casa, pero… mmmm no está, digamos… disponible.
No entendí a que se refería.
-Tu: No te entiendo… ¿es que esta con… alguien?
-Alice: Precisamente – murmuró – tu hermana esta con Chris… ¿te acuerdas de él?

Claro que lo recordaba. El amigo de Tom. Bueno, no sabía si seguían siendo amigos, pero suponía que sí. Así que Kim y Chris… vaya que no perdía tiempo. Solo esperaba que no terminara con un corazón roto como yo. Como con él… Me atreví a preguntar por Tom, ya que hablaba con Alice.
-Tu: Alice y como está todo por allá… ehmmmm....
-Alice: ¿Tom? – pregunto ella, perceptiva.
-Tu: Si- dije carraspeando- Tom… ¿está bien…?- sentí un ligero dolor en el pecho.
-Alice: Él está bien _______(tn) – dijo simplemente.¿Y tú estás bien… supongo? – pregunto con cuidado.
-Tu: Si- reí un poco- fuerte como un roble. Alice, me gustaría que le dijeras a Dylan y a Kim que iré para allá el próximo mes… ¿podrías hacerlo sin que Mama se entere? Quisiera darle una sorpresa por su cumpleaños…
-Alice: ¡Claro! Será genial verte, amiga – dijo Alice fraternal. Ella siempre fue agradable.
¿Y… vendrás sola? – pregunto Alice.
Esa pregunta fue extraña. Estaba segura de que a ella le daría lo mismo, pero quizás quería saber por Tom… mejor poner a todos sobre aviso.
-Tu: No, no iré sola… iré con alguien muy especial para mi… Chaz. Él es como mi otra mitad- le dije contenta.
-Alice: Oh, muy bien, yo les informare a todos- hubiese jurado que sentí énfasis en la palabra todos, pero no le di importancia.
-Tu: Genial Alice, te lo agradezco… en cuanto Kim esté disponible le dices que me llame… por favor.
-Alice: No hay problema,yo informare.Nos vemos _______(tn).
-Tu: Nos vemos – le conteste.

Me prepararía para ir a Miami. No quería que Tom viera a la misma _______(tn) de antes. No. No más _____(tn) estúpida y retraída. Quería que notara el cambio. Que no se diera cuenta de que todavía lo amaba…
Tenía un plan. Tenía que resultar. Al menos eso esperaba.
Le pedí ayuda a Chaz, quien acepto gustoso. Chaz trabajaba en una tienda estupenda, y le pedí que me ayudara con mi guardarropa.
Modifique un poco mi aspecto, recorte el cabello como recordé que a Tom le gustaba. Mi ropa tenia estilo, no como la que me había dado él, pero era suficiente.

-Chaz: ¿Estás segura de que quieres hacer esto? – me pregunto, pasándome un abrigo, ya que en California eran innecesarios, pero no así en Miami.
-Tu: En realidad no – le dije, sonriendo torcidamente- No estaba segura de nada en realidad.
-Chaz: No quiero que sufras de nuevo – me dijo él, mordiéndose el labio.
Lo mire con ternura ¿Por qué no podría amar a Chaz? Era un buen chico, hermoso… y yo no podía verlo más que como amigo. Parecía que me gustara sufrir. En realidad a veces me portaba como una tonta. Como me había dicho Tom.
-Tu: No pasara nada si tu estas ahí- le dije, acariciando su cabello- Eres mi mejor amigo. El único. Si tú me apoyas todo irá bien.
-Chaz: Yo espero que si… él es tu pasión… - me recordó.
-Tu: No podemos evitar las pasiones, pero si vencerlas- dije convencida.
-Chaz: ¿Pretendes enfrentar tus temores? – me pregunto.
-Tu: Creo que será la única forma de sacarlo de mi corazón y mi mente. De otro modo, siempre será un fantasma.
Él asintió y me dio un abrazo reconfortante, que me hizo sentir protegida y segura.
-Chaz: Entonces estamos de acuerdo.

El mes paso demasiado rápido para mi gusto. Me estaba entrando un pánico escénico increíble, y ya no me creía capaz de hacer todo lo que tenía planeado.
Llame a Kim. Necesitaba hablar con alguien.
Esta vez, me contesto.
-Kim: Hermanita – escuche su voz al contestarme.
-Tu: Kim! – dije.
-Kim: Sucede algo – me pregunto.
-Tu: Yo… no lo sé… - murmure.
-Kim: _______(tn), no es indispensable tu presencia y lo sabes. Mama lo entenderá.
Mama...No podía hacerle esto a ella.
-Tu: No – dije convencida – No me dejare vencer. Estaré por allá por la mañana – le dije.
-Kim: ______(tn), toma este consejo. Es tu decisión, pero te puede servir. No trates bien a Tom. No lo escuches, no lo mires… ni siquiera seas amable. Simplemente ignóralo. No hay mejor remedio para los malditos como él. Si en realidad te interesa olvidarlo, puedes ser su amiga. Pero si tu deseo es que le duela un poco lo que te hizo, pues… nada mejor que una cucharada de su mismo chocolate.
-Tu: Kim, yo no podría ser nunca tan cruel como Tom- le dije convencida.
-Kim: No será necesario- dijo riendo- solo haz un poco de teatro. Del resto nos encargamos nosotros… no tienes idea como me gustaría ver sufrir al muy perro…
-Tu: KIM!! - le recrimine.
-Kim: Reconoce que se lo merece- me dijo- luego ya puedes tirártelo si te complace, pero debería saber que con los _______(TA) no se juega hermanita. Solo piénsalo. Yo creo que tu problema es simple frustración sexual… quizás si te quitas las ganas de estar con Tom puedas olvidarlo.....
-Tu: Me gustaría que fuese tan fácil – le gruñí – no es tan sencillo.
-Kim: Es que eres un tonta enamorada – rio – pero créeme que te entiendo… es solo que no puedo entender que el corazón te lo haya robado ese imbécil…
-Tu: Kim,nos vemos mañana. Mis saludos a Chris…

Y le corte. A veces creía que Kim estaba más dolida que yo mismo. Solo esperaba que Chris le ayudara en ese aspecto. Y también con su vocabulario.
Nos fuimos en el convertible de Chaz. Tenía un poder adquisitivo más elevado que yo, por bendición de sus padres. Así que eso era un plus agregado.
Cuando llegamos a Miami, sentí un nudo en el pecho. Mi corazón se acelero, pero trate de mostrarme serena. A eso de las 10 de la mañana llegamos a mi antigua casa. Todo igual. Bueno, no es que hubiese pasado tanto tiempo…
Me salieron a recibir en cuanto escucharon el vehículo. Primero Mama, emocionada hasta las lágrimas. Como la había extrañado.
Corrí sin importarme nada y la abrace con fuerza. Papa estaba justo detrás, y me sonreía satisfecho.
-Papa: Te ves bien hija – me dijo sereno, aunque sus ojos estaban aguados.
-Tu: Tu también papa – le dije, aun sin que Mama me soltara - Mama, vas a ahogarme – le reprendí despacio, mientras ella no paraba de sollozar.
-Mama: _______(tn)… - sentí que decía, emocionada.
-Tu: Shhhhh – le decía acariciando su cabello – ya estoy aquí…
Vi a Kim saliendo con una gran sonrisa, lo mismo que Dylan. Todo mundo estaba contento.
-Dylan: ¡Vengan esos cinco! – murmuro, alzando su mano derecha.
-Tu: Hermano – reí mientras chocábamos nuestras manos.
Kim se guindo a mi cuello y me dio un sonoro beso en la mejilla.
-Kim: Te extrañábamos pequeñita– dijo ella, haciendo un puchero.
-Dylan: Oye, el aire californiano te ha sentado estupendo- dijo dándome un leve golpe en el brazo.
-Kim: ¿A propósito, quien es el chico? – pregunto mirando al convertible.
Con tanto barullo, había olvidado a Chaz. Me sonreí por mi torpeza y me acerque a él, pidiendo disculpas.
-Tu: Lo siento… -le dije, mientras le tendía una mano.
-Chaz: Tranquila… - rio despreocupadamente.
Y presente a Chaz a mi familia, que me observaban con aire pícaro. No dijeron nada, pero los conocía tan bien…
-Tu: Chaz es mi AMIGO – remarque para que escucharan.
-Kim: Por supuesto – dijo – ¿quién pensaría otra cosa?.........



3 comentarios:

  1. Extrañe la fic!! Esta hermosa .. Que pasara cuando vea Tom?? Y Tom como reaccionara?? Siguelaaa pronto. Me encanta la fic. Bye cuidate ;-)

    ResponderEliminar
  2. GRacias GRacias GRacias 10000 gracias!! Por subir cap, esta fic esta mega super!!! me gusta demasiado!!

    Espero subas pronto.

    ResponderEliminar
  3. Ya te habías tardado, tía! D:
    Ay, ay, ay. Esto se pone interesante: pensé por un momento que Tom aparecería en la escena última, pero no xD.
    Espero el otro capítulo con ansias! :-D

    Cuídate. Mil bendiciones. ¡Adiós! :-D

    ResponderEliminar